jueves 26/11/20

La UCLM lidera un estudio que propone un nuevo tratamiento para el cáncer de mama

El CRIB ha publicado una investigación donde se demuestra el potencial de un fármaco para revertir la resistencia adquirida a antitumorales de nueva generación usados en cáncer de mama triple negativo
La UCLM lidera un estudio que propone un nuevo tratamiento para el cáncer de mama
La UCLM lidera un estudio que propone un nuevo tratamiento para el cáncer de mama

El grupo de Oncología Traslacional del Centro Regional de Investigaciones Biomédicas (CRIB) de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) lidera un estudio que propone un nuevo tratamiento para pacientes de cáncer de mama que presenten resistencias.

La UCLM ha informado en un comunicado de que, en concreto, este grupo ha publicado una investigación donde se demuestra el potencial de un fármaco para revertir la resistencia adquirida a antitumorales de nueva generación usados en cáncer de mama triple negativo.

En el "Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama", este grupo de investigación ha recordado que la resistencia a las terapias es uno de los problemas más importantes en el cáncer, en concreto en cáncer de mama triple negativo, uno de los subtipos más agresivos y que actualmente carece de tratamientos dirigidos.

Y han precisado que, aunque en un primer momento los pacientes suelen responder bien, las células tumorales acaban desarrollando mecanismos que les permiten escapar de la muerte celular provocada por agentes antitumorales.

Recientemente, un nuevo grupo de fármacos dirigidos contra proteínas de la familia BET, (del inglés, Bromo- and Extraterminal Domains), reguladores epigenéticos de gran importancia en el comportamiento de los tumores, han mostrado actividad antiproliferativa en cáncer de mama triple negativo.

En los últimos años se ha demostrado que la maquinaria epigenética, que es la responsable de modificar la expresión de ciertos genes sin modificar su secuencia, está alterada en estos tumores mamarios", ha explicado el doctor Alberto Ocaña, co-director del trabajo.

Ha precisado que, en concreto, los miembros de la familia de lectores epigenéticos BET se están convirtiendo en potenciales dianas para el tratamiento del cáncer y ya han demostrado efectos preclínicos en el cáncer de mama.

Sin embargo, como ha apuntado la doctora Eva Galán, investigadora del CRIB y también co-directora del trabajo, como en el caso de muchas otras intervenciones terapéuticas, "se espera que el eventual desarrollo de resistencia a los inhibidores de proteínas BET (BETi) limite su eficacia terapéutica".

Así, los investigadores se centraron en dos objetivos, por un lado estudiar el mecanismo de resistencia adquirida al BETi y, por otro, identificar las vulnerabilidades farmacológicas que superarían esta resistencia.

A través de una estrategia de tratamiento pulsado con el BETi JQ1 durante varios meses, los investigadores generaron dos modelos celulares derivados de líneas celulares clásicas de cáncer de mama triple negativo con resistencia adquirida a JQ1.

Como ha expuesto la doctora Galán, "aunque con limitaciones, estos modelos pueden mimetizar lo que ocurre en los pacientes cuando se desarrollan resistencias".

Mediante técnicas genéticas y farmacológicas sobre esos modelos de resistencia a BETi, los investigadores identificaron un potente efecto antiproliferativo de compuestos inhibidores de la proteína quinasa PLK1 en las células resistentes.

Según se recoge en la investigación, tanto in vitro como in vivo, observaron que el compuesto Volasertib, un potente inhibidor de PLK1, producía una detención del ciclo celular de las células tumorales, lo que conlleva su muerte y, en última instancia, la regresión tumoral en los modelos preclínicos en ratones, lo que sugiere que el uso de PLK1 como diana terapéutica podría proporcionar una estrategia novedosa para superar la resistencia a BETi en cáncer de mama triple negativo.

Los resultados de este trabajo son "muy relevantes desde el punto de vista de la traslación a la práctica clínica", ya que, como ha insistido Alberto Ocaña, “los compuestos dirigidos a la familia BET se encuentran actualmente en desarrollo clínico y pueden empezar a mostrar sus limitaciones pronto”.

Estos hallazgos abren la puerta al desarrollo de nuevos estudios clínicos que combinen los agentes estudiados, particularmente en pacientes que se han vuelto resistentes a los inhibidores de BET.

Más información en vídeos 
Comentarios