Cabañeros, Quintos de Mora y La Jara, nuevos territorios para que habite el lince ibérico

El objetivo es seguir aumentando el tamaño global de su población, conectando los núcleos de la especie y garantizando así una metapoblación funcional autosostenible y viable en el futuro
El Miteco liberará este año 33 ejemplares de lince ibérico nacidos en cautividad - EFE/Jesús Monroy
photo_camera Cabañeros, Quintos de Mora y La Jara, nuevos territorios para que habite el lince ibérico - EFE/Jesús Monroy

El Parque Nacional de Cabañeros, la finca Quintos de Mora y la comarca de La Jara han sido elegidas por el proyecto Life Lynxconnect como nuevas futuras zonas de reintroducción del lince ibérico (Lynx pardinus).

El objetivo es seguir aumentando el tamaño global de su población, conectando los núcleos de la especie y garantizando así una metapoblación funcional autosostenible y viable en el futuro.

Así lo ha explicado Susana Jara, directora general de Medio Natural y Biodiversidad de la Consejería de Desarrollo Sostenible del Gobierno de Castilla-La Mancha, quien ha explicado que estas nuevas zonas permitirán conectar las actuales poblaciones estables de linces que se encuentran en Sierra Morena Oriental y Occidental con la de Montes de Toledo.

A las nuevas zonas ya aprobadas por el proyecto Life Lynxconnect se podrían unir en el futuro otras como Urda en Toledo y Castilseras (Almadén) y Ballesteros de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real, si bien, estas últimas están aún en estudio, ha precisado.

Todas estas zonas, ha explicado, cuentan con las condiciones idóneas para el desarrollo de la especie, al contar con “aproximadamente unas 1.500 hectáreas de hábitat de bosques mediterráneo y una elevada densidad de conejos”.

Tras delimitar las “áreas de conexión” y en ellas los “stepping stones”, los parches de habitad adecuados para ser seleccionados como zonas intermedias entre un núcleo poblacional y otro, se podrá llevar a cabo la reintroducción de nuevos ejemplares de lince ibérico.

SIETE NUEVOS EJEMPLARES A PRINCIPIOS DE AÑO

El proyecto Lynxconnect, en el que participa administraciones ambientales y con competencia en carreteras de dos países y cuatro comunidades autónomas (España, Portugal, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia), además de organizaciones no gubernamentales del sector medioambiental, representantes del sector cinegético y empresas privadas, prevé realizar nuevas sueltas de ejemplares de lince ibérico a principios de 2024.

Jara ha señalado que inicialmente serán siete los ejemplares con los que contará Castilla-La Mancha para ser liberados, y procederán de los centros de cría en cautividad de El Acebuche (Doñana), la Olivilla (Jaén), Silves (Algarve) y Granadilla (Cáceres).

La Junta estudia aún dónde se llevarán a cabo estas sueltas, puesto que, ha dicho, “actualmente estamos estudiando el lugar más adecuado, en función de que si son machos o hembras los ejemplares que nos proporcionan finalmente”.

Lo que inicialmente no se ha planteado la Junta es capturar ejemplares de las actuales poblaciones de Sierra Morena Occidental o Montes de Toledo para liberarlos en las nuevas zonas seleccionadas como hábitat favorable para establecer nuevas poblaciones de lince ibérico en la región.

Jara ha comentado que “existe esta otra posibilidad de trasladar linces de un lugar a otro”, sin embargo, ha señalado, “con esta especie tenemos que ir lentamente, paso a paso, no hace falta correr, porque si los linces tienen un hábitat adecuado y suficiente comida, y eliminamos cualquier otra causa de muerte no natural, su población va a prosperar”.

En este sentido, ha comentado que el proyecto, paralelamente sigue trabajando muy intensamente en eliminar las causas de muerte no naturales de los linces, principalmente evitando los atropellos en vías de comunicación al instalar infraestructuras preventivas, e eliminando el riesgo de que algunos ejemplares puedan morir en infraestructura hidráulicas como pozos o balsas de riego.

Todo ello, ha dicho, ha contribuido al éxito de la reintroducción del lince en Castilla-La Mancha, y se justifica en que ha habido un compromiso social fuerte de apoyo al proyecto detrás, contando con la participación de gestores cinegéticos, administraciones públicas, sociedades de caza o escolares, entre otros, que pone de manifiesto que “ha sido un triunfo colectivo de toda la sociedad”.

Castilla-La Mancha tiene 585 de los 1.668 linces ibéricos censados en España y Portugal

Castilla-La Mancha cuenta con un total de 585 ejemplares de linces ibéricos censados de los 1.668 que hay actualmente entre España y Portugal a diciembre de 2022.

Los 585 ejemplares de lince ibérico se distribuyen en cuatro núcleos:

  • Montes de Toledo (Toledo) cuenta con 272 ejemplares, de los que 165 son adultos, de ellos 53 hembras territoriales, que parieron 107 cachorros.
  • Sierra Morena Oriental (Ciudad Real) que acoge 203 ejemplares totales, de los cuales 138 son adultos, con 37 hembras territoriales y una producción de 65 cachorros.
  • Sierra Morena Occidental (Ciudad Real) que da cobijo a 104 linces, de los cuales 53 son adultos, con 23 hembras reproductoras, y 51 cachorros nacidos durante 2022.
  • Albacete, que cuenta con un censo de seis ejemplares en 2022, de los cuales dos son ejemplares maduros (un macho y una hembra) con cuatro cachorros.

Comentarios