Cabañeros plantará más de 58.600 árboles para renaturalizar parte de la raña

El director conservador del parque nacional, Ángel Gómez Manzaneque, comenta que estas plantas proceden de bellotas que fueron recogidas en el propio parque y que ahora regresan como incipientes árboles
En la imagen de archivo el Parque Nacional de Cabañeros
photo_camera En la imagen de archivo el Parque Nacional de Cabañeros

El Parque Nacional de Cabañeros ha comenzado a plantar más de 58.600 plantas de encina, alcornoque y quejigo en cuatro zonas de este espacio protegido, con el objetivo de renaturalizar una parte de 'La Raña', conocida como el Serengueti español.

Así lo ha explicado a Efe el director conservador del parque nacional, Ángel Gómez Manzaneque, quien ha comentado que estas plantas proceden de bellotas que fueron recogidas en el propio parque y que ahora regresan como incipientes árboles.

Gómez Manzaneque ha recordado que en el otoño de 2021 se procedió a recoger, por parte de personal del parque, miles de bellotas de ejemplares seleccionados, por su porte y vigor, de encina (Quercus ilex), alcornoque (Quercus suber) y quejigo (Quercus faginea), que posteriormente se enviaron a un vivero de la empresa pública Tragsa en Orense, donde se han desarrollado hasta estar listos para su plantación.

Ahora, tras este proceso de cría en el vivero de las plantas, comenzará su plantación en cuatro recintos que previamente han sido seleccionados y acondicionados para ello.

En total, la plantación abarcará unas 290 hectáreas en las que previamente se ha procedido a realizar los hoyos para facilitar la plantación, según Gómez Manzaneque, que ha detallado que, en cada hectárea, se plantarán unas 200 plantas, sin una disposición previa para evitar una disposición rectilínea.

El objetivo es que la plantación recupere su aspecto tradicional de dehesa, que toma esta consideración cuando hay entorno a 50 árboles por hectárea, y para ello los técnicos del parque nacional han buscado la zonas más adecuadas para favorecer el crecimiento tanto de alcornoques, quejigos y encinas.

De esta forma se favorece la renaturalización de la raña, una extensión de unas 8.000 hectáreas situada al sureste del parque, que en la década de los 60 se puso en cultivo de cereal.

En esos años se eliminó parte del bosque y del matorral que la cubría para dedicarla a cultivos de cereal y, a partir de entonces, se convirtió en el herbazal arbolado actual, con algunas zonas que conservan la vegetación original, como la denominada el "Mancho del Portugués" o algunas de los alrededores de la Colada de Navalrincón.

Gómez Manzaneque ha recordado que la recuperación de la raña ya se inició con una actuación similar que se llevó a cabo hace 15 años en otra zona de exclusión, que, tras este tiempo, "ya se muestra como una incipiente dehesa".

Y ha comentado que esta importante plantación se hace siendo conscientes de que muchas de estas plantas pueden acabar no progresando o muriendo, dentro del proceso lento que supone la recuperación de un espacio tan amplio.

La actuación se enmarca dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España para el desarrollo de los fondos europeos Next Generation EU y la excepcionalidad de la actuación se debe a la financiación extraordinaria de dichos fondos, puesto que con carácter habitual ya se realizan anualmente reforestaciones propias con distintas especies propias del ecosistema mediterráneo.

"Con este tipo de actuaciones, buscamos que quien visite Cabañeros respire bosque mediterráneo y se lleve la mejor impresión de un lugar único que se encuentra en plenos Montes de Toledo", ha asegurado Gómez Manzaneque, que ha recordado que Cabañeros, dentro de la Red de quince parques nacionales, representa sistemas naturales ligados al monte mediterráneo.

Así, entre sus principales valores naturales están los bosques y matorrales mediterráneos, algunos enclaves relícticos de vegetación atlántica, los bosques de ribera, las turberas y herbazales, así como la flora y fauna asociada a cada uno de estos ecosistemas, entre las que se encuentran algunas especies como el águila imperial ibérica o el buitre negro.

El Parque Nacional de Cabañeros se encuentra situado en los Montes de Toledo, al noroeste de la provincia de Ciudad Real y suroeste de la de Toledo; está limitado al este por el río Bullaque y al oeste por el río Estena, ambos afluentes del río Guadiana, y abarca los macizos de El Chorito y Rocigalgo.

Cabañeros fue declarado parque nacional en 1995 para proteger una muestra representativa de los montes mediterráneos españoles mejor conservados.

Comentarios