viernes 14/8/20

Castillla-La Mancha registra dos muertes por ahogamiento durante el mes de junio

El primer semestre de 2020 se ha cerrado con 111 fallecidos por ahogamiento en todo el país
Castillla-La Mancha registra dos muertes por ahogamiento durante el mes de junio
Castillla-La Mancha registra dos muertes por ahogamiento durante el mes de junio

El primer semestre de 2020 se ha cerrado con 111 fallecidos por ahogamiento, dos en Castilla-La Mancha, frente a los 138 de 2019, a pesar de los meses de confinamiento en los que no se podía acudir a zonas de baño, y la segunda quincena de junio ha sumado el 70 % de estas muertes, principalmente en zonas no vigiladas.

Son datos del Informe Nacional de Ahogamientos (INA) que actualiza a diario la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, que expresa su preocupación por el aumento de fallecidos en las últimas semanas y por el hecho de que muchos ciudadanos estén yendo a lugares naturales sin vigilancia debido al cierre de algunas piscinas por la pandemia de coronavirus, o al miedo a acudir a playas.

Detalla que en junio se han contabilizado 38 muertes por ahogamiento no intencionado, de las que el 70 % se ha concentrado en la segunda mitad del mes.

El último fin de semana de junio se registraron nueve fallecimientos "en una línea ascendente desde que se levantó el confinamiento", subraya la Federación.

La mayoría de estas muertes, siete, se dieron en lugares de baño que no tenían servicio de vigilancia ni socorrismo. Todos eran espacios acuáticos de interior, excepto tres que se produjeron en una playa marítima.

A pesar de que la cifra global de fallecidos por ahogamiento es más baja que la de 2019, el portavoz de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, Francisco Cano, explica que "hay que tener en cuenta que este año hemos vivido un largo período de confinamiento y que no ha existido el movimiento vacacional de la Semana Santa, un pico habitual cuando hace buen tiempo en la estadística anual de ahogamientos en los espacios acuáticos".

Subraya que el 86,84 por ciento de las víctimas mortales que se dieron en junio se produjeron en espacios sin vigilancia (33 de los 38 casos), y trece de ellos fallecieron en lugares de interior como ríos, embalses, canales, cascadas o pozos, hasta superar el 34 %.

Por eso pide que se destinen recursos para dotar de servicio de vigilancia y socorrismo a estas zonas con el objetivo de "intentar frenar la línea ascendente en una estadística que habla de la pérdida de vidas humanas".

Por comunidades autónomas, durante el mes de junio la Comunidad Valenciana registró diez muertes por ahogamiento; Andalucía y Galicia cuatro; Extremadura tres, Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cantabria, Cataluña e Islas Baleares dos en cada territorio, y Aragón, La Rioja y Región de Murcia uno en cada comunidad.

Más información en vídeos 
Comentarios