viernes 23/10/20

Rouco pide 36 jueces más para Castilla-La Mancha y alerta de más litigiosidad en lo Social

- El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) pide claridad para el control policial de los confinados por la COVID-19; y muestra su preocupación por la ausencia del rey en el acto de Barcelona.

- Cuatro de cada diez juicios penales celebrados en Castilla-La Mancha, en el año 2019, fueron por conformidad, según ha destacado el Fiscal Jefe de la región.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco, durante la presentación de la memoria judicial de 2019, este viernes en Albacete - EFE/Manu
El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco, durante la presentación de la memoria judicial de 2019, este viernes en Albacete - EFE/Manu

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM), Vicente Rouco, ha reclamado la creación de 36 plazas más de jueces y magistrados para atender las demandas de la región y ha alertado del aumento de la litigiosidad en los juzgados de lo Social con la previsión de que la crisis asociada a la pandemia eleve aún más su carga de trabajo.

En rueda de prensa en la que ha presentado la Memoria Judicial 2019, antes del acto de inauguración del Año Judicial, en la sede del Tribunal en Albacete, Rouco ha pedido 36 plazas más para la región ya que "la planta judicial de la comunidad sigue ocupando el último lugar de todos los tribunales superiores en número de jueces por habitante", ha subrayado.

Ha detallado que en los juzgados y tribunales han entrado 197.893 asuntos, un 0,9 % más que en el año anterior, y que el número de asuntos por resolver ha crecido un 6,7 %, una cifra de pendencia "un poquito más altas de lo que desearíamos", y un incremento de litigiosidad que se ha notado más "en los juzgados de lo Social" (un 9 %).

Con estas cifras, Rouco se ha referido a las necesidades de nuevos juzgados y plazas que se expresan en la Memoria. "Se considera necesaria la creación de 36 plazas para jueces y magistrados", cuatro en órganos colegiados, 24 de nuevos juzgados y ocho jueces de Adscripción Territorial. 

Además, ha propuesto crear Juzgados de lo Mercantil exclusivos que "se obtendrían de la transformación de juzgados de Primera Instancia y de Primera Instancia e Instrucción ya existentes”.

Las plazas que se proponen crear son una de magistrado en la sala de lo Social, la octava en la Audiencia Provincial de Albacete y las décimas en las audiencias de Ciudad Real y de Toledo, según se especifica en la memoria.

En cuanto a nuevos juzgados, se proponen crear cuatro de Primera Instancia, dos en Albacete y dos en Guadalajara, y diez de Primera Instancia e Instrucción, dos en Ciudad Real e Illescas (Toledo), y uno en Puertollano (Ciudad Real), Cuenca, Toledo y las también localidades toledanas de Ocaña, Talavera de la Reina y Torrijos.

También ha contemplado crear tres juzgados de Violencia sobre la Mujer exclusivos, en Ciudad Real, Guadalajara y Toledo, y transformar en juzgados exclusivos de lo Mercantil uno de Primera Instancia de Albacete, otro de Ciudad Real y un tercero de Toledo.

En cuanto a juzgados de lo Penal, Rouco ha señalado que es preciso crear tres nuevos órganos, en Albacete, Ciudad Real y Toledo, y sobre necesidades de la jurisdicción social ha propuesto cuatro nuevos juzgados, en Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

El presidente del TSJCM ha informado que al acabar el año había 11.721 asuntos en trámite y ha opinado que "la pandemia puede dar lugar a un crecimiento de la carga de trabajo, ojalá y no ocurra, lo deseable es que no", ha dicho Rouco.

Las "controversias" derivadas de los ERE, ERTE o despidos pueden generar esta sobrecarga, además d que "se suspendieron los procedimientos tres meses, son muchos juicios por hacer, y eso hay que recuperarlo", ha subrayado.

Sobre los retos del año en curso y de los meses siguientes, Rouco ha citado la próxima apertura de nuevos edificios, la Ciudad de la Justicia en Albacete y el nuevo edificio de juzgados en Guadalajara, cuya entrada en funcionamiento ha considerado "imprescindible".

Ello, "sin esperar al inicio de la nueva Oficina Judicial, sobre todo teniendo en cuenta la especial situación sanitaria propiciada por el COVID-19 que ha traído una serie de protocolos de medidas de seguridad".

En materia de infraestructuras que se deben mejorar y algunas que se consideran "deficitarias", Rouco ha citado como ejemplos los casos de Manzanares, Valdepeñas, Almansa o Casas Ibáñez, y ha añadido la necesidad de nuevos edificios para los juzgados de Tomelloso, Torrijos e Illescas.

Además, "en Talavera de la Reina es perentoria la construcción de un nuevo edificio judicial a la vista de la imposibilidad de llevar a término las obras de ampliación previstas en el edificio anexo al actual Palacio de Justicia", ha reforzado.

El otro reto que se ha marcado el TSJCM, ha confirmado Rouco, es "el avanzar en la digitalización y en el expediente digital electrónico", una materia en la que "se ha avanzado en la pandemia" donde los profesionales "han hecho de la necesidad virtud", ha subrayado.

CONTROL POLICIAL DE LOS CONFINADOS

Por otra parte, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha considerado que es necesaria una regulación "un poco más clara" sobre la vigilancia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de las personas confinadas por la COVID-19.

Rouco ha abogado por que haya una regulación más clara "que nos permita afrontar con mayor certeza y seguridad jurídica" el seguimiento y control policial a las medidas individuales de confinamiento y cuarentena que puedan dictar las autoridades sanitarias.

Según el presidente del TSJCM, es una cuestión jurídicamente complicada, porque en algunos casos de control de la libertad o la intimidad individual "a lo mejor se requiere una autorización judicial".

"Lo primero que se necesitaría es una regulación un poquito más clara", aunque en principio "llevar a cabo el control de esas medidas administrativas puede hacerse administrativamente", ha comentado Rouco a preguntas de los periodistas por la iniciativa del Gobierno regional de que la Consejería de Sanidad de a Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local los datos de localización y lugares de trabajo de las personas con medidas de aislamiento o cuarentena.

Si estas medidas que adopten los cuerpos policiales pueden al control de la libertad personal o intimidad personal "a lo mejor efectivamente se requiere una autorización judicial", ha argumentado Rouco.

Aunque también ha señalado que "si las autoridades gubernativas tienen conocimiento a través de las Fuerzas de Seguridad del Estado del incumplimiento de este tipo de medidas, en principio no es necesaria una autorización judicial para poder tomar medidas".

Pero si las cuarentenas voluntarias no se cumplen "a lo mejor habrá que poner el cumplimiento forzoso de las mismas, y ese cumplimiento con supervisión de las fuerzas de seguridad sí que requiere una orden de ratificación judicial", ha indicado Rouco, que ha precisado que la competencia de esas medidas individuales es de los juzgados de lo Contencioso-Administrativo.

Y ha opinado que, aunque se ha dado "un paso razonable" al atribuir a los tribunales superiores el control judicial de las resoluciones con medidas de carácter general para confinamiento, "para ratificar medidas individuales ahora quizá sea necesaria una regulación un poco más clara al respecto, para afrontar con mayor certeza y seguridad jurídica estas cuestiones".

AUSENCIA DEL REY EN BARCELONA

En otro orden, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha expresado la "decepción y preocupación" de la judicatura por la ausencia del rey Felipe VI del acto de entrega de despachos a los nuevos jueces, que tiene lugar este viernes en Barcelona.

Rouco ha hecho hincapié en el papel del monarca, que "es un símbolo de la separación de poderes", y quien simboliza la unidad del Estado "y arbitra y modera el funcionamiento regular de sus instituciones", durante su intervención en el acto protocolario de apertura del año judicial en Castilla-La Mancha, que se ha celebrado este viernes en la sede del TSJCM en Albacete.

Asimismo, ha dicho que la Constitución España "al referirse a la Justicia, dice que emana del pueblo y administra en nombre del rey, se invoca a su origen en la soberanía popular, y entronca con la más alta magistratura, en la medida en que constitucionalmente es el rey quien simboliza la unidad del estado y arbitra y modera el funcionamiento regular de sus instituciones".

El rey es también “un símbolo de la separación y división de poderes, y los valores más importantes del poder judicial, como independencia, imparcialidad, neutralidad política sumisión a la ley", ha apuntado el presidente del TSJCM, que ha añadido que esa circunstancia "fundamenta la presencia de dicha alta magistratura en nuestros actos más relevantes, como la entrega de despachos a nuevos jueces".

La ausencia de Felipe VI del acto de Barcelona "ha causado entre nosotros sin duda decepción y preocupación en el contexto en que se produce", ha admitido Rouco, que ha explicado que "hemos tenido oportunidad de trasladar por el cauce oportuno" esa decepción y preocupación.

JUICIOS PENALES DE CONFORMIDAD

De otro lado, el 40 por ciento de los juicios penales celebrados en 2019 en Castilla-La Mancha se hicieron por conformidad y el acusado obtuvo una rebaja de la pena a cambio de un reconocimiento de los hechos.

También han aumentado las conformidades en los juicios rápidos, dentro de la tarea de "potenciar las conformidades" en la que la Fiscalía Superior de la región se ha empleado el pasado año, ha destacado el Fiscal Jefe de Castilla-La Mancha, José Martínez, en el discurso que ha pronunciado durante el acto de conmemoración de la apertura del Año Judicial.

Martínez ha destacado "la tarea de potenciar las conformidades penales" llevada a cabo este año y la edición de una 'Guía práctica para una buena conformidad', para detallar que en los juicios de juzgados de lo Penal y Audiencia Provincial ha habido cerca de 2.500 conformidades, "un ligero repunte", ha señalado.

Por tanto, ha subrayado, "cuatro de cada diez sentencias dictadas en juicios penales lo son en trámite de conformidad", mientras que hubo otras 3.638 conformidades en juicios rápidos.

Para el fiscal, los datos evidencian que "el sistema de conformidad incentivada que opera en este tipo de juicios sigue produciendo los efectos previstos y queridos por el legislador" con una rebaja de un tercio en las condenas.

También del balance de 2019, Martínez ha destacado "la culminación del proceso de informatización de las fiscalías", con una valoración global "muy positiva", aunque ha entendido que hay que ahondar ahora en "la formación de fiscales y funcionarios".

El Fiscal Superior también ha ofrecido algunos datos de criminalidad como los 53 homicidios dolosos y asesinatos, una cifra "muy por encima de la media" de los años anteriores, o el "freno" a los delitos de índole sexual, con un 5 % menos, debido "fundamentalmente" a menos supuestos de delitos con menores como víctimas.

En materia de violencia de género, ha dicho que la estadística de la Fiscalía en 2019 marca "la cifra más elevada de toda la década" y, por último, en el orden de delitos contra el patrimonio, "hay una tónica de ligero descenso", con el aumento del 20 % "en figuras delictivas como los delitos de usurpación", con un centenar de casos más, ha concluido.

Al acto de apertura del año judicial han asistido representantes institucionales como el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, la consejera de Bienestar Social Aurelia Sánchez, y el alcalde de Albacete, Vicente Casañ.

Más información en vídeos 
Comentarios