jueves 27/1/22

La AUGC denuncia que se da de alta por teléfono a guardias civiles con COVID-19

En todo el país hay mas de mil guardias civiles contagiados y 806 aislados por prevención
La AUGC denuncia que se da de alta por teléfono a guardias civiles con COVID-19
La AUGC denuncia que se da de alta por teléfono a guardias civiles con COVID-19

La Asociación Unificada de la Guardia Civil ha denunciado que "gran cantidad de agentes" que estaban de baja por coronavirus, con síntomas de la enfermedad o en cuarentena por haber tenido contacto con contagiados, han sido dados de alta por teléfono por personal sanitario de la Guardia Civil o del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

En un comunicado, la AUGC ha rechazado esta actuación "de una peligrosidad extrema" y ha criticado que, cuando se pide al comunicante que se identifique, se presenta "como personal administrativo y que habla por orden de los médicos", y se ordena a los agentes que se incorporen a sus puestos de trabajo, "sin realización de pruebas diagnósticas de haber finalizado la enfermedad".

Para la asociación de guardias civiles, esta medida "raya lo inconcebible" y pone en riesgo al propio agente, a los demás agentes que vayan a prestar servicio con él y los ciudadanos con los que tenga que tratar en el desarrollo de sus actuaciones. 

Por ello, ha adelantado que va a remitir un escrito a los afiliados para que soliciten tanto al Sescam como a la Guardia Civil que se identifique a estas personas y "acaten las responsabilidades que pudieran conllevar a dar de alta telefónica a los agentes". 

Por otro lado, ha lamentado la diferencia de actuaciones y medidas preventivas entre provincias de Castilla-La Mancha, pues "mientras que en la provincia de Toledo se desinfectan todos los acuartelamientos, así como toda la flota de vehículos, a través del trabajo ejemplarizante de las corporaciones de Protección Civil, en otras provincias de Castilla-La Mancha esta acción no se lleva a cabo o se hace de un modo muy insuficiente".

A ello ha añadido "un último disparate" como a su modo de ver es que se haya citado a todos los agentes de la Guardia Civil de Castilla-La Mancha a realizarse test de COVID-19 en Toledo el 29 de abril, y en Guadalajara el día 30.

A estas pruebas, según la AUGC, los agentes han tenido que desplazarse en sus vehículos particulares y solos, "sin tener en cuenta su estado físico y psicológico", algo que a su juicio es "insólito" dado que en la mayoría de los casos son "guardias civiles que se encuentran de baja laboral y en cuarentena, bien por haber dado anteriormente resultado positivo en las pruebas, bien por encontrarse aislados en cuarentena por síntomas de la enfermedad o haber estado en contacto con otras personas contagiadas", por lo que en general este tipo de desplazamientos "no resultan aconsejables". 

Por ello, se ha preguntado por qué no se han realizado pruebas en cada una de las provincias, lo que habría evitado desplazamientos.

"Es hora de que la Administración que corresponda, Ministerio de Sanidad, Sescam o Dirección General de la Guardia Civil tome las riendas de este descontrol y ponga un poco de cordura en este desaguisado antes de que sea demasiado tarde", ha exigido la AUGT que ha alertado de que, de no ser así emprenderá "las medidas necesarias para pedir las responsabilidades por los abandonos, dejadez de funciones, incumplimientos de las normas y cualquier otra cuestión que haya producido perjuicio para los guardias civiles".

MÁS DE 1.000 AGENTES CONTAGIADOS

Por su parte, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, ha dicho que en toda España hay 1.011 agentes contagiados por el coronavirus y otros 806 aislados por prevención.

Son datos que ha ofrecido este viernes en el pleno extraordinario del Consejo de la Guardia Civil, de forma telemática, que ha arrancado con un minuto de silencio por los ocho agentes fallecidos por el virus y los otros dos agentes que han perdido la vida por otros motivos durante esta crisis sanitaria.

En un pleno monográfico sobre la afectación de la crisis sanitaria producida por el COVID-19 al personal del cuerpo, Gámez ha detallado que en todo el país hay 1.011 guardias civiles que están infectados por el coronavirus y otros 806 aislados por prevención.

"Nunca se ha dudado y ante la más mínima sospecha de enfermedad se les ha indicado que permanecieran en casa, y sólo bajo criterio médico han vuelto a la actividad", ha explicado al respecto.

La directora general ha destacado que se han hecho ya casi 12.400 test, gran parte de ellos propios, y también se están haciendo en las comunidades autónomas por parte de organismos públicos, así como de aseguradoras privadas del Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS)y se van a seguir haciendo.

En cuanto al material de protección, la Guardia Civil ha distribuido entre sus agentes casi 3 millones de mascarillas, más de 2,6 millones de guantes y 42.000 unidades de gel hidro-alcohólico.

Y respecto a la atención de las demandas de las asociaciones profesionales, los mandos de la Guardia Civil han explicado que el Consejo ha respondido ya 42 de los 67 escritos remitidos por las asociaciones, a las cuales se las ha facilitado un teléfono permanente de atención 24 horas para plantear sus cuestiones.

Tras analizar las actuaciones en las última semanas, Gámez ha dicho "el trabajo de la Guardia Civil va a ser de nuevo fundamental" en la desescalada con competencias que en las próximas semanas van a ser determinantes como es la vigilancia de las vías interurbanas.

Comentarios