Castilla-La Mancha contaba en el año 2020 con 327 ejemplares de lince ibérico

La comunidad autónoma cuenta con tres zonas estables con presencia de este felino en peligro de extinción: los Montes de Toledo, Sierra Morena oriental y Sierra Morena occidental
La Península Ibérica contará con 27 nuevos linces ibéricos en libertad en 2021 - EFE/Beldad
photo_camera Castilla-La Mancha contaba en el año 2020 con 327 ejemplares de lince ibérico - EFE/Beldad

Castilla-La Mancha cuenta con tres núcleos de reproducción de lince ibérico, en los cuales se censaron un total de 327 ejemplares durante la temporada de 2020.

Así se recoge en el censo nacional de lince ibérico elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) y consultado por Efe, en el que se indica que la región cuenta con tres zonas estables con presencia de este felino en peligro de extinción: los Montes de Toledo, Sierra Morena oriental y Sierra Morena occidental.

En la zona de los Montes de Toledo (Toledo) el ceso contabilizaba la presencia de 145 ejemplares en 2020, de los que 76 eran adultos y de estos, 21 hembras reproductoras, además de 69 cachorros registrados.

A su vez, la zona de reintroducción de Sierra Morena Oriental (Ciudad Real) contabilizaba el pasado año 107 ejemplares totales, de los cuales 66 eran adultos y, de ellos 12 eran hembras reproductoras, con una población de 41 cachorros durante 2020.

Y en el núcleo de Sierra Morena Occidental (Ciudad Real) había 75 linces ibéricos, entre los 38 son adultos (incluidas 14 hembras reproductoras) y 38 cachorros nacidos el pasado año.

Gracias al seguimiento desarrollado por Agentes Medioambientales, técnicos de la Consejería de Desarrollo Sostenible, de los profesionales de la empresa pública Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (Geacam) y con la colaboración del personal de las fincas, se detectaron un total de 47 camadas silvestres en 2020 en la región.

Fuentes de la Consejería de Desarrollo Sostenible han explicado a Efe que estos datos ponen de manifiesto que la población de linces ibéricos en Castilla-La Mancha se ha estabilizado y supera los 180 ejemplares mayores de un año (entre felinos adultos y juveniles).

Los técnicos, han señalado, trabajan en la actualidad en recabar los datos de las camadas de este año para poder cerrar el censo definitivo de 2021, que con probabilidad confirmará la proyección de los asentamientos en la región.

En este sentido, han explicado que lo esperable es que un alto porcentaje de ejemplares silvestres nacidos en 2019 ya estén regentando nuevos territorios y se incorporen a la población reproductora.

La Junta de Comunidades ha recordado que desde el año 2015, a través de sus programas de reintroducción, Castilla-La Mancha ha liberado alrededor de 100 ejemplares de lince ibérico que habían sido criados en cautividad, logrando asentar en su territorio tres zonas estables para la especie.

Estas mismas fuentes han apuntado que Castilla-La Mancha trabaja ya en el proyecto europeo de reintroducción de la especie 'Life Lynx Connect' en el que participa junto a varias comunidades autónomas de España y Portugal, y que tiene un presupuesto de 18,7 millones de euros.

En esta nueva etapa, el objetivo es seguir impulsando la recuperación de la especie consolidando las poblaciones en las áreas de reintroducción y posibilitando la conexión efectiva entre poblaciones, además de llevar a cabo diversas actuaciones que disminuyan sus amenazas.

El 'Life Lynx Connect' está coordinado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía y tiene 21 socios beneficiarios, entre los que se encuentra la comunidad de Castilla-La Mancha, con la participación de la Consejería de Desarrollo Sostenible y la Consejería de Fomento.

Otros socios que trabajan en la región son el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, la Fundación CBD-Hábitat, WWF, la Fundación Artemisan y la empresa Fomecam.

Comentarios