jueves 3/12/20

Cientos de coches se manifiestan en ciudades de Castilla-La Mancha contra la' ley Celaá'

Miles de familias han salido en coche a la calle este domingo en más de 50 ciudades de todo el país para rechazar la 'ley Celaá'
Cientos de coches se manifiestan en ciudades de Castilla-La Mancha contra la' ley Celaá' - EFE/Beldad
Cientos de coches se manifiestan en ciudades de Castilla-La Mancha contra la' ley Celaá' - EFE/Beldad

Varios centenares de coches se han manifestado este domingo en cada una de las cinco capitales de Castilla-La Mancha y Talavera de la Reina (Toledo), en protesta por la ley educativa de la ministra Isabel Celaá, la LOMLOE, unas movilizaciones convocadas por la plataforma Más Plurales a las que se han sumado cargos políticos del Partido Popular, de Ciudadanos y de Vox en la región.

Los vehículos, muchos con familias en su interior, han circulado por las principales calles de las ciudades, en algunos momentos colapsando el tráfico, y portaban grandes lazos naranjas, globos, banderas y pancartas con lemas mostrando su rechazo a la ley Celaá, que consideran se está tramitando sin consenso ni diálogo.

La plataforma Más Plurales está convocando una serie de movilizaciones a las que se están sumando los partidos PP, Cs y Vox para demandar la necesidad de un pacto educativo que incluya a todos y no excluya a ningún sector de la comunidad educativa, y consideran que la LOMLOE vulnera derechos y libertades fundamentales y, por tanto, se hace necesaria esta contestación social.

La ley Celaá, han criticado, relega a la enseñanza concertada a la subsidiariedad, elimina la demanda social como criterio de admisión de alumnos, reduce la enseñanza de religión a la categoría de anécdota y compromete la viabilidad de los centros específicos de educación especial, entre otros agravios, han indicado.

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha participado en la concentración de Ciudad Real, acompañado por la vicesecretaria nacional de Organización del PP, Ana Beltrán, y el secretario nacional de Organización, Alberto Casero.

Los dirigentes populares han defendido la libertad de los padres a elegir la educación de sus hijos y han trasladado "la firme oposición del PP a esta ley del Gobierno Sánchez-Iglesias".

La plataforma ha cifrado en más de mil los vehículos que se han manifestado por las principales calles de Ciudad Real antes de lo cual han leído un manifiesto en el que han destacado que la enseñanza concertada posibilita un modelo plural, heterogéneo e inclusivo y que el objetivo de esta protesta no es otro que lograr una educación pública, plural y de calidad, que no se logra "legislando contra la enseñanza concertada y su diversidad de proyectos".

El portavoz de la plataforma durante la jornada de protesta, José Herrera Larrondo, en declaraciones a los medios de comunicación, ha señalado que "hoy hay un gran movimientos social en España para pedir un 'Stop a la Ley Celaá', que se está desarrollando de espaldas a la sociedad, de espaldas a los padres, a las organizaciones que están desarrollando el sistema educativo y a todo movimiento que es protagonista en la educación".

Además, ha señalado, los profesores no han tenido voz, los alumnos no han tenido voz, los padres no han tenido voz" y, ha señalado, el Gobierno se ampara en decir que "hay hasta siete miembros del arco parlamentario la han apoyado, cuando es, de las ocho leyes aprobadas, la que menos respaldo ha tenido, y sólo se ha aprobado por un voto de diferencia".

Herrera Larrondo ha recordado que en Castilla-La Mancha son 120 concertados los que hay en la actualidad, en los que se escolarizan un total de 60.000 alumnos y trabajan entorno a 4.000 personas".

También los dirigentes de Ciudadanos en Castilla-La Mancha se han manifestado contra la LOMLOE y, en Albacete, la líder autonómica del partido naranja, Carmen Picazo, ha reivindicado que no pueden "permanecer callados ante este ataque a la libertad de elección de los padres".

Picazo ha lamentado que la nueva ley del PSOE perjudique "a las familias de la educación especial y a la concertada, modelos que prestan un servicio extraordinario".

Ha exigido al líder del Partido Socialista en la región, Emiliano García-Page, que se desmarque de la "nociva" ley Celaá y "escuche el clamor de los castellanomanchegos" y ha remarcado que "o se está con Sánchez o se está con las familias de Castilla-La Mancha".

"Vamos a hacer todo lo posible, en la calle y en las instituciones, para que el Gobierno de Sánchez rectifique y no consume este disparate", ha avanzado Picazo.

El presidente del PP provincial de Toledo y senador, José Julián Gregorio, el presidente del PP de Talavera, Santiago Serrano, y la diputada nacional del PP Carmen Riolobos han participado en la manifestación de Talavera de la Reina y también han anunciado que irán "hasta donde haga falta para defender la libertad educativa que se ha cargado el Gobierno de Sánchez e Iglesias" con la ley Celaá que, han criticado "liquida el español como lengua vehicular y es un ataque a la educación concertada y especial”.

El grupo de Cs en Guadalajara, por su parte, ha anunciado que van a presentar en el Senado una enmienda a la LOMLOE, para "evitar este atropello al sistema educativo español".

En Toledo, varios cientos de vehículos han colapsado el tráfico durante la movilización y, en Cuenca, más de 270 coches según el Ayuntamiento han manifestado su rechazo a la reforma educativa.

MILES DE FAMILIAS PROTESTAN EN TODA ESPAÑA

Miles de familias se han manifestado en coche por las principales calles de sus ciudades para decir no a la reforma educativa, la Lomloe o ley Celaá, porque consideran que cercena la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos y atenta contra la pluralidad del sistema actual.

Diferentes caravanas de vehículos, todos adornados de banderolas y globos naranjas, han protagonizado la protesta convocada por la Plataforma Más Plurales, que engloba a la comunidad de la educación concertada, en decenas de ciudades como Madrid, Logroño, las cinco capitales de Castilla-La Mancha, Zaragoza, Oviedo, Cáceres y Santander, entre otras.

El epicentro de las marchas naranjas, el color elegido por la educación concertada para protestar contra el trato discriminatorio que, según sostienen, les otorga el Gobierno, ha sido Madrid, con una caravana de vehículos que ha colapsado el eje central del paseo de la Castellana en ambos sentidos entre las plazas de Cibeles y de Cuzco, junto al estadio Santiago Bernabéu.

Bajo el constante pitido del claxon, unos 5.000 coches, según la Delegación del Gobierno en Madrid, han participado en la protesta, la mayoría secundada por familias completas con niños que han exhibido pancartas y banderas con el lema "Stop ley Celaá".

"Tenemos que poder elegir: el que quiera educación laicista, el que la quiera religiosa, concertada o privada. Yo quiero que me dejan elegir lo que más le conviene a mis hijos", han exigido unos padres que se han sumado a la manifestación con sus tres niños.

Otro padre ha pedido a la ministra Celaá que escuche a todos los ciudadanos porque su ley, ha dicho a Efe, "es injusta", mientras que otra pareja con niños ha recordado al Gobierno que "los hijos son de los padres".

Todos han insistido a Efe en que la decisión de elegir educación concertada o especial sea solo de los padres y que, por tanto, no se limiten las plazas de estos colegios.

La protesta de este domingo es la cuarta convocada por la plataforma desde que se inició la tramitación parlamentaria, pues consideran que la nueva ley es un "atropello" y una "auténtica aberración", sin olvidar que, en su opinión, puede afectar a más de tres millones de alumnos de la escuela concertada.

Las marchas que se han seguido en decenas de ciudades han estado respaldadas por PP, VOX y Ciudadanos, que votaron en contra el pasado jueves en el Congreso al proyecto de ley. Los dos primeros han avanzado que, una vez entre en vigor, la recurrirán al Constitucional por ser sectaria y contraria a la libertad de elección de centro.

En Madrid, el PP se ha volcado con el rechazo a la ley. Su presidente, Pablo Casado, acompañado de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y del alcalde de la capital y portavoz nacional , José Luis Martínez-Almeida, han acudido en un coche.

Casado ha prometido que el PP hará "todo lo posible" en las comunidades que gobierna para "evitar los estragos" de una ley que considera "mala para el futuro, para la unidad nacional y para la calidad educativa", que es, ha añadido, "la palanca del desarrollo" de España.

Ha pedido al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que "escuche" a las familias que han acudido este domingo a la protesta y que piden "libertad" y "respeto para España".

En el mismo lugar Ayuso ha avanzado que llevará a los tribunales "y a todas las instancias donde sea necesario" la defensa del derecho de libertad de educación y que lo acompañará de una reforma que presentará en la asamblea para mejorar la calidad de la enseñanza.

En la misma línea, la vicesecretaria nacional de Organización del Partido Popular, Ana Beltrán, ha asegurado este domingo que su partido no va a aplicar "las medidas más lesivas" de la ley Celaá en las comunidades autónomas en las que gobierne.

Unas intenciones que desde el PSOE se han censurado duramente. Su portavoz de Educación en el Congreso, Luz Martínez Seijo, ha reprochado al PP que no se puede "alentar al desacato" ni cuestionar la aplicación de la reforma educativa de la Lomloe en ninguna autonomía, porque es "una irresponsabilidad absoluta".

Martínez ha pedido a Casado que "vuelva a la moderación" y abandone "planteamientos ultras y extremistas".

Más información en vídeos 
Comentarios