Los niños de Castilla-La Mancha reciben a los Reyes Magos sin restricciones por la covid-19

Después de dos años de restricciones, las cabalgatas de los Reyes Magos han recuperado su esplendor para llegar hasta el último rincón del país y repartir regalos a los miles de niños
El Rey Baltasar saluda durante la cabalgata de Reyes Magos que recorre las calles de la ciudad de Toledo este jueves - EFE/Ángeles Visdómine
photo_camera El Rey Baltasar saluda durante la cabalgata de Reyes Magos que recorre las calles de la ciudad de Toledo este jueves - EFE/Ángeles Visdómine

Los niños de Castilla-La Mancha han recibido ilusionados este 5 de enero a los Reyes Magos de Oriente en las cabalgatas que han recorrido toda la región, por primera vez sin restricciones por la covid-19, antes de que Sus Majestades repartan esta noche los regalos en todas las casas de la comunidad.

En Toledo, el izado del rastrillo del torreón del Puente de Alcántara dio por la mañana la bienvenida a Melchor, Gaspar y Baltasar que, sobre las 18.00 horas, se han subido a sus carrozas para participar en la tradicional cabalgata, en la que se han repartido hasta seis toneladas y media de caramelos.

Sus Majestades han estado acompañados por nueve carrozas y ocho pasacalles de teatro, danza y animación, integrados por más de medio millar de componentes, entre los que han destacado 25 jinetes y amazonas a caballo o la banda de música americana 'Pittsburg High School Marching Show Band'.

Según ha declarado Melchor, él y sus dos compañeros de viaje han llegado desde Oriente "llenos de ilusión y cargados de regalos y de sorpresas para los más pequeños".

El recorrido ha tenido como punto de partida la avenida de Portugal y ha finalizado en la Puerta de Bisagra con la entrega de las llaves de la ciudad por parte de la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, para que los de Oriente abran mágicamente todas las casas toledanas y entreguen sus regalos.

El Ayuntamiento ha dispuesto de dos zonas de acceso reservado para personas con discapacidad y movilidad reducida, ubicadas en las avenidas de Europa, con la calle Berna, y de la Reconquista.

Los Reyes Magos también han pasado por Talavera de la Reina, cuya cabalgata ha arrancado a las 17.30 horas de este jueves y ha repartido, a lo largo de un recorrido de 2,7 kilómetros, unos dos millones de caramelos.

En el cortejo, que ha salido desde las inmediaciones del Talavera Ferial, han participado unas ochocientas personas en carrozas que han desfilado recreando personajes de cuento y fantasía en una jornada llena de sueños.

Al igual que en la capital regional, la cabalgata ha apostado por la inclusión con la instalación de dos plataformas elevadas para personas con movilidad reducida frente a Talavera Ferial y en la Avenida de Salvador Allende.

Por su parte, los niños de Guadalajara han acudido desde las 18.00 horas a la cabalgata, que este año ha narrado un cuento de Navidad que ha tenido como protagonista una niña llamada Lucía, que ha sido la encargada de abrir el desfile, seguida de una comparsa de caballos mágicos.

Melchor, Gaspar y Baltasar han llegado a Guadalajara en tres carrozas iluminadas con tiras de luces led de colores, que han aportado magia y un gran colorido a su paso por las calles de la ciudad, desde donde han repartido los caramelos, entre ellos, 1.500 kilos de gominolas sin gluten, veganas y sin lactosa.

En la localidad alcarreña de Alarilla han celebrado su peculiar cabalgata, en la que Sus Majestades han bajado en ala delta, mientras que sus pajes lo han hecho en parapapente, desde el cerro de La Muela para volar hasta este pueblo.

Es la única cabalgata de estas características que se celebra en el mundo y está declarada de Interés Turístico Regional y de Interés Turístico Provincial.

La cabalgata de Albacete ha contado con nueve carrozas, acompañadas de patinadores, grupos de danza, pasacalles y rondallas, y durante el recorrido, en el que se han extremado las medidas de seguridad, se han repartido 300 kilos de gominolas sin gluten y 5.000 regalos, entre balones, puzzles y peluches para los más pequeños de la casa.

Desde el Asilo de San Antón, los Reyes Magos han puesto rumbo a la avenida de España, plaza de Gabriel Lodares, Tesifonte Gallego, Marqués de Molins, Altozano, Martínez Villena y su última parada ha sido el Ayuntamiento de Albacete, donde han saludado al público desde el balcón de la Casas Consistorial.

Aunque este año no haya habido restricciones por la covid-19, los Reyes Magos no han podido llegar este año a la localidad conquense de Huete en ferrocarril, tal y como marca la tradición, por la supresión del tren convencional Madrid-Cuenca-Valencia, y han tenido que hacerlo en carruaje de caballos.

El tren ha sido el medio de transporte que han utilizado Melchor, Gaspar y Baltasar durante más de una década para llegar al municipio, si bien este año no ha sido posible dado que no funciona la línea desde el pasado mes de julio.

Comentarios