sábado 6/3/21

Madrid y Toledo se unen a Guadalajara y Teruel en mínimas de frío nocturno

Castilla-La Mancha continuará "helada" hasta el miércoles, cuando lloverá

Las temperaturas más frías de la Península se han localizado esta madrugada de nuevo en Guadalajara (Molina de Aragón), Teruel (Bello y Calamocha), provincias a las que se han unido Madrid (Arganda del Rey) y Toledo (Tembleque).

Según los registros de la red de estaciones de la Aemet, el valor máximo se ha vuelto a medir en Molina de Aragón (Guadalajara) con 12,8 grados bajo cero, lejos de los más de 21 bajo cero de la noche anterior.

Le han seguido los 11,8 grados bajo cero que se han registrado en Calamocha y Bello (Teruel), y Arganda del Rey (Madrid).

Durante la madrugada han llegado a los 10,8 y 10,7 bajo cero en Tembleque (Toledo) y Daroca (Zaragoza), respectivamente, y en este ultimo caso son casi cuatro grados más que la noche anterior.

La madrugada ha sido muy fría también en Aranjuez (Madrid), con 10,3 grados bajo cero; Motilla del Palancar (Cuenca) con menos 9,7 grados; Alcalá de Henares (Madrid) donde se han medido 9,6 grados por debajo de cero, la misma temperatura que en Robleda-Cervantes, localidad de la comarca de Sanabria (Zamora).

La Aemet pronostica que el episodio de temperaturas anormalmente bajas finalice probablemente el miércoles día 20, con el establecimiento de un flujo del suroeste que acompañará a la entrada de un frente atlántico que recorrerá la Península de oeste a este, dando lugar a precipitaciones generalizadas.

PREVISIÓN METEOROLÓGICA

Por otra parte, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha pronosticado que la ola de frío que afecta al país no remitirá hasta el miércoles, con la llegada de lluvias, de modo que Castilla-La Mancha continuará “helada” y, aunque ya se han superado las temperaturas “súper frías” que han dejado efemérides en la región durante tres días consecutivos, el mercurio seguirá cayendo por debajo de los cero grados.

Es la previsión que ha realizado la delegada de la Aemet en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, quien, en declaraciones a Efe, ha señalado que a las 00.00 horas de esta noche las zonas “más cálidas” de España serán los valles del Ebro y del Guadalquivir y ha advertido de que “todo lo demás sigue congelado”.

Ha explicado que esta ola de frío se debe a que el anticiclón está “bien centrado” sobre la península, a la atmósfera “estable” y a un suelo “helado” en toda Castilla-La Mancha, excepto el sur de Ciudad Real, lo que se traduce en que “no hay manera de superar las inversiones térmicas de los anticiclones” y en que las temperaturas se mantengan “muy frías”.

De hecho, se prevé que Castilla-La Mancha tenga este sábado, a las 13.00 horas, temperaturas de entre 2 y 10 grados bajo cero.

Habrá aviso naranja a partir de este viernes a las 21.00 horas y hasta las 10.00 de este sábado en Parameras de Molina de Aragón (Guadalajara), con probabilidad de que el mercurio descienda hasta los 12 grados bajo cero o más; así como en el Valle del Tajo y en La Mancha toledana, con temperaturas de 8 grados bajo cero o más.

Y, aunque el domingo se suavizarán un par de grados, volverá el aviso naranja de 00.00 a 10.00 horas por la posibilidad de alcanzar 10 grados bajo cero o más en Parameras y 8 bajo cero o más en el Valle del Tajo y en La Mancha toledana.

También habrá aviso amarillo en la zona de La Mancha albaceteña y ciudadrealeña, en la Alcarria conquense y la Serranía de Cuenca, con temperaturas de entre 4 y 8 grados bajo cero.

Según Castro, “este fin de semana permanecemos helados, incluso el lunes”; no obstante, el sur de Albacete estará “un poco más templado”, con máximas de entre 10 y 12 grados, pero las mínimas se mantendrán bajo cero en el norte de la provincia y seguirán también bajo cero tanto en Toledo como en Parameras.

El martes 19, todo Albacete y el sur de Cuenca podrían llegar a entre 8 y 10 grados a mediodía, incluso 12, pero durante la noche volverán a caer bajo cero, ha continuado la delegada de la Aemet en la región.

Y ha añadido que ya el miércoles entrará un frente con lluvia y será cuando las temperaturas se suavizarán “totalmente”, de manera que solo Parameras, la serranía de Cuenca y algún punto de Albacete llegarán a cero o bajo cero.

Sin embargo, Cuenca, Guadalajara y el oeste de Toledo podrían alcanzar entre 6 y 8 grados a mediodía y el resto de la región llegar a entre 10 y 12 grados.

Todo esto después de tres días consecutivos, 12, 13 y 14 de enero, con efemérides en Castilla-La Mancha, que ha registrado valores “históricos” en algunos puntos como Toledo capital.

En concreto, las temperaturas mínimas más bajas las ha sufrido Molina de Aragón, con -21,6 grados el día 14, -19,9 el 13 y -25,2 grados el día 12, el valor oficial más bajo registrado desde 1963.

Mientras que Toledo tuvo -10,5 grados el día 14 y -11,5 grados el 13, superando así el valor más bajo de la serie 1981-2010, que fue de -9,6 grados; en tanto que el día 12 tuvo -13,4 grados, la mínima histórica de la serie desde 1982, año en el que el observatorio de Toledo se trasladó a la zona de Buenavista, aunque Castro ha recordado que hubo otro dato histórico con anterioridad en la Universidad de Lorenzana, donde se llegaron a alcanzar -14,4 grados.

Por tanto, y como ha resumido la delegada de la Aemet en Castilla-La Mancha, durante los próximos días la nieve que ha dejado la borrasca ‘Filomena’ se mantendrá, pero se irá derritiendo “lentamente”, y se espera que con la lluvia que se avecina y el sol de mediodía pueda quedar el suelo despejado, lo que resultará más difícil en las zonas de umbría.

Comentarios