Publicada la nueva ley de Bienestar Animal de CLM, que entrará en vigor en 6 meses

La ley tiene como finalidad asegurar el bienestar de los animales, proporcionándoles la protección que les corresponde por su condición de seres sintientes evitando las situaciones de crueldad y maltrato, sufrimientos, dolor o angustias innecesarios, abandono, ausencia de auxilio, omisión y dejadez de atención
Junta ha abonado ya 180 millones para el mantenimiento de la agricultura ecológica
photo_camera Publicada la nueva ley de Bienestar Animal de CLM, que entrará en vigor en 6 meses

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) ha publicado este lunes la Ley de Bienestar, Protección y Defensa de los Animales de Castilla-La Mancha, que fue aprobada en el pleno de las Cortes celebrado el 3 de agosto y que entrará en vigor dentro de seis meses. 

La ley tiene como finalidad asegurar el bienestar de los animales, proporcionándoles la protección que les corresponde por su condición de seres sintientes evitando las situaciones de crueldad y maltrato, sufrimientos, dolor o angustias innecesarios, abandono, ausencia de auxilio, omisión y dejadez de atención.

Además, se marca como prioridad la defensa de los animales en todas las situaciones que les causen un daño, físico y conductual, así como las que no aseguren un trato adecuado a cada animal.

Entre las prohibiciones generales que incluye esta norma, se encuentra el maltrato, la práctica de mutilaciones con fines exclusivamente estéticos, el sacrificio o matanza de los animales sin reunir las garantías previstas en esta ley, el mantenimiento permanentemente atados o encadenados de los animales y la donación de los animales con fines publicitarios o como premio, recompensa o regalo por otras adquisiciones.

También se prohíbe el empleo de animales de fauna silvestre y salvaje en circos y el uso de animales como reclamo publicitario y en fiestas populares y otras actividades.

También, entre las novedades destacables que introduce la norma es que se pretende lograr el sacrificio cero y el establecimiento de la figura de la eutanasia de animales que será siempre prescrita y realizada por un veterinario de manera rápida e indolora.

En materia de identificación animal, con esta nueva regulación existirá un único Registro gestionado por el Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de Castilla-La Mancha bajo las directrices de la Dirección General de la Consejería con competencias en materia de identificación y registro de animales, al que tendrán acceso las administraciones con competencias en el ámbito de aplicación de esta ley.

Por otra parte, la ley contiene regulación sobre los núcleos zoológicos y normas sobre divulgación, información y educación en materia de protección animal.

Además, se recoge la creación del Consejo Asesor de Bienestar y Protección de los Animales como órgano colegiado de participación, consulta, información y asesoramiento sobre aspectos de interés y relacionados con el bienestar y la protección de los animales.

SATISFACCIÓN DEL SECTOR CINEGÉTICO

Por otra parte, la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, La Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente (Aproca) y la Fundación Artemisan han mostrado su satisfacción por el texto de la ley de Bienestar, Protección y Defensa de los Animales de Castilla-La Mancha.

Según han explicado en un comunicado de prensa, el texto definitivo es fruto del "intenso trabajo" realizado durante los últimos dos años, por lo que las tres entidades agradecen la predisposición mostrada por la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural.

Asimismo, han agradecido la disposición y colaboración de los grupos parlamentarios de PSOE y PP en las Cortes autonómicas, ya que "han elevado las propuestas del sector cinegético, dejando a un lado los partidismos y pensando en el beneficio de una actividad, la cinegética, clave para el desarrollo rural de esta región".

Han agregado que la "participación constante" del sector cinegético en este proceso ha permitido introducir cambios muy relevantes sobre el texto inicial y, así, han citado que se excluye del concepto de maltrato la acción de cazar, incluyendo también a los animales auxiliares del cazador como perros, hurones, reclamo o aves de cetrería.

Se excluye, además, la acción de cazar del concepto de agresión o maltrato y se exceptúa la caza en sí, regulada por su propia Ley de Caza, de muchas prohibiciones específicas que harían imposible la actividad.

Por otra parte, se mantiene el entrenamiento de galgos con vehículo; se elimina la obligación de esterilizar perros de rehalas que no realicen actividad de cría de animales, y se mantiene el tiro al pichón a caja y a brazo.

Para el sector cinegético, el trabajo desarrollado en la redacción de esta ley debe servir como ejemplo para cualquier norma que afecte directa o indirectamente a la caza, puesto que "se han abierto los cauces de participación necesarios para facilitar que el sector pueda presentar sus aportaciones y consideraciones al respecto".

Comentarios