Martes 18.06.2019

El Reglamento Europeo de Protección de Datos: más sombras que luces un año después

La norma europea entró en vigor hace un año con el objetivo de reforzar el control sobre quién dispone de la información personal y para armonizar las legislaciones de todos los socios comunitarios

El Reglamento Europeo de Protección de Datos: más sombras que luces un año después
El Reglamento Europeo de Protección de Datos: más sombras que luces un año después

El Reglamento Europeo de Protección de Datos cumple un año este sábado, pero lo hace con más sombras que luces, no sólo porque la mayoría de las páginas web continúan siendo abusivas, también porque muchos usuarios no saben cómo proteger adecuadamente su privacidad.

La norma europea entró en vigor hace un año con el objetivo de reforzar el control sobre quién dispone de la información personal y para armonizar las legislaciones de todos los socios comunitarios.

Los datos recopilados entre algunas de las empresas especializadas en ciberseguridad y protección de datos cuando se cumple ese aniversario son reveladores: el 83 por ciento de las páginas web más visitadas en España son abusivas para el usuario; el 36 por ciento de los usuarios en España no sabe cómo mantener completamente protegida su privacidad mientras navega.

El aniversario del Reglamento Europeo coincide además con la publicación de la sentencia del Tribunal Constitucional que ha declarado inconstitucional el artículo de la Ley Electoral que permitía a los partidos políticos recopilar datos sobre opiniones políticas de los ciudadanos.

Ese artículo (el 58 bis 1) se había incorporado a la Ley Electoral General mediante una disposición incluida en la Ley de Protección de Datos Personales, que se aprobó en España solo unos meses después de la entrada en vigor del Reglamento Europeo.

La empresa de ciberseguridad Kaspersky Lab ha hecho un análisis en que concluye que uno de cada tres consumidores españoles desconoce cómo proteger adecuadamente su privacidad, y ha observado que esa "impotencia" conduce en muchas ocasiones a la "fatiga de privacidad".

Esa fatiga ocasiona, según esta compañía especializada en seguridad en internet, que los usuarios se relajen y compartan demasiadas cosas en redes sociales, ignorando los riesgos inherentes de seguridad que eso supone.

Los datos facilitados por esta empresa señalan que el 90 por ciento de las personas se conectan varias veces al día, ya que internet se ha convertido en algo esencial y rutinario, y ha recordado también que el 13 por ciento de los consumidores ha visto ya cómo su información privada o la de sus familiares se ha hecho pública.

Esa "fatiga e impotencia" que llegan a sufrir los usuarios provoca que muchas personas no hagan ningún esfuerzo extra por asegurar su privacidad mientras navegan con sus dispositivos, y casi la mitad de las personas no limpian nunca su historial de navegación y solo uno de cada cuatro utiliza complementos para bloquear las funciones de seguimiento online.

La empresa PrivacyCloud, especializada en servicios para la gestión de datos personales, ha hecho también un estudio con motivo de la entrada en vigor del Reglamento Europeo, y ha asegurado que las políticas de privacidad del 83 por ciento de las páginas web más visitadas en España son abusivas para el usuario.

Esta compañía ha recordado que durante el último año los usuarios se han tenido que habituar durante la navegación por internet a la aparición de ventanas de consentimiento y a los correos electrónicos de las organizaciones que recaban su aceptación en cumplimiento de la nueva normativa de privacidad.

Solo 14 de las 100 páginas web más visitadas en España han adecuado el uso de sus "cookies" (los pequeños archivos que permiten individualizar la navegación) al nuevo Reglamento Europeo, según la misma fuente, que ha constatado que la mayoría incumple los deberes de transparencia e información básica y la necesidad de consentimiento expreso.

Destaca además un dato: prácticamente todas las web analizadas (el 99 por ciento) incumplen con la obligación de permitir al usuario rechazar directamente las "cookies" con la misma sencillez con que se pueden aceptar, y en el 9 por ciento de los casos equiparan la cesión de los datos con un "peaje de acceso", ya que no permiten seguir navegando si no se aceptan esas "cookies".

Más información en vídeos 
Comentarios