martes 17.09.2019

La Policía Nacional y la Guardia Civil celebran el fin de ETA y la AVT estará 'vigilante'

El general jefe de zona de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha, Manuel Llamas, en un momento de la entrevista - EEFE/Ismael Herrero
El general jefe de zona de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha, Manuel Llamas, en un momento de la entrevista - EEFE/Ismael Herrero

Mayo comenzó con el anuncio de disolución de la banda terrorista ETA y terminará con el reconocimiento de Castilla-La Mancha a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad -Policía Nacional y Guardia Civil-, que celebran el fin de ETA, y a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que estará "vigilante".

Como "una larguísima noche de una larguísima pesadilla que ha durado más de medio siglo" define el jefe de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha, Manuel Llamas, el fin de ETA, y de "alegría" lo tilda el jefe superior de Policía de la región, Félix Antolín, aunque no olvida que quedan algunas "manchas" por una serie de delitos que todavía no se han resuelto.

Ambos han vivido la lucha antiterrorista de primera mano, cuentan en entrevistas concedidas a Efe, ya que Llamas comenzó su carrera en el cuerpo en un Grupo Antiterrorista mientras que Antolín estuvo destinado en el País Vasco, donde hubo momentos que pensó que "aquello no iba a terminar nunca", recuerda.

Buena parte de las víctimas del terrorismo son miembros de las Fuerzas de Seguridad, a quienes la presidenta de la AVT, Maite Araluce, concede el mérito de haber acabado con la banda terrorista, pero sin embargo manifiesta que no ha sido el final de ETA que las víctimas y familiares querían.

"Queríamos tener la foto de la derrota", señala Araluce en una entrevista con Efe, y lamenta que se haya convertido en "una campaña de márketing y blanqueo de la historia".

La escenificación de la disolución de la banda terrorista ha sido "humillante" para las víctimas, dice, porque el perdón lo han dirigido solo a unas víctimas y porque han hablado de derechos humanos olvidándose de los de las víctimas.

Para la presidenta de la AVT, "parece que están reconociendo que lo han hecho bien" y que por ello hubiera que "darles una medalla", y reclama al Gobierno de España que "no cambie nada" de la política penitenciaria y, por tanto, que no acerque a los presos.

La AVT quiere que dejen a las víctimas contar "el verdadero relato" y que puedan ir a los colegios para que "la gente joven sepa quién es ETA, que no lo saben", aduce Araluce.

A esta reivindicación añade el "temor" que tienen ante posibles cesiones parlamentarias y, por ello, asegura que estarán "vigilantes".

La presidenta de la AVT en España y los máximos responsables de Guardia Civil y Policía Nacional recogerán el próximo 31 de mayo, Día de la Región, las medallas conmemorativas y la placa al mérito regional, respectivamente, en el acto institucional que el Gobierno de Castilla-La Mancha celebrará en Talavera de la Reina (Toledo).

Un reconocimiento que para la Guardia Civil es la puesta en valor del trabajo que realizan los más de 5.000 hombres y mujeres que hay en la comunidad autónoma y "una demostración más del cariño y respeto" de la ciudadanía hacía al cuerpo, así como para la Policía Nacional es un "honor" y un "aliciente" para seguir en el desempeño diario de su trabajo, dicen los jefes de ambos cuerpos.

También para la presidenta de la AVT la placa al mérito que recibirá de Castilla-La Mancha es "un reconocimiento a todas las víctimas del terrorismo", además en una comunidad en la que cuentan con 203 asociados.

Si se le pregunta al jefe de la Guardia Civil en la región si España es más segura desde el fin de ETA, Llamas lo tiene claro: "Categóricamente sí", y añade que los datos también lo corroboran, porque la tasa de criminalidad se ha reducido, y de la misma opinión es el máximo responsable de la Policía Nacional que afirma que "España es uno de los países más seguros".

En la misma línea responden si se pone el foco en Castilla-La Mancha, comunidad que Llamas ve "no como una isla, pero sí un espacio de mayor libertad y seguridad en términos comparativos", y Antolín comenta que está "entre las regiones más seguras".

En cuanto a los nuevos desafíos a los que se enfrentan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, el jefe de la Guardia Civil aboga por mantener el "alto nivel de formación" en todos los ámbitos de criminalidad, haciendo hincapié en las nuevas tecnologías.

De la misma opinión es el responsable regional de la Policía Nacional, que destaca la formación "permanente" de todo el cuerpo y que los nuevos policías que se incorporan "vienen cada vez mejor preparados", así como apuesta por la formación en nuevas tecnologías ya que indica que los delitos informáticos han cogido a la Policía "con cierta falta de preparación" y a la sociedad "en fuera de juego".

Más información en vídeos 
Comentarios