sábado 18/9/21

Pfizer reduce temporalmente las entregas de vacunas a Europa para incrementar la producción

Pfizer promete a la UE que recuperará el retraso y habrá repartido a tiempo lo pactado para el trimestre
Pfizer y BioNTech anuncian una eficacia del 90% de su vacuna contra el coronavirus
Pfizer reduce temporalmente las entregas de vacunas a Europa para incrementar la producción

Pfizer reducirá temporalmente las entregas a Europa de su vacuna contra el COVID-19 a partir de la próxima semana para aumentar su capacidad de producción de 1.300 a 2.000 millones de dosis al año, según ha informado este viernes el Instituto Noruego de Salud Pública (FHI, por sus siglas en noruego) y ha confirmado posteriormente la compañía.

Pfizer y BioNTech aseguran haber desarrollado un plan que permitirá la ampliación de las capacidades de fabricación en Europa y que permitirá suministrar de manera significativa más dosis en el segundo trimestre, lo que requerirá ciertas modificaciones de los procesos de producción.

Como consecuencia de ello, las instalaciones en Puurs, en Bélgica, experimentarán una reducción temporal en el número de dosis entregadas durante la próxima semana. En cualquier caso, la farmacéutica ha asegurado que se retomará el programa original de suministro a la Unión Europea a partir de la semana del 25 de enero, con un aumento del suministro desde la semana del 15 de febrero.

De este modo, ha señalado, se suministrará la cantidad de dosis de la vacuna comprometida "totalmente" en el primer trimestre y "significativamente" más en el segundo trimestre.

Pfizer ha informado, al mismo tiempo, de que estos cambios en el proceso y las instalaciones para incrementar el volumen de producción de dosis "requerirán aprobaciones regulatorias adicionales", aunque no ha especificado cuáles.

El organismo noruego ha detallado que "esta reducción temporal afectará a todos los países europeos". Así, por ejemplo, Noruega recibirá la próxima semana 36.075 dosis, en lugar de las 43.875 previstas, es decir, un 17,78 por ciento menos.

En estos momentos, España está recibiendo alrededor de 350.000 dosis por parte de Pfizer cada lunes, según el Ministerio de Sanidad. Si se aplica una reducción de envíos similar a la que ha informado Noruega, nuestro país podría pasar a recibir 62.230 dosis semanales menos, es decir, 287.770. De acuerdo con los datos aportados por el país escandinavo, "todavía no está claro cuánto tiempo pasará para que Pfizer alcance de nuevo su máxima capacidad de producción".

En cualquier caso, Pfizer ha subrayado que trabaja "incansablemente" para respaldar la implementación de las campañas de vacunación en todo el mundo, "no solo expandiendo sus propias capacidades de fabricación, sino también agregando más proveedores y fabricantes para aumentar la capacidad total de fabricación".

HABRÁ REPARTIDO A TIEMPO LO PACTADO

Al respecto, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha asegurado este viernes que ha recibido garantías expresas de Pfizer respecto a que habrá suministrado a tiempo a los países de la Unión Europea todas las dosis de la vacuna contra el coronavirus comprometidas para este trimestre, a pesar del retraso en el reparto que la firma ha anunciado que habrá durante unas semanas.

"Tras este anuncio, he contactado inmediatamente con el director ejecutivo de Pfizer, quien me ha tranquilizado diciendo que todas las dosis garantizadas para el primer trimestre serán suministradas en el primer trimestre", ha declarado Von der Leyen en una rueda de prensa desde Lisboa, a donde ha viajado para marcar el inicio de la presidencia de turo portuguesa del Consejo de la UE.

La jefa del Ejecutivo comunitario ha explicado que en su conversación con Albert Bourla éste le ha asegurado que el laboratorio trabaja para "acortar los retrasos y recuperar el tiempo" perdido y que, en todo caso, asegurará "absolutamente" que se cumple lo acordado "en tiempo y forma". Las cifras sobre las dosis comprometidas por Pfizer para los Estados miembro en ese plazo, sin embargo, no se ha comunicado.

Von der Leyen ha querido restar gravedad al anuncio de Pfizer con las garantías para el trimestre y ha recordado, además, que el proceso habitual para el desarrollo, producción y suministro de una vacuna "lleva normalmente diez años", pero esta pandemia ha obligado a agilizar todos los procedimientos, lo que hace "normal" que haya algunos problemas.

Por ello, ha añadido, es importante ayudar a las compañías farmacéuticas a acelerar su capacidad de producción para que se vea aumentada y puedan responder a la demanda.

También ha recalcado que la Unión Europea ha adquirido en total más vacunas de las que necesita para atender a las necesidades de los Estados miembros y ayudar a otros países vecinos más vulnerables.

En todo caso, el primer ministro portugués, Antonio Costa, que ha comparecido junto a Von der Leyen en Lisboa, ha considerado que este incidente debe hacer pensar a los Veintisiete y ha pedido al resto de socios de la UE que tengan en cuenta que el proceso de inmunización "llevará meses" y conviene que cada Estado miembro prevea el impacto en su plan de vacunación de "incidencias" en los distintos niveles de la cadena, para evitar que otros problemas compliquen la estrategia.

A modo de ejemplo, Costa ha dicho que Portugal ha creado una reserva de segundas dosis para asegurar que quien ha recibido la primera recibe la segunda en los plazos seguros aunque hubiera problemas en la llegada de más vacunas, ya que si los tiempos se exceden se perdería el efecto de las primeras inyecciones.

Comentarios