martes 4/8/20

La cifra de fallecidos diarios en España baja hasta los 565 y supera los 20.000 en total

20.043 fallecidos con coronavirus, 191.726 contagios y 74.662 curados, último balance del Ministerio de Sanidad
Los responsables del Comité Técnico de Coordinación para la Gestión del Coronavirus en rueda de prensa en Moncloa
Los responsables del Comité Técnico de Coordinación para la Gestión del Coronavirus en rueda de prensa en Moncloa

El ministerio de Sanidad ha informado de 565 nuevos fallecimientos por coronavirus en las últimas 24 horas, hasta un total de 20.043 (un 2,9 % más), y de 4.499 contagios, con lo que ya son 191.726 (1,9 % más) las personas que se han infectado en nuestro país desde el inicio de la crisis.

Además, Sanidad ha reportado una cifra total de 74.662 curados, 3.166 más (un 2,3 %), y ha señalado que las comunidades han notificado 1.194 personas con anticuerpos positivos sin síntomas en el momento de efectuar la prueba, por lo que no se puede establecer "el momento de contagio ni si han padecido o no la enfermedad".

La suma de los positivos sin síntomas y los infectados con ellos eleva hasta los 192.920 los contagios totales.

Haciendo la comparativa entre esta suma total de casos y los contagios notificados el viernes, estaríamos ante un aumento del 2,4 % de las infecciones, según ha explicado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en la rueda de prensa al término de la reunión diaria con el Comité Técnico de Gestión del coronavirus.

Simón ha hecho hincapié en que la información más detallada de las comunidades hará que en "2 o 3 días" algunos datos puedan variar, lo que "no impide valorar correctamente lo que está pasando".

Ha reconocido que las cifras de fallecidos siguen siendo altas y "se están manteniendo y se han estabilizado", pero el objetivo es que alcancen las mismas reducciones que las hospitalizaciones e ingresos en UCI.

En este sentido, ha dicho que el incremento de los hospitalizados en los últimos días ha sido de un 2,6 % y en UCI, del 1,4 %.

Simón ha destacado la realización de "otro tipo de análisis" que permiten comparaciones más fáciles entre comunidades y ha destacado la "incidencia acumulada de los últimos 14 días", que equivale a un periodo de incubación, demuestra cómo ha evolucionado la epidemia e indica "un descenso muy claro".

Esto significa que "es obvio que estamos ante una fase de descenso, con un control de la trasmisión", ha insistido Simón, quien ha resaltado que se ha pasado de hacer menos de 200.000 test PCR en la última semana de marzo a más de 400.000 en la segunda de abril.

"Esto no ha supuesto un incremento sustancial de la positividad de estas PCR. Se ha pasado de un 25 % hace tres semanas a un 8,5 % la última, lo que implica que la incidencia de la enfermedad está disminuyendo si estas pruebas se realizan con criterios similares a los previos", ha manifestado.

No obstante, "esto no se ha terminado todavía y no podemos tirar por tierra el esfuerzo que llevamos haciendo", ha advertido. "Las acciones que hacemos cada uno de nosotros tienen impacto en la sociedad".

Por comunidades, Madrid sigue encabezando las cifras de la crisis: 52.946 contagiados, 7.132 fallecidos y 30.475 curados. Continúa en segundo lugar Cataluña, donde este sábado son 39.943 los casos confirmados, 3.879 los muertos y 13.275 las personas curadas.

La dos Castillas también acumulan los mayores números de casos en tercer y cuarto lugar: en Castilla-La Mancha hay 16.349 contagiados, 1.913 fallecidos y 3.838 personas que han logrado curarse; en Castilla y León son 15.293 los casos confirmados, 1.429 los muertos y 5.103 los curados.

El País Vasco es la quinta comunidad en número de contagios, con 12.355, además han fallecido 1.020 personas y 6.556 personas han conseguido curarse.

Estas son las primeras cifras que Sanidad publica con los datos facilitados por las comunidades autónomas, según los nuevos criterios de notificación de casos de coronavirus establecidos por la orden publicada este viernes para lograr una gestión más eficaz de la información sobre el impacto de la COVID-19.

Una orden que insta a las comunidades a ofrecer datos más detallados y que, según advirtió Sanidad, "no todas pueden recabar en el mismo momento", por lo que la adaptación al nuevo criterio llevará días y puede generar un descuadre respecto a la serie conocida hasta ahora de contagiados, fallecidos y curados.

De acuerdo a la nueva normativa, las comunidades deben remitir diariamente el total de fallecidos por SARS-CoV-2 desde el 31 de enero, así como los casos acumulados confirmados desde esa misma fecha mediante prueba diagnóstica (PCR o test rápido de anticuerpos), incluyendo sintomáticos y asintomáticos.

DEFENSA DE LOS DATOS PUBLICADOS

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha defendido los datos sanitarios publicados sobre la pandemia de COVID-19 y ha recalcado que se están computando "todos" los muertos a causa de la enfermedad.

Simón ha contestado a preguntas de los periodistas sobre las críticas en torno a la ruptura de la serie de los datos de las últimas semanas por modificaciones en los criterios de la información que se recaba de las comunidades.

Ha argumentado que Sanidad utiliza los datos que comunican las comunidades -"no nos podemos inventar los datos", ha insistido- y que lo que ocurre es que se ha pedido "tener más detalle" para entender mejor la evolución de las cifras.

Simón ha recalcado que no se pueden comparar los datos porque han ido cambiando a medida que se han ido modificando, por ejemplo, aspectos como los tipos de test realizados, las personas a los que se les practican o los propios criterios al hacer los test.

Por ello, ha defendido que es necesario un tiempo para que las comunidades puedan adaptar sus sistemas de obtención y comunicación de datos "correctamente".

Ha reconocido que a día de hoy no todas lo hacen porque en "algunas" existe todavía una situación de presión por el volumen de casos atendidos, pero ha apostillado que los datos de hoy "son mejores que ayer" y los de ayer "eran mejores que anteayer".

Simón ha recocido que existen diferentes criterios de cómputo sobre los pacientes fallecidos por coronavirus, ya que algunas comunidades dan información sobre casos sospechosos que el ministerio irá solicitando en algún momento en el futuro, cuando la transmisión de la enfermedad sea "de bajo nivel" e interese controlar a cada caso y todos sus contactos.

Pero ahora no es importante trabajar con esos casos, ha continuado, porque a nivel nacional se necesita a día de hoy "más estabilidad en las series" y considera que "no hay que trabajar con datos que no están confirmados".

Respecto a los datos diferentes que aporta la Comunidad de Madrid, los ha achacado a la "sobrecarga" y las "bajas" que han llevado a algunas comunidades a no haber podido establecer por ahora mecanismos adecuados "para enviar información como se solicita". "Progresivamente se irá mejorando la calidad de los datos", ha apostillado.

Sobre los muertos, Simón ha recalcado que se cuentan "todos" y que en este capítulo el problema radica en cómo interpretar correctamente los fallecidos, que en este momento se computan cuando hay un test diagnóstico.

Ha incidido en que no todos los positivos en coronavirus que fallecen lo hacen a causa de la COVID-19, pero se contabilizan "igual" y así dan estabilidad a los datos.

ADAPTAR Y RELAJAR LAS MEDIDAS

Por otra parte, el director del Centro de coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha anunciado que se irán relajando las medidas de control, según se compruebe que la transmisión del coronavirus "está realmente controlada", pero ha advertido de que esta "no se pueden eliminar de un día para otro".

Así lo ha dicho Simón, "como experto del Comité Científico", durante su comparecencia, en la que, ha dicho, "hay acuerdo de que las medidas no se pueden quitar de un día para otro" porque "no se puede tirar por tierra" el esfuerzo realizado durante el mes y medio, que se cumplirá el próximo 26 de marzo.

"Obviamente se entiende que se pueden ir adaptando" esas medidas de control, que contempla el estado de alarma, ha indicado, pero siempre que se pueda garantizar que "la capacidad de nuestro sistema asistencial puede responder, sin llegar a los límites de presión anteriores, ante un posible rebrote, aunque sea más pequeño".

Y ha recordado que el último decreto sobre el estado de alarma permite la salida de los menores para hacer actividades necesarias con sus progenitores, como es el caso de ir a "comprar el pan".

El epidemiólogo ha reconocido que la mayoría de los contagios actuales se están dando en los hogares y una cifra inferior en los centros sanitarios, donde ya está más controlada la transmisión.

Y ha resaltado que la media de 5.000 contagios que se están notificando estos últimos días son de personas que "iniciaron síntomas hace 7 ó 10 y que se infectaron hace 15", por lo que se puede concluir que "el nivel de transmisión actual es mucho mas bajo que en aquel momento". 

ORÍGEN ANIMAL DEL COVID-19

Además, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha asegurado que hay estudios científicos publicados que dicen "claramente" que el coronavirus es de origen animal.

Esto es lo que ha dicho Simón al ser preguntado por los comentaros que apuntan a que el Covid-19 fue creado en un laboratorio.

"Este virus es de origen animal", ha manifestado al remitirse a los estudios científicos, y ha indicado que "luego, puede haber todas las hipótesis de ciencia ficción que queramos", pero, ha dicho, "alguien tendrá que probarlas".

CONTINÚA LA OPERACIÓN BALMIS

Por su parte, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Miguel Villarroya, ha dicho que la Operación Balmis mantiene este sábado 7.321 efectivos en 231 localidades, que, entre otras tareas, realizarán labores de desinfección en el recinto de Ifema, MercaMadrid, MercaBarna y MercaAsturias.

Villarroya ha agregado que también se harán labores de desinfección en nueve hospitales, 31 centros de salud y 58 residencias de mayores, así como en los centros penitenciarios de Alahurín de la Torre (Málaga) y Morón de la Frontera (Sevilla).

También hay previstas labores de desinfección, entre otras instalaciones, en el polígono industrial de Orihuela (Alicante) o en el Centro Integral se Seguridad de Valencia.

En cuanto a las labores que realiza la Guardia Real para colaborar en la Operación Balmis, ha destacado la desinfección de residencias de mayores o en la áreas de urgencias del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Asimismo, está activa en el área de apoyo logístico y ha enlazado el Banco de Alimentos de Madrid con el Corredor el Henares, y con varias parroquias y organizaciones sociales para la distribución de víveres entre los mas desfavorecidos. A día de hoy, ha precisado, han trasladado más de 60 toneladas de productos básicos.

Además de apoyar a la Unidad Militar de Emergencias en el traslado de enfermos entre distintos centros sanitarios de Madrid, algunos de los enfermeros de la Guardia Real se han incorporado de manera temporal a la platilla del Hospital Gómez Ulla de Madrid para reforzarla.

El JEMAD, por otra parte, ha señalado que quería unirse, “con el resto de las Fuerzas Armadas al homenaje que la España de los balcones” realiza todas las tardes al “heroico” personal sanitario”.

MÁS DE UN CENTENAR DE DETENIDOS

De su lado, la Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a 108 personas en las últimas veinticuatro horas por incumplir las restricciones de movilidad del estado de alarma, aunque en algunos casos los arrestados simulaban aprovechar desplazamientos autorizados para cometer delitos.

Es el caso de un hombre que fue detenido este viernes en Dos Hermanas (Sevilla) cuando al ser interceptado su vehículo por la Policía Nacional justificó, en un principio, que estaba haciendo una mudanza. Los agentes averiguaron que lo que, en realidad pretendía, era transportar tabaco de contrabando.

"Seguimos patrullando por tierra y aire, y ojalá que la cifra de insolidarios sea cero, pero lamentablemente algunos se empeñan en ponerlo difícil", ha dicho la comisaria principal de Policía Nacional, Pilar Allúe, durante la rueda de prensa diaria del Comité Técnico.

Allúe ha detallado que en las últimas 24 horas los agentes de este cuerpo han propuesto para sanción por incumplir el real decreto del estado de alarma a 4.687 personas y que son ya 156.000 los formularios de multa presentados.

La responsable de la Policía Nacional ha lamentado que la cifra de detenidos en el día de ayer ascendiera a 92 personas, lo que supone un ligero repunte de arrestados con respecto al día anterior.

Mientras, en los controles en las fronteras terrestres se realizaron a 13.700 personas este viernes y motivaron 245 denegaciones de acceso a España.

A los 92 arrestados de la Policía Nacional se sumaron ayer otras 16 detenciones practicadas por la Guardia Civil en los más de 11.000 controles en espacios públicos, donde fueron identificadas más de 140.000 personas, según ha indicado en la misma comparecencia el general José Manuel Santiago.

En total, la Guardia Civil formuló alrededor de 4.900 denuncias, en tanto que ha continuado con su labor de auxilio en la entrega de medicamentos a personas mayores y con movilidad reducida.

Respecto a la protección a las víctimas de violencia machista, el general del instituto armado ha revelado que esta madrugada se ha detenido a un hombre en un domicilio de Gran Canaria tras la llamada al 112 de un niño asustado alertando de la situación.

Los agentes detuvieron al presunto agresor y auxiliaron a la mujer y a su hijo que estaban en una habituación encerrados. Posteriormente sospecharon que el arrestado podía estar afectado de coronavirus, por lo que se aisló preventivamente a los guardias civiles que lo arrestaron y desinfectaron las instalaciones como el vehículo policial.

SE EXTENDERÁN LAS MARCAS EN LOS ANDENES

Por último, las marcas para mantener la distancia social entre pasajeros en las estaciones de Cercanías de Atocha y Chamartín se van a continuar instalando en el resto de andenes de las estaciones del país y Renfe proseguirá reforzando a partir del lunes el servicio para garantizar la seguridad de los que se desplazan por este medio.

La secretaria general de Transporte, María José Rallo, durante la rueda de prensa, ha explicado que el uso de Cercanías, tras reanudarse determinadas actividades económicas, crece ligeramente, un 10 % ayer y con pequeños ajustes durante la semana, en que se está estabilizando.

Ha explicado que las marcas que se han puesto en los andenes de las estaciones madrileñas de Atocha y Chamartín se van a seguir colocando en los de las estaciones de Barcelona, Valencia y resto de núcleos de Cercanías hasta llegar a todas las estaciones.

Rallo, que ha recordado la conveniencia de utilizar las mascarillas en el transporte público, ha indicado que Renfe sigue trabajando para ajustar la oferta y la demanda en Cercanías para garantizar la movilidad a aquellos que trabajan en las actividades que están permitidas bajo el estado de alarma por el coronavirus y partir del lunes, habrá un refuerzo en Sevilla y Valencia.

Ha indicado que, en el caso de los servicios comerciales ferroviarios, principalmente el AVE, la utilización está siendo de unas 1.500 personas al día, aunque este viernes se llegará a las 1.888, cifra que, no obstante, es un 3 % inferior a la del día equivalente del año pasado.

La secretaria general de Transporte ha recordado que desde el lunes Renfe hará que todos los billetes con plaza asignada en servicios comerciales (AVE, Alvia o Euromed) sean nominativos para que los viajeros faciliten su nombre y datos de contacto, a fin de comunicar con los viajeros en caso de necesidad por la alerta sanitaria o incidencias en la circulación.

En los servicios de autobuses de larga distancia, la utilización está siendo de entre el 4 y el 6 %, ha dicho Rallo, que ha señalado que este viernes en el transporte aéreo se registraron 326 operaciones, que representan el 6 % de las que se desarrollaban en un día equivalente cuando no se estaba bajo el estado de alarma.

Entre esas operaciones, 110 fueron con países de la Unión Europea (UE) y 81 conexiones entre la Península y las islas, o entre islas.

En cuando a la circulación de vehículos ligeros, se ha reducido un 70 % en los accesos a las ciudades respecto a los niveles habituales, mientras que en la red principal de autovías y carreteras la caída es del 72 %.

Por ejemplo, este viernes ese descenso fue del 78 %, debido a que los viernes en una situación de normalidad hay más tráfico.

En el caso de los vehículos pesados, Rallo ha dicho que la reducción es del 30 % y ha anunciado que el lunes empezará el reparto de 3,3 millones mascarillas a los profesionales del transporte y que ayer llegó un nuevo pedido de Adif, al tiempo que ha señalado que el Ministerio de Transporte y Movilidad podrá repartir hasta 7 millones de mascarillas a estos trabajadores.

Más información en vídeos 
Comentarios