jueves 29/10/20

La cifra de fallecidos en España suma el tercer día por debajo de 100 pero repunta a 83

España registra un total de 27.778 muertos con coronavirus y 232.037 contagiados, según el último balance del Ministerio de Sanidad
El ritmo del coronavirus en España marca otro parón con 517 muertes y 3.477 contagios
La cifra de fallecidos en España suma el tercer día por debajo de 100 pero repunta a 83

El número de nuevos fallecidos con coronavirus ha sufrido este martes un nuevo repunte con 83 aunque sigue por tercer día consecutivo por debajo de 100, con lo que ya son 27.778, mientras que el número de contagiados se ha mantenido prácticamente con otros 295 y ascienden a 232.037.

Madrid ha notificado 92 positivos en 24 horas, si bien la diferencia real respecto a este lunes es de 341, debido a que esta comunidad actualiza diariamente su serie porque consolida cada jornada los casos y asigna los nuevos a la fecha en que se tomaron las muestras o se dieron los resultados.

Por detrás está Cataluña, con 51. Ambas concentran el 67 % de las nuevas muertes, con 31 y 25, respectivamente; mientras, el resto han sufrido menos de una decena, como Castilla y León (7); Aragón (5); País Vasco (4). Andalucía, Comunidad Valenciana, Galicia, Murcia y Navarra no han tenido ninguna nueva víctima mortal.

El Ministerio de Sanidad, que desde este lunes aplica un nuevo sistema de información de los datos, advierte de que tanto Cataluña como Extremadura, que ha comunicado un nuevo infectado, y el País Vasco, que no ha tenido ninguno, han validado sus casos, por lo que el dato acumulado de hoy es inferior al de ayer y "las series se están revisando".

Bajo estas premisas, el número de positivos diagnosticados mediante PCR en las últimas 24 horas es de 295, solo 10 más que el lunes, cuando suelen producirse fuertes bajadas por el retraso de las notificaciones del fin de semana.

Así, el ritmo de crecimiento se sitúa en el 0,13 %, y la incidencia acumulada en los últimos 14 días para el total de España ha bajado casi dos puntos desde ayer, con 18,36 casos por cada 100.000 habitantes.

"Vamos muy bien, pero tenemos que mantener esta prudencia durante algún tiempo", ha destacado en su rueda de prensa diaria el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón.

Así, ha considerado que la evolución de la epidemia puede que sea "incluso mejor" de lo que muestran los números porque se ha logrado uno de los objetivos fijados, que es reducir por debajo de las 48 horas el tiempo entre inicio de síntomas, la consulta médica y el diagnóstico del positivo, por lo que, si hubiera rebrotes, "quizá tendríamos la capacidad de detectarlos y aislarlos".

Las hospitalizaciones han bajado a 166 diarias, que elevan a 124.233 las producidas desde el inicio de la pandemia; esta cifra es inferior a la de este lunes porque, explica Sanidad, "algunas comunidades autónomas están depurando sus datos". De nuevo son Madrid, con 67, y Cataluña, con 38, las que presentan las cifras mayores.

Por este mismo motivo, tampoco cuadran las cifras globales de ucis, que el Ministerio cuantifica en 11.414, 37 menos que en el balance de este lunes, aunque este martes se reduce a 11 los pacientes que han requerido cuidados intensivos en las últimas 24 horas.

Seis de ellos han sido ingresados en Madrid y 3 en Cataluña, mientras que las demás, salvo la Comunidad Valenciana, que ha tenido 1, no ha atendido a nuevos enfermos en estas unidades.

Lo cual viene a demostrar esa evolución favorable, ya que el incremento de las hospitalizaciones se ha desplomado del 1 % que registraba a finales de marzo al 0,2 %, y el de las ucis ha caído del 0,8 % a menos del 0,2 %.

De la misma forma, las muertes han pasado de subir en un 1,6 % diariamente a menos del 0,4 %, cuatro veces menos.

Madrid es la comunidad que sigue encabezando todas las cifras de la epidemia, con 66.643 casos y 8.894 muertos; por detrás sigue Cataluña con 55.825 positivos y 5.981 fallecidos.

Mientras, las dos Castillas vuelven a situarse en tercer y cuarto lugar, aunque en Castilla y León hay 18.549 contagiados y 1.960 fallecidos y en Castilla-La Mancha son 16.677 los casos confirmados y 2.900 los muertos.

El País Vasco es la quinta comunidad en cuanto al número de contagiados, con 13.409; además, han perdido la vida 1.470 personas; Andalucía, con 12.471 positivos y 1.358 defunciones se sitúa la sexta.

USO DE LAS MASCARILLAS

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha apelado a las "personas responsables" a que se pongan la mascarilla en caso de duda sobre si pueden mantener la distancia de seguridad.

Lo ha dicho Simón durante su comparecencia al ser preguntado sobre la dificultad para interpretar la norma que obliga a usar la mascarilla, además de en el transporte público, en espacios cerrados y en la vía pública cuando no sea posible garantizar la distancia mínima de seguridad de dos metros.

Una orden que posiblemente será publicada este miércoles por el BOE y respecto a la que Simón ha reconocido que "no es fácil valorar a veces si hay una distancia menor o mayor" de la que exige la norma.

"En caso de duda lo lógico es que las personas responsables se pongan las mascarillas", ha manifestado el experto al incidir en que lo principal es tener en cuenta lo importante que es utilizarlas "cuando hay riesgo de exponer a otros a una posible infección" o para evitar la exposición al contagio en el caso de las personas vulnerables.

Sobre las medidas adoptadas para controlar el aislamiento domiciliario de las personas que están infectadas, Simón ha asegurado que existe un mecanismo de seguimiento de estos casos, que determina cada comunidad con llamadas a los afectados una o dos veces al día.

"Entendemos que los ciudadanos son responsables para conocer los riesgos a los que exponen a los demás", ha insistido el epidemiólogo, al manifestar que no se puede tener una garantía al 100% de que estos afectados guardan el aislamiento porque para ello habría que poner a personal de las fuerzas de Seguridad del Estado en las puestas de sus domicilios, lo que, ha dicho, "no se puede hacer".

Ha subrayado que los servicios de atención primaria están haciendo un esfuerzo muy importante para concienciar a los afectados no solo del riesgo en que están, sino de la situación a la que exponen a los demás y ha subrayado que "la responsabilidad personal tiene que ser parte del juego".

Sobre las comunidades que pasarán de fase la próxima semana, Fernando Simón se ha limitado a señalar que técnicos del ministerio de Sanidad y responsables de las administraciones autonómicas están evaluando los informes presentados y que el jueves se tomarán las decisiones finales.

Preguntado por la posibilidad de que el País Vasco puede pasar a fase 2 la próxima semana, ha comentado que si la situación epidemiológica continúa como hasta ahora y si se mantienen sus capacidades, así como sus mecanismos de vigilancia y detección precoz, "no entiendo porque no tendría que pasar a fase 2 como cualquier otra comunidad".

También se ha referido al caso de Andalucía, que ha confirmado tres nuevos fallecimientos en las últimas 24 horas que el ministerio de Sanidad no ha registrado.

"Puede ser un error nuestro", ha manifestado Simón, al explicar que la Junta "está haciendo una notificación excelente a través del sistema individualizado de vigilancia", pero también "está enviando los datos agregados de fallecidos", por lo que puede que Sanidad no haya "utilizado correctamente alguna de las tablas o que nos hayamos equivocado en los datos".

Simón ha sido preguntado por la reunión del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) el pasado mes de febrero, en la que, según ha publicado este martes el diario El País, se consideró “bajo” el riesgo para la población europea ante el coronavirus.

El responsable sanitario ha explicado que él forma parte, junto a otra persona del Instituto Carlos III, del Consejo Asesor de este organismo y que asistió a la reunión en Estocolmo del 18 y 19 de febrero, un encuentro periódico en el que se modificó el orden del día para que fuera monográfico sobre el coronavirus: "Eso indica que subestimar, no se subestimó mucho el riesgo en aquella reunión. Se estuvieron discutiendo todos los aspectos relacionados con la evolución de la epidemia en China".

"Si yo recuerdo bien, en ningún momento se subestimó el riesgo. Se valoró el riesgo existente en aquel momento", ha señalad.

TOMA DE HIDROXICLOROQUINA

Por otra parte, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha asegurado que la toma de hidroxicloroquina podría estar recomendada para algunos colectivos con alto riesgo de contagio de coronavirus y solo durante un tiempo determinado porque no es "inocua".

Así lo ha manifestado el doctor al ser preguntado por el hecho de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya revelado que toma este medicamento y zinc a diario desde hace más de una semana porque ha oído "muchas cosas buenas" sobre su efecto contra la COVID-19, aunque no tiene síntomas de la misma.

"Tomarlo en colectivos concretos durante periodos concretos y luego dejando márgenes de tiempo de lavado para que no se produzcan efectos secundarios puede estar recomendado; en una persona que lo vaya a tomar en largos periodos y que tienen una probabilidad de infección muy baja, como entiendo que puede tener el presidente de los Estados Unidos, es una decisión personal que no voy a entrar a valorar", ha contestado.

La hidroxicloroquina, ha explicado, es un medicamento utilizado para prevenir o tratar la malaria que, según se ha demostrado en algunos estudios, puede "reducir algo el riesgo de infección". "Las personas que hayan pasado la enfermedad no tiene ningún sentido que la utilicen", ha añadido.

Pero "no es inocua" y tiene algunos efectos secundarios hasta en el 7 % de las personas que lo utilizan, "normalmente menores", como pueden ser problemas gástricos o irritaciones en la piel que desaparecen cuando se interrumpe la ingesta.

Sin embargo, en un número "muy pequeño" de casos puede llevar a producir sintomatología neurológica o psicológica "un poco más grave", generando cuadros de cambio de carácter o problemas de personalidad.

Durante un tiempo, hubo desabastecimiento "por la mima razón que los productos" sanitarios, y es que China es la principal productora de la materia prima de la hidroxicloroquina, por lo que ha habido "problemas para acceder porque estaba muy demandada para personas en alto riesgo de exposición", como puede ser el personal sanitario, ha concluido.

Más información en vídeos 
Comentarios