Domingo 16.12.2018

Las personas con discapacidad de CLM piden educación inclusiva y oportunidad laboral

Las Cortes de Castilla-La Mancha han acogido la celebración de un pleno en conmemoración del Día Internacional de Personas con Discapacidad
Las Cortes de Castilla-La Mancha han acogido la celebración de un pleno en conmemoración del Día Internacional de Personas con Discapacidad

La educación inclusiva y tener oportunidades laborales son algunas reivindicaciones realizadas por usuarios de asociaciones de discapacitados en las Cortes de Castilla-La Mancha, donde este martes se ha celebrado un pleno en conmemoración del Día Internacional de Personas con Discapacidad.

El presidente del Parlamento regional, Jesús Fernández Vaquero, y el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, han asistido a este pleno junto al presidente de Plena Inclusión Castilla-La Mancha, Luis Perales y el presidente de Marsodeto, Carlos del Valle, entre otros.

"El mundo tiene muchos colores, pero todos los colores son necesarios", ha reflexionado el presidente del Parlamento, quien ha expresado el reconocimiento de "toda la Cámara" hacia las personas con discapacidad y sus familias.

Ha señalado que si se reforma la Constitución Española habría que modificar el artículo 49 para sustituir el término 'disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos' por el de personas con distintas capacidades e incluir, además, el derecho al trabajo para este colectivo.

Por su parte, el consejero de Educación ha señalado que en la escuela "está muy presente" la educación en valores desde una perspectiva transversal y ha señalado que el Gobierno regional trabaja por la inclusión en centros escolares "pero queda mucho por hacer".

El mensaje que ha lanzado Felpeto en su intervención es que la convivencia con personas con discapacidad, tanto en la escuela como en el trabajo o la convivencia diaria, no limita sino que, todo lo contrario, "enriquece" y en muchos casos "cambia la vida".

Así, ha citado el ejemplo de escolares que tienen al lado a un compañero con otras capacidades y esto "les ha enriquecido y ha sido capaz de cambiar sus vidas".

Cinco usuarios de asociaciones de discapacitados han intervenido en el pleno para contar experiencias y formular reivindicaciones, entre ellos Pepa Parra, del centro Amafi de Yepes (Toledo), quien ha dicho que no quieran estar "apartados" sino estar con los demás, "en las mismas aulas y con compañeros de la edad", con quienes compartir juegos e ilusiones.

Jonatan Olmo es un joven de la asociación Aidis de Torrijos (Toledo) que ha pedido que los centros ocupacionales cuenten con suficiente personal para que puedan recibir atención individualizada.

A sus 46 años, María Ángeles Moya, del centro Asprodeta de Talavera de la Reina, ha explicado su experiencia laboral en una residencia de ancianos, donde ha aprendido funciones de pinche de cocina y a usar utensilios de cocina y reciclar, pero también a trabajar en equipo.

"Ellos han confiado en mí y me he sentido útil, y una más de los trabajadores", ha resumido Moya, quien ha subrayado que estas prácticas laborales le han supuesto un "reto" personal.

En las Cortes también han intervenido Sonia Muñoz, del centro Apanas de Toledo, que ha reivindicado que la discapacidad "no significa no poder trabajar" y ha pedido la "oportunidad" de demostrarlo, y Manuel Reyes, de Amafi de Yepes, que ha hablado sobre las necesidades de ocio y cultura que tienen.

Por su parte, Luis Perales ha reconocido la "armonía" que sobre la atención temprana hay entre las Consejerías de Educación, Sanidad y Bienestar Social y ha aludido a la importancia de la próxima Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad, que dará garantías a las personas con discapacidad que pierden a sus padres.

Más información en vídeos 
Comentarios