Las borrascas atlánticas dejan lluvias de hasta 200 l/m2 en puntos de Castilla-La Mancha

La borrasca Ciarán impactará con fuerza en toda España con lluvia, intenso viento y gran oleaje
Las lluvias dejan 28 l/m2 en puntos de Ciudad Real, donde ya se acumulan 90 l/m2 - EFE/Jesús Monroy
photo_camera Las borrascas atlánticas dejan lluvias de hasta 200 l/m2 en puntos de Castilla-La Mancha

La llegada de un tren de borrascas atlánticas a España en las dos últimas semanas, que ha arrastrado consigo un río atmosférico cargado de humedad, ha dejado importantes acumulados de lluvia en puntos de Castilla-La Mancha, de hasta 217,8 litros por metro cuadrado (l/m2).

Esta cantidad de 217,8 l/2 ha sido registrada en la estación meteorológica ubicada en el pantano El Vado, en la provincia de Guadalajara, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), consultados por Efe, que indica que en otros muchos lugares de la región se han superado 100 l/m2, especialmente en las provincias de Guadalajara, Toledo y Ciudad Real.

Así, en Castillo de Bayuela, Oropesa y Navahermosa, en la provincia de Toledo, las lluvias desde el pasado 14 de octubre hasta finales de este mes, han sido muy abundantes y se han registrado 189,8; 188,8 y 153,8 l/m2, respectivamente en cada estación meteorológica.

Destacan especialmente los 103,4 litros por metro cuadrado que se llegaron a recoger en un sólo día, el pasado 19 de octubre, en Castillo de Bayuelas.

Ese día, el más lluvioso de todo el mes de octubre, también dejó lluvias muy abundantes en una sola jornada en Oropesa, con 94,4 l/m2, en Guadalajara capital 88,6 l/m2 y en Navahermosa 86,8 litros por metro cuadrado.

En la provincia de Guadalajara, la capital suma un acumulado de la lluvias desde el 14 de octubre de 144,6 l/m2, una cantidad ligeramente superior a los 135,8 l/m2 que se llevan registrados en Zaorejas, los 134,4 l/m2 que se han contabilizado en Sigüenza y los 134 litros por metro cuadrado que se han recogido en Pastrana en este mismo periodo de tiempo.

El punto de la provincia de Ciudad Real donde más ha llovido en estos quince últimos días ha sido en Fuencaliente, donde los pluviómetros han contabilizado 114 l/m2, con el 19 de octubre como la jornada más lluviosa, en la que se llegaron a recoger 43,8 l/m2.

También en la provincia de Ciudad Real, las lluvias han sido abundantes en Puebla de Don Rodrigo, donde en los últimos 15 días de octubre se han contabilizado 111,1 l/m2, mientras que en Viso del Marqués han caído 88,7 l/m2, en Almadén 81,8 l/m2 y en Abenójar 75 l/m2.

En el caso de Ciudad Real capital, el tren de borrascas atlánticas han dejado en este mismo periodo 65,8 litros por metro cuadrado, en tanto que en Toledo capital las lluvias se han quedado cerca de los 100 l/m2, registrándose en la última quincena del mes de octubre 96,8 l/m2.

A su vez, en la provincia de Cuenca las precipitaciones más abundantes se han registrado en este mismo periodo de tiempo en Alcázar del Rey, donde la Aemet ha contabilizado 84,6 l/m2, mientras que en Cuenca capital la suma del agua caída es de 51,8 l/m2.

Y en la provincia de Albacete, las borrascas han dejado 57,8 l/m2 en Ossa de Montiel y 26,2 l/m2 en Villarrobledo, mientras que en capital han caído en los últimos 15 días un total de 26,1 l/m2.

BORRASCA CIARÁN

Después de una noche de Halloween más estable, Ciarán, una borrasca de alto impacto, dejará en las próximas horas un fuerte temporal con lluvias, las primeras nevadas importantes en las montañas, rachas de viento de hasta 110km/h y temporal marítimo, que activará la alerta roja en la costa gallega.

A partir de este jueves, llegará "lo peor" de esta borrasca, que procedente del Reino Unido, se profundizará en muy poco tiempo por un proceso de ciclogénesis explosiva en su formación, impactando con fuerza en Galicia donde hay aviso rojo (riesgo extremo), por olas de 8 a 9 metros y vientos del oeste o noroeste de 75 a 87 km/h (fuerza 9).

Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el jueves se prevé un "temporal marítimo duro", en especial en el litoral de Galicia y del Cantábrico, aunque también afectará al Mediterráneo donde las olas podría alcanzar los 5 metros.

Durante esa jornada, el fenómeno "más relevante" será el viento fuerte de componente oeste, con rachas muy fuertes (superiores a 70 km/h) de forma bastante generalizada, alcanzando los 90 km/h en amplias zonas del norte, interior peninsular y Baleares, e incluso se podrán superar los 100 km/h en zonas altas y en puntos del litoral cantábrico y zonas del este y sureste peninsular.

Los frentes entrarán por el noroeste peninsular, con lluvias localmente fuertes y ocasionalmente acompañadas de tormenta en Galicia, el área Cantábrica y Pirineos, que se irán extendiendo al resto del país y a las Baleares, aunque con menor intensidad hacia el sur y área mediterránea, y sin afectar al sureste peninsular.

Con la entrada de una masa de aire más fría, las temperaturas descenderán y con ello la cota de nieve, de forma "importante", situándose entre los 1.200 y 1.400 metros en la mitad norte peninsular, por lo que en los sistemas montañosos se pueden producir, aunque poco importantes, las primeras nevadas de la temporada.

El viernes, prácticamente todo el país continuará bajo la influencia de Ciarán con atmósfera inestable y chubascos, más dispersos y menos intensos que el día anterior, aunque continuarán fuertes y con tormenta y granizo en el norte, sobre todo en el litoral cantábrico.

La cota de nieve subirá a lo largo del día y persistirá el viento fuerte al principio, pero "claramente menos intenso" que el día anterior en el suroeste y centro peninsular donde las rachas ya no serán muy fuertes; También se mantendrá el mal estado de la mar, especialmente en el litoral cantábrico, aunque con tendencia a mejorar a lo largo del día.

A partir del fin de semana, es muy probable que una nueva borrasca de características similares a Ciarán, con sus frentes asociados, vuelva a impactar en el país con efectos parecidos.

La Aemet detalla que la incertidumbre de la predicción no es alta, por lo que es bastante probable que durante el próximo domingo por la noche la nueva borrasca se aleje hacia el mar del Norte, mejorando gradualmente las condiciones de precipitación, viento y mar, finalizando así el episodio.

Comentarios