martes 7/12/21

El Hospital de Guadalajara registra la primera donación órganos durante la pandemia

Ha sido una donación en asistolia controlada, la primera de la región de este tipo desde el inicio de la crisis sanitaria, y va a permitir salvar tres vidas o mejorar notablemente la calidad de vida de tres personas gracias a la voluntad expresada por la persona donante y la colaboración de sus familiares para cumplir su deseo
El Hospital de Guadalajara registra la primera donación órganos durante la pandemia
El Hospital de Guadalajara registra la primera donación órganos durante la pandemia

El Hospital Universitario de Guadalajara, ha llevado a cabo su primera donación de órganos desde que comenzó la situación de emergencia por la COVID-19, que ha sido también la primera en asistolia controlada que se ha llevado a cabo en Castilla-La Mancha desde el inicio de la crisis sanitaria.

Se ha tratado de una donación multiorgánica que va a permitir que tres personas puedan sobrevivir o mejorar notablemente su calidad de vida, según ha informado este domingo en una nota de prensa la Consejería de Sanidad.

Asimismo, ha indicado que al igual que en la anterior donación de órganos que tuvo lugar en el centro hospitalario guadalajareño, ha sido una donación en asistolia controlada y ha recalcado que para llevarla a cabo se han seguido todos los protocolos de seguridad que establece la Organización Nacional de Trasplantes con el fin de garantizar su viabilidad.

La persona donante había expresado su voluntad de donar sus órganos tras su fallecimiento "y sus familiares colaboraron en todo lo posible para hacer cumplir este deseo en un momento tan duro, y se adaptaron a las circunstancias tan complejas que estamos viviendo", han desetacado la coordinadora médica y el enfermero coordinador de trasplantes del Hospital de Guadalajara, Elena Yáñez y Pablo Rojo, respectivamente.

Para llevar a cabo la donación con total seguridad fue necesario seguir los protocolos y confirmar que la persona donante tenía una prueba PCR negativa de coronavirus, y programar cuidadosamente la donación.

Así, en las horas previas a la donación volvió a verificarse la negatividad de COVID-19 y se estableció un circuito específico entre el servicio de Medicina Intensiva y el quirófano donde se realizó la extracción de los órganos, que ya han sido trasplantados con éxito a tres pacientes, ha confirmado la doctora Yáñez.

Los coordinadores de trasplantes han expresado su agradecimiento a la persona donante y a sus familiares porque, así como al equipo quirúrgico que se desplazó para la extracción y a todos los profesionales que participaron en la donación.

La donación exige un trabajo multidisciplinar que implica a intensivistas, nefrólogos, anestesistas, anatomopatólogos, enfermeros, técnicos, celadores, y profesionales de los servicios de Microbiología, Admisión y Urología. 

Sanidad ha explicado que, a diferencia de la donación tras muerte encefálica (en la que el donante fallece por cese de la actividad cerebral), en la donación en asistolia controlada el fallecimiento se produce por parada cardiorrespiratoria irreversible y cese total del latido cardiaco y respiración espontánea.

La donación en asistolia controlada puede llevarse a cabo cuando, ante el mal pronóstico del paciente y su falta de respuesta al tratamiento, el equipo médico decide junto con la familia la limitación o retirada del tratamiento y el soporte vital.

Los coordinadores de trasplantes comunican a los familiares que existe la posibilidad de donar los órganos, ante la posibilidad de que la persona fallezca tras la retirada del tratamiento o soporte, y es ante ese fallecimiento controlado y monitorizado cuando puede iniciarse el proceso de preservación de órganos.

La Coordinación Regional de Trasplantes apuesta por impulsar la donación en asistolia controlada en los hospitales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) para aumentar el número de donantes potenciales.

A lo largo de 2019, un total de 231 pacientes de la región fueron trasplantados gracias a la generosidad de los donantes, ha destacado la Consejería de Sanidad, que ha añadido que Castilla-La Mancha registró el pasado año el máximo histórico en número de donantes de órganos y tejidos, con 85 donantes que supusieron un incremento del 44 por ciento respecto a 2018.

Comentarios