Personas con discapacidad reclaman en las Cortes inclusión educativa y profesional

Bellido compromete más avances en accesibilidad e insiste en reformar la Constitución para sustituir el término “disminuido” por persona con discapacidad. El Gobierno de Castilla-La Mancha incorpora a 50.000 personas con Discapacidad al sistema de protección desde 2015, hasta alcanzar las 163.000
Las Cortes de Castilla-La Mancha han acogido el Pleno Social de MARSODETO con motivo del Día Internacional de la Discapacidad
photo_camera Las Cortes de Castilla-La Mancha han acogido el Pleno Social de MARSODETO con motivo del Día Internacional de la Discapacidad

La plena inclusión educativa y la capacitación profesional han sido las principales reivindicaciones de los representantes de las personas con discapacidad de la región en el Pleno Social celebrado en las Cortes de Castilla-La Mancha este lunes.

En esta tradicional sesión, con motivo del el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, e impulsada anualmente por la Federación Provincial de Entidades Pro Personas con Discapacidad Intelectual y Parálisis Cerebral de Toledo (Marsodeto), los representantes de las asociaciones han transmitido sus principales inquietudes y reivindicaciones de las personas con discapacidad en la región.

Este año, las intervenciones han corrido a cargo de Natalia Hernández Martín, de la Asociación de Padres de Niños con Dificultades de Desarrollo (Apandid); Darius Draghita de Manos Artesanas; Joel Peñamedrano Montoya de la Asociación de Familias de Personas con Discapacidad Intelectual y del Desarrollo de Toledo (Apanas); Manuel Reyes Santaella de la Asociación para la Atención a Personas con Discapacidad Intelectual y del Desarrollo y a sus Familias (Amafi), y Jonathan del Olmo Mate de la Asociación para Integración de las personas con Discapacidad Intelectual, Física y Sensorial (Aidis).

Junto a ellos, también han intervenido el presidente de las Cortes, Pablo Bellido; la presidenta de Marsodeto, Trinidad Escobar, y la consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Bárbara García-Torijano.

Durante su intervención, Darius Draghita, ha planteado la necesidad de apostar por la inclusión educativa, ya que muchas personas con discapacidad "han sufrido acoso escolar, incomprensión y tristeza por no superar los niveles exigidos" durante su etapa educativa.

Además, ha señalado las limitaciones de los mecanismos de inclusión educativa, señalando que "otros al terminar la educación obligatoria dejaron de formarse y ahora no tienen formación suficiente para tener un buen puesto de empleo".

"Es necesario la creación de programas educativos que permitan la capacitación profesional", ha planteado al respecto. "Los apoyos no deben quedarse en la etapa Infantil y Primaria, deben extenderse a otras etapas", ha añadido.

En el mismo sentido, Joel Peñamedrano ha reclamado el desarrollo de programas de capacitación profesional, ya que "las tasas de desempleo entre las personas con discapacidad intelectual son aún muy altas".

Asimismo, en busca de la inclusión profesional, ha señalado la necesidad de "promover entornos laborales inclusivos, eliminar prejuicios y tener apoyos para permitir que las personas aporten su talento y habilidades al mundo".

ATENCIÓN TEMPRANA, ENVEJECIMIENTO ACTIVO Y VIDA INDEPENDIENTE

Por otra parte, Natalia Hernández ha reivindicado el desarrollo de la Atención Temprana en Castilla-La Mancha, poniendo en valor su trascendencia para "asegurarse de que todos los niños que presentan discapacidad o cualquier trastorno en el desarrollo o que estén en situación de riesgo reciban la ayuda más eficaz".

Hernández ha destacado la aplicación de esta ayuda en la región poniendo "el entorno familiar" en el centro, y ha planteando la necesidad de que "la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha siga apoyando servicios como estos que tanta falta hacen en nuestra región".

De su lado, Manuel Reyes expuesto su experiencia personal en busca de una vida independiente junto a su pareja Josefa Expósito. En un relato vital que ha descrito como "digno de llevarse a la gran pantalla", ha explicado las dificultades para poder "vivir juntos", incluida la difícil situación causada por la crisis sanitaria.

"Para los dos fue un momento muy difícil, porque no entendíamos que un bichito tan pequeño tuviera la fuerza suficiente para separarnos", ha explicado Expósito.

Sin embargo, según ha explicado, gracias al apoyo de la asociación Amafi han logrado vivir juntos de forma independiente, poniendo en valor la importancia de esta clase de programas.

Por último, Jonathan del Olmo ha expuesto la necesidad de abordar el desarrollo y establecimiento de estrategias ante el envejecimiento de la población con discapacidad.

"Dado que la esperanza de vida de las personas con discapacidad ha aumentado considerablemente, se hace necesaria la utilización de un mayor número de recursos dirigidos a mejorar nuestra calidad de vida", ha planteado Del Olmo.

Sin embargo, ha señalado que la adecuación de estos recursos plantea "todo un cúmulo de interrogantes" que se deben resolver con la implicación de "las propias personas con discapacidad, las familias y cuidadores informales, los profesionales, las propias entidades de diferentes centros y la administración pública".

VISIBILIZAR A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Junto a los representantes de las personas con discapacidad de la región, ha intervenido la presidenta de Marsodeto, que ha reclamado "seguir trabajando más" en la visibilización de este colectivo.

"Tenemos que salir a la calle con ellos, tenemos que manifestarnos y tenemos que decir a la gente que estamos aquí, que no tenemos que tener miedo por decidir por nosotros mismos y decirles al resto que no tienen que tener miedo de compartir la vida con nosotros", ha reivindicado Escobar.

La presidenta de Marsodeto ha celebrado la aprobación de la Ley de Atención Temprana por unanimidad en las Cortes y ha recordado que la próxima edición del Pleno Social supondrá el 25 aniversario de esta iniciativa, para lo cual prevé la celebración de "una fiesta grande".

De su lado, Pablo Bellido ha reiterado un año más su apuesta por la supresión del término "disminuido" de la Constitución de 1978, ya que "hay que utilizar el lenguaje correcto y reconocido por los organismos internacionales y empleado por las entidades de discapacidad".

"Es imprescindible que enmendemos el Artículo 49 porque en nuestro país no hay ninguna persona disminuida", ha añadido, al tiempo que ha reivindicado los avances en la accesibilidad de la Cámara.

Por último, la consejera de Bienestar Social ha celebrado las intervenciones de los representantes de las personas con discapacidad "poniendo encima de la mesa" sus reivincidaciones "para seguir creciendo y para seguir avanzando".

García-Torijano ha recogido las intervenciones de cada uno de los intervinientes, asumiendo sus reivindicaciones como "propias" y manifestando que "el compromiso del gobierno con las personas es claro y es firme".

Pleno Social de Marsodeto en las Cortes regionales

Comentarios