lunes 13.07.2020

El Sindicato Médico pide el reconocimiento de enfermedad profesional por la COVID-19

El sindicato ha entendido que es "insuficiente" la consideración de contingencia profesional derivada de accidente de trabajo como consecuencia del contagio del virus SARS-COV 2 durante el estado de alarma y ha exigido que debe ser considerado como enfermedad profesional
Imagen de archivo de los representantes del Sindicato Médico en una rueda de prensa
Imagen de archivo de los representantes del Sindicato Médico en una rueda de prensa

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) de Castilla-La Mancha ha exigido que sea reconocida como enfermedad profesional el contagio de los sanitarios por el COVID-19 como lo demuestra el alto porcentaje de profesionales contagiados, más de 50.000, y por encima de los 60 fallecidos.

En un comunicado de prensa hecho público este miércoles, el sindicato ha entendido que es "insuficiente" la consideración de contingencia profesional derivada de accidente de trabajo como consecuencia del contagio del virus SARS-COV 2 durante el estado de alarma y ha exigido que debe ser considerado como enfermedad profesional.

En opinión del sindicato, "no queda la menor duda en la relación profesión sanitaria y enfermedad, siendo considerada dicha relación de alto riesgo", y ha apuntado que si se reconoce como accidente de trabajo "en ocasiones será complicado acreditar que se ha contraído la enfermedad durante la prestación de servicios".

Algo, ha asegurado, que "únicamente será de aplicación hasta el mes posterior a la finalización del estado de alarma, por lo que no tendrá en cuenta otros aspectos que son fundamentales".

Sin embargo, "si se reconociese como enfermedad profesional se determinará automáticamente el vínculo causal entre el trabajo y la infección" que contempla, además, una ventaja adicional sobre el accidente de trabajo como es el derecho al cambio de puesto de trabajo sin que se disminuya la remuneración del trabajador "en ningún caso".

CESM CLM ha mantenido que países como Alemania o Italia reconocen a los trabajadores infectados en su puesto de trabajo por el COVID-19 como enfermedad profesional y ha agregado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han adveretido que "los trabajadores de la salud infectados por COVID-19 después de la exposición en el lugar de trabajo deberían ser considerados afectados de enfermedad profesional".

Por tanto, ha entendido que estos procesos deben ser considerados como enfermedad profesional y de no ser así se obligaría a cada profesional contagiado a abrir a título individual un procedimiento de determinación de contingencias que "contaría con el apoyo del sindicato médico", han terminado.

Más información en vídeos 
Comentarios