domingo 9/8/20

Los contagios en España repuntan a 263 en 24 horas y a 4.297 en los últimos siete días

- España registra un total de 28.409 muertos por coronavirus y 256.619 contagiados, según el último balance del Ministerio de Sanidad.

- Desde que finalizó el estado de alarma se han producido un total de 171 brotes en toda España, 120 permanecen activos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros

La cifra de contagios de coronavirus detectados en las últimas 24 horas ha repuntado a 263, un centenar más que este lunes, y los diagnosticados en siete días se han incrementado a 4.297, 803 de ellos con síntomas.

Además, en esta semana han muerto ocho personas, -tres en Castilla y León y el resto en Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Madrid y País Vasco-; así, el total de fallecidos desde el comienzo de la pandemia se sitúa en 28.409, tres más que los contabilizados por el Ministerio de Sanidad este lunes.

Mientras, según su última estadística, los nuevos casos se concentran en la comunidad de Aragón, donde este lunes se confirmaron 81 positivos mediante PCR, seguida de Cataluña, con 66; Andalucía, con 26 y Madrid, con 25.

Por debajo de esa cifra están Castilla y León, que ha informado de 15 casos; Extremadura y Navarra, ambas con 11; la Comunidad Valenciana (9); Asturias (5); Galicia (4); Canarias (3); Murcia y La Rioja (2); Baleares, Castilla-La Mancha y País Vasco, con 1 cada una. Solo Cantabria y Ceuta y Melilla no han diagnosticado nuevas infecciones.

Las comunidades han notificado otros 666 positivos a Sanidad, con lo que ya son 256.619 los casos confirmados en España, cifra que le sitúa en el noveno puesto mundial con más afectados, por detrás de Estados Unidos (3.296.599), Brasil (1.884.967), India (906.752); Rusia (739.947); Perú (330.123), Chile (317.657), México (304.435); Reino Unido (290.133) e Irán (257.303) y en el octavo en número de muertos.

En estos últimos 7 días se han detectado 4.297 casos, más de la mitad en Cataluña (1.147). Por detrás está Aragón, con 500; Madrid (278) y Andalucía (267); solo Ceuta y Melilla se mantienen con ninguno.

Así, la tasa de incidencia acumulada (casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes), que en el conjunto de España ha ascendido al 9,14, es muy dispar entre autonomías: los brotes de Aragón y Lleida disparan la de la primera al 37,9 y la de Cataluña al 30,32, mientras que la de Asturias es de 0,68 y la de Canarias del 0,84.

Si se tienen en cuenta los últimos 14 días, son 6.955 los contagios confirmados -la mitad también en la comunidad catalana- lo que eleva la tasa de incidencia acumulada al 14,79.

No obstante, el indicador más fiable para los expertos sanitarios es el de los confirmados que han iniciado síntomas en los últimos 7 días, que han sido 120 más que los reflejados ayer, un total de 803. A la cabeza sigue la comunidad de Cataluña con 427, una cifra muy superior a la de la siguiente, que es Aragón (75); les siguen Andalucía (41), Navarra (43) y Madrid (37).

Atendiendo a los últimos 14 días, son 2.325 las personas positivas con síntomas.

Sanidad cifra en 165 las hospitalizaciones producidas en siete días y en 125.797 las totales. También Cataluña acapara el número mayor con 32 pacientes ingresados, por encima de los 26 de Aragón y los 25 de Madrid. Todas las comunidades han efectuado alguna hospitalización salvo Ceuta y Melilla.

Asimismo, el Ministerio calcula en 11.721 los pacientes que han requerido de cuidados intensivos desde el inicio de la pandemia, 11 de ellos en la última semana, de los que 2 han sido ingresados en las ucis de Cataluña, 2 en las de Galicia y 2 en las de la Comunidad Valenciana y 1 en Andalucía, Aragón, Extremadura y País Vasco.

MÁS DE 6 MILLONES DE PRUEBAS

Por otra parte, España ha hecho más de 3,8 millones de PCR desde que comenzó la epidemia por la COVID-19, en concreto, las comunidades autónomas han notificado un total de 3.849.701 pruebas, a las que se suman algo más de 2 millones de test rápidos.

Según ha informado el Ministerio de Sanidad, en total se han efectuado 6.026.446 pruebas diagnósticas de COVID-19, de las que 291.847 corresponden a la semana del 3 al 9 de julio, cuando las comunidades autónomas han aumentado su capacidad para este tipo de análisis un 6%.

Además, la tasa de PCR hasta esa fecha ha crecido hasta situarse en 81,73 por cada 1.000 habitantes, mientras que la tasa de test rápidos de anticuerpos se sitúa en 43,04 por cada 1.000 habitantes y representa un incremento del 2 % respecto a la semana anterior.

Asimismo, se han hecho 149.326 test serológicos de Ac, lo que supone una tasa de 3,17 por cada 1.000 habitantes y un incremento del 55 %.

171 BROTES DESDE EL FINAL DE LA ALARMA

En otro orden, desde que finalizó el estado de alarma se han producido 171 brotes en España, de los cuales 123 permanecen activos, según ha informado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Estos brotes afectan a 2.139 personas, si bien "la mayoría" están controlados y algunos de ellos se espera que lo estén "en breve". Precisamente con el objetivo de mejorar el abordaje de estos brotes, Illa ha presentado este martes al Consejo de Ministros el 'Plan respuesta temprana en un escenario de control de la pandemia por COVID-19'.

Este plan ha sido analizado el lunes por las comunidades autónomas en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) y, tras las aportaciones que realicen las autonomías, se espera que se apruebe este jueves en una nueva sesión plenaria del CISNS.

El objetivo del plan, que consta de cinco capítulos y cinco anexos, es reducir el impacto de la pandemia por el nuevo coronavirus mediante el fortalecimiento de intervenciones "rápidas, oportunas y eficaces" y, al mismo tiempo, preparar las capacidades de España frente a un incremento de la transmisión que, llegado el caso, pueda derivar en una segunda ola de transmisión.

Una de las principales iniciativas que contempla es que, en el caso de que un brote afecte a dos o más comunidades autónomas, se llevará a cabo, previa aprobación del CISNS, medidas coordinadas de salud pública que serán de obligado cumplimiento.

"En el escenario actual de control de la pandemia, el papel corresponde a las comunidades autónomas, las cuales lo están haciendo bien y son las que conocen la situación real de los brotes. Además, el Gobierno está trabajando de forma muy fluida con ellas", ha aseverado el ministro de Sanidad.

Además, Illa ha recordado que el plan contempla medidas relativas a la detección y control de los brotes; a las capacidades de la asistencia sanitaria; a iniciativas de protección colectiva frente al Covid-19, tanto farmacológicas como no farmacológicas; a la necesidad de tener una reserva estratégica nacional; a los elementos de vigilancia precoz de los casos; y a aspectos sobre la sanidad exterior.

"Este documento detalla el conjunto de medidas que, en función de la gravedad del brote, se deben ir tomando para controlarlo de la manera más rápida posible. Lo importante es actuar sin contemplaciones", ha subrayado el ministro de Sanidad.

De otro lado, Illa ha subrayado que hay que tener cuidado durante las reuniones familiares porque son el origen del 45 % de los 123 brotes de coronavirus que están activos en estos momentos en España.

Illa se ha expresado así durante la sesión de control al Gobierno en el Senado en la que ha instado al PP, que ha pedido su dimisión como ministro, a concentrarse entre todos a combatir los brotes porque el virus "sigue ahí" a pesar de que se ha conseguido "con mucho esfuerzo" controlar la pandemia.

El ministro ha subrayado la necesidad de que la ciudadanía no celebre con aglomeraciones multitudinarias eventos como los ascensos a primera división de los equipos de fútbol y que en las reuniones familiares se vaya con cuidado.

A este respecto ha precisado que los encuentros con la familia han causado casi la mitad, el 45 %, de los 123 brotes que hay activos en el país.

Illa ha asegurado que el Gobierno ha actuado en todo momento "con humildad" para hacer frente a la pandemia durante la que ha ido aprendiendo y que varias de las medidas fueron apoyadas por el PP, incluso sugeridas por algunos de los representantes autonómicos de ese partido.

Por su parte, el senador popular Juan José Sanz ha criticado la gestión del Ejecutivo cuya actitud ha calificado de "arrogante" y le ha reprochado que tras más de un mes del fin del estado de alarma no haya un marco normativo que disipe la inseguridad jurídica de las comunidades autónomas en la situación actual de la pandemia.

"Si le queda dignidad política, dimita", le ha pedido Sanz al ministro, a quien ha dicho que cuando se mire al espejo con las "gafas de ver y no de mirar" no le va a gustar "nada" lo que va a ver.

Más información en vídeos 
Comentarios