jueves 21/1/21

La primera ola de frío en dos años dejará nevadas incluso en la costa, viento frío y -15ºC

El jueves comenzarán las precipitaciones localmente fuertes y persistentes, que afectarán a Castilla-La Mancha

En la imagen de archivo la ciudad de Cuenca con nieve
En la imagen de archivo la ciudad de Cuenca con nieve

La primera ola de frío del invierno que registrará España desde hace dos años comenzará a partir de este martes 17 de enero y no terminará, al menos, hasta el jueves, unos días en los que nevará en cotas bajas, incluso en algunos puntos de la costa, y las heladas serán generalizadas, con mínimas de unos -15 grados centígrados en puntos de montaña y máximas que no superarán los 5 grados centígrados en buena parte del interior peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Según ha explicado a Europa Press la portavoz de la AEMET, Ana Casals, no se producía una ola de frío desde febrero de 2015. También ha recprdado que el año pasado, en 2016 no se registraron olas de frío, igual que en 2013, mientras en 2014 hubo otra en diciembre. "No están siendo muy habituales en los últimos años", ha comentado.

Casals ha indicado que la ola de frío afectará a la mayor parte de la Península y a Baleares pero también a Ceuta, donde "no ven la nieve desde 1993", es decir, casi un cuarto de siglo. Asimismo, ha destacado que se esperan cantidades "muy copiosas" de nieve.

Este lunes seguirá soplando sobre la Península y Baleares del noroeste y del norte que serán aire frío y húmedo y producirá abundantes precipitaciones en el extremo norte de la Península.

La portavoz ha expuesto que el martes será cuando comience a cambiar la situación meteorológica porque se extenderán las altas presiones y se reforzará el anticiclón en el interior de Europa, lo que, junto a las bajas presiones en el Mediterráneo, producirá un flujo del nordeste que introducirá una nueva masa de aire de origen continental que es "más seca y fría".

"Las heladas serán generalizadas en casi toda la Península", ha pronosticado la portavoz, que cita como excepción a las zonas del litoral, aunque también podrá helar junto al mar en el Cantábrico oriental.

Casals ha dicho que las temperaturas mínimas podrán ser inferiores a -10 grados centígrados y que podrán bajar de -15 grados centígrados en puntos de Pirineos y del sistema Ibérico y que las máximas "no pasarán de 5 grados centígrados en buena parte de la Península", sobre todo el miércoles, que será "el día más frío".

En este contexto, ha añadido que los vientos soplarán en las zonas más afectadas por la ola de frío con carácter fuerte y serán "muy fuertes" en algunos puntos, por lo que ha dicho que la sensación térmica puede llegar a ser incluso de hasta -30 grados centígrados. Por ejemplo, en los lugares donde haya cero grados centígrados y vientos de 50 a 70 kilómetros por hora, la sensación será de -8 ó -9 grados centígrados, mientras en las zonas con -5 grados centígrados y con ese viento, la sensación será de -15 grados centígrados.

Sobre el "brusco" descenso térmico, ha apuntado también que por ejemplo, en Sevilla este martes se prevén hasta 20 grados centígrados mientras que el miércoles caerán a 8 grados centígrados, lo que supone una caída de 12 grados centígrados.

También ha destacado que nevará el martes en Baleares y el miércoles en el sureste peninsular en cotas "muy bajas" y "ocasionalmente" a nivel del mar. "Podremos ver playas nevadas en el sureste y si no, muy cerca", ha comentado. Igualmente, ha insistido en que serán "copiosas" tanto en el este como en el sureste de la Península a partir del jueves, cuando el flujo del noreste rolará más al este, con el consecuente aumento de entrada de la humedad en la Península.

"PEQUEÑA PROBABILIDAD" DE NIEVE EN MARDID

Ese día, la portavoz espera que seguirá la bolsa de frío en la Península, por lo que se esperan nevadas "copiosas" en el este y sureste, de "más de 5 centímetros de espesor", que podrán llegar "más debilitadas" al centro de la Península, de modo que no se descarta una "pequeña" probabilidad de que pueda nevar en Madrid.

Otro de los aspectos significativos de esta ola de frío es que se producirán nevadas en Ceuta, Melilla y los montes cercanos, algo que no ocurre desde 1993. "Se espera bastante cantidad de nieve en Ceuta", ha advertido.

En este contexto, ha expuesto también que la cota de nieve el miércoles se esperan nevadas en el sureste peninsular entre 0 y 200 metros de altura y subirá a lo largo del día a entre 0 y 500 metros, mientras que el jueves se situará entre 0 y 600 metros en el sureste y subirá a lo largo del día de 300 a 800 metros.

Aunque las nevadas afectarán más al este peninsular, en el resto del país se esperan cielos nubosos en el Cantábrico, donde puede producirse alguna precipitación débil y será ya el jueves cuando comiencen las precipitaciones localmente fuertes y persistentes, con tormentas en Baleares que afectarán a buena parte del este, Castilla-La Mancha y sur peninsular. En el resto del país, el jueves los cielos estarán despejados y las temperaturas frías.

Finalmente, ha insistido en que los vientos agudizarán la sensación térmica de frío, porque el miércoles soplarán del norte y nordeste fuertes o con intervalos de fuerte en el Valle del Ebro, Baleares, litoral de Galicia, sureste peninsular y serán "muy fuertes en el Ampurdán, este de Baleares y con rachas muy fuertes en zonas de montaña del centro y nordeste de la Península. "La sensación térmica será mucho peor que la temperatura real", ha pronosticado.

PROTECCIÓN CIVIL ACTIVA LA ALERTA EN TODO EL PAÍS

Por su parte, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha alertado por la llegada de la ola de frío y por heladas generalizadas que afectarán a casi toda España menos a Canarias y sobre todo al este peninsular.

De acuerdo con las predicciones de la AEMET, se espera un "importante descenso" de las temperaturas para el martes 17, que será más notable en las zonas altas de montaña y en la mitad oriental peninsular.

La nieve afectará al Pirineo y este martes a las islas Baleares, donde puede acumularse 5 centímetros de espesor en cotas de 100 metros. El frío hará que la nieve caída perdure y se produzcan placas de hielo. Las heladas afectarán, prácticamente, a toda la península.

Además, señala que las rachas de viento que podrían alcanzar 120 kilómetros por hora en el interior de Huesca, Lérida y Gerona, donde también se prevé viento en la costa, al igual que en el litoral balear. Se prevé un importante descenso de las temperaturas para el martes 17, que será más notable en las zonas altas de montaña y en la mitad oriental peninsular.

Protección Civil avisa de que el frío hará que la nieve caída perdure y se produzcan placas de hielo, ya que las heladas afectarán prácticamente a toda la Península.

Ante esta situación, Protección Civil y Emergencias recomienda a los ciudadanos que se protejan y extremen las precauciones ante los riesgos derivados de temperaturas extremas por frío, con especial atención a los colectivos más vulnerables y aconseja estar informado a través de los medios de comunicación y seguir las recomendaciones.

Frente a la previsión de nieve, aconseja viajar por carretera si es imprescindible, llevar cadenas o neumáticos de invierno, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, así como informarse de la situación meteorológica y del estado de las carreteras; extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender a las recomendaciones de Tráfico.

También recomienda revisar los neumáticos, anticongelante y frenos; tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina; llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

En caso de quedar atrapado en la nieve, aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, recomienda no resolver la situación de forma unilateral, tratar de informar de este hecho y salvo que la situación sea insostenible, espere asistencia.

Frente a los fuertes vientos, recuerda que conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse así como abstenerse de subir a los andamios sin medidas de protección.

A los conductores, Protección Civil les aconseja extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Ante los vientos costeros, insiste a quienes se encuentren en zonas marítimas que procuren alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan resultar afectados por las mareas elevadas y los oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes. También recomienda estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje.

En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrar a quienes se encuentren en las proximidades del mar. Por ello, avisa de la importancia de no poner en riesgo la vida humana ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.

Comentarios