viernes 22/1/21

Un total de 1.060 estudiantes, en la fase extraordinaria de la EvAU en Castilla-La Mancha

La institución académica publicará los resultados el 7 de septiembre
Un total de 1.060 estudiantes, en la fase extraordinaria de la EvAU en Castilla-La Mancha
Un total de 1.060 estudiantes, en la fase extraordinaria de la EvAU en Castilla-La Mancha

Un total de 1.060 alumnos participan desde este martes en la fase extraordinaria de Evaluación para el Acceso a la Universidad (EvAU) en Castilla-La Mancha que ha estado marcada en esta ocasión por la obligatoriedad que han tenido los estudiantes de realizar el examen con mascarilla por la COVID-19.

Así lo han explicado en declaraciones a los medios de comunicación el presidente y coordinador del Tribunal Único de las pruebas extraordinarias de la EvAU en la Universidad de Castilla-La Mancha, Jesús David Sánchez e Isidro Peña, quienes han destacado la normalidad con la que se están desarrollando estas pruebas en todos los campus de la región.

Jesús David Sánchez ha comentado que la diferencia con respecto al plan de prevención que se aplicó en la convocatoria ordinaria, adaptándonos a la normativa vigente en este caso, es el uso obligatorio de la mascarilla en las aulas aunque los estudiantes puedan y guarden la distancia seguridad, incluso superior a la que marca la normativa.

Sánchez ha considerado que esta circunstancia no supondrá un perjuicio para unos alumnos que llevan meses ya acostumbrados a usarla, y que han sido capaces de interiorizar como todos el uso obligatorio de la mascarilla.

"Los estudiantes no vienen nerviosos por la mascarilla, vienen nerviosos por las propias características de la prueba, pero una vez tienes el primer examen de Lengua Castellana y Literatura, los nervios van desapareciendo y se van encontrando con que los exámenes que están haciendo son los que han venido haciendo a lo largo del curso en el Bachillerato", ha explicado.

Con respecto a las pruebas extraordinarias de 2019, Sánchez ha reconocido que se ha producido una reducción del número de alumnos en un 33,9%, un comportamiento que, ha dicho, "es homogéneo entre los diferentes entre los diferentes campus".

A la fase obligatoria se han presentado 814 estudiantes y la fase voluntaria para subir nota se han presentado 246 estudiantes.

En este último caso, ha apuntado el presidente del Tribunal Único, "la reducción ha sido simplemente de un 8,8% con respecto al curso pasado".

Isidro Peña, por su parte, ha comentado que durante esta fase se había previsto en todos los tribunales un aula para poder aislar a cualquier alumnos que pudiera presentar síntomas.

En este sentido, ha comentado que una persona ha tenido que ser atendida al presentar vómitos antes del examen, si bien, ha reconocido que aunque se ha activado el protocolo y se ha llamado a su centro de salud para que tuviera atención médica y a sus padres, los síntomas no eran compatibles con el COVID-19, sino que estaban relacionados con los propios nervios de tener que enfrentarse a esta prueba.

Peña lo que si ha indicado es que al menos trece alumnos no han podido realizar las pruebas extraordinarias por haber dado positivo por COVID-19 o por haber estado en contacto con casos positivos, por lo que, ante esta circunstancias el tribunal ha decidido realizar más tarde las pruebas, con toda probabilidad, a mediados del mes de septiembre.

En el campus de Toledo, son casi 300 estudiantes los que se van a someter a estas pruebas, tal y como ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación el presidente del tribunal de la EvAU en la Universidad de Castilla-La Mancha en el Campus de Toledo, José María González Rave, quien ha explicado que todo se está desarrollando "sin ningún tipo de incidencia", y siguiendo los protocolos establecidos. 

En este sentido, ha apuntado que han evitado que se produjeran aglomeraciones en los accesos a los exámenes, de manera que han distribuido a los estudiantes en grupos reducidos, y ha indicado que se ha entregado a cada estudiante un pack de tres mascarillas y un bote de gel hidroalcohólico. 

También ha informado de que en el trascurso de la mañana a la tarde, el servicio de limpieza pasará a las aulas para llevar a cabo la desinfección de todos los pupitres.

Por otro lado, otra miembro del tribunal, Diana Rodríguez, ha resaltado que los estudiantes no podrán moverse de su sitio durante la jornada ni quitarse la mascarilla en ningún momento durante los exámenes. 

En el caso de del Campus de Talavera de la Reina, se están examinando unas 50 personas.

Así, lo ha señalado este martes en declaraciones a Efe el presidente del tribunal de la EvAU en la Universidad de Castilla-La Mancha en el Campus de Talavera de la Reina, Santiago Gutiérrez Broncano, quien ha valorado las medidas sanitarias que se han tomado por parte de la UCLM.

“La verdad que la mañana, ha sido tranquila, no ha habido ningún incidente y se están cumpliendo todos los protocolos”, ha subrayado Gutiérrez Broncano.

En el campus de Albacete, unos 200 estudiantes se enfrentan a estas pruebas, que han arrancado "sin incidencias significativas", como lo ha señalado a los medios de comunicación Pascual Martínez, presidente de uno de los tribunales.

Esta vez en el edificio de Agrónomos, los estudiantes han comenzado las pruebas con el examen de Lengua y Literatura y, como en julio, con mascarillas. 

El año pasado la prueba extraordinaria de acceso a la Universidad se adelantó a julio, pero la pandemia del COVID-19 ha obligado este curso a que vuelva a las fechas "tradicionales" de septiembre, como lo ha detallado Martínez.

Comentarios