viernes 20.09.2019

El nuncio del Papa en España, sobre la exhumación: "Han resucitado a Franco"

Tras sus palabras, el Gobierno anuncia una queja formal al Vaticano por la "injerencia" del Nuncio sobre la exhumación de Franco

El nuncio del Papa en España, sobre la exhumación: "Han resucitado a Franco"
El nuncio del Papa en España, sobre la exhumación: "Han resucitado a Franco"

El nuncio apostólico en España, Renzo Fratini, se despedirá el próximo 2 de junio del cargo para retirarse a Italia tras cumplir 75 años, después de diez como representante del Papa en España en los que ha tenido que mediar en problemas que afectan a la Iglesia, algunos de los cuales tendrá que retomar su sucesor, como el de la exhumación de los restos de Francisco Franco, un proyecto del Gobierno de Pedro Sánchez que por el momento no se ha ejecutado y que, para Fratini, ha conseguido lo contrario de lo que pretendía, "resucitar a Franco".

"Sinceramente, hay tantos problemas en el mundo y en España. ¿Por qué resucitarlo? Yo digo que han resucitado a Franco. Dejarlo en paz era mejor, la mayoría de la gente, de los políticos, tiene esta idea porque han pasado 40 años de la muerte, ha hecho lo que ha hecho, Dios juzgará. No ayuda a vivir mejor recordar algo que ha provocado una guerra civil", ha señalado Renzo Fratini en una entrevista concedida a Europa Press.

El nuncio en España ha explicado que ha "intentado" mediar desde que el presidente Pedro Sánchez anunciara este proyecto, ya que la tumba de Franco se encuentra en la Abadía del Valle de los Caídos, donde viven los monjes benedictinos. "La Santa Sede ha tenido una posición neutral, es un problema más de la familia Franco y del Gobierno", ha precisado.

Para Renzo Fratini, detrás de este proyecto del Gobierno socialista subyacen "motivos, sobre todo políticos" e "ideológicos". "Está detrás una ideología de algunos que quieren de nuevo dividir a España", ha apostillado.

Además, piensa que, si lo que se pretendía era que la figura de Franco dejara de estar "enaltecida", se ha conseguido todo lo contrario. "Se ha enaltecido mucho más después de que se anunciara esto porque las visitas han aumentado, el problema ha regresado, mucha gente no sabía dónde estaba el Valle de los Caídos", ha apuntado.

En todo caso, ha dicho que el Vaticano "no se opone" pero que "hay que respetar el derecho de la familia". No obstante, si finalmente se trasladan los restos --por el momento, el Tribunal Supremo ha paralizado la exhumación--, el nuncio "no" está "en contra de la eventual decisión del Gobierno" de enterrar los restos de Franco en el cementerio del Pardo "en el respeto siempre de los derechos y de la voluntad de los familiares".

"La Catedral de la Almudena sería peor, en el sentido de que el motivo era evitar el enaltecimiento, que la gente vaya allí. No creo. El arzobispo de Madrid no era favorable, tampoco el Gobierno", ha matizado.

En cualquier caso, el nuncio pide "olvidar el mal" porque "si no, regresa la pelea, la Guerra Civil". "A Franco algunos lo llaman dictador, algunos dicen que ha liberado a España de una Guerra Civil, que ha solucionado un problema. No continuemos peleándonos sobre si tenía razón o culpa", ha pedido.

Además, ha advertido de que las personas son "facciosas" e intentan juzgar los eventos según su ideología actual. "Es peligroso juzgar la historia con nuestra mentalidad de hoy porque podemos condenar a los inocentes o podemos exaltar a los culpables", ha remarcado.

QUEJA FORMAL AL VATICANO

Tras estas palabras, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado que el Gobierno va a enviar a lo largo de este lunes 1 de julio o del martes 2, como tarde, una queja formal al Vaticano por la "injerencia" del Nuncio del Vaticano, Renzo Fratini, al afirmar que el Ejecutivo español pretende "resucitar a Franco" con su exhumación.

En una entrevista en la Cadena Ser, Calvo ha calificado las declaraciones del Nuncio a Europa Press "improcedentes e inaceptables" en el "fondo y en la forma" porque, según ha explicado, un embajador de la Santa Sede "no tiene que entrar en los asuntos internos de un Estado" y en un tema "tan importante como es exhumar los restos de un dictador".

"Tiene que estar en las reglas de comportamiento diplomáticas. Estas declaraciones no me han extrañado, ya he tenido alguna conversación difícil con el Nuncio. Va a tener una respuesta contundente por parte del Estado español", ha avisado la 'número dos' del Ejecutivo, que ha indicado que no se ha puesto en contacto con Fratini después de leer la entrevista.

"Va a haber una queja formal al Estado del Vaticano. Va a recibir una queja por una injerencia de esta naturaleza, por las formas en que se ha producido y los contenidos impropios de cualquier legación diplomática que (al Vaticano) le afecta muy directamente porque los restos de Franco están en una Basílica", ha subrayado Calvo, que ha insistido en que "es improcedente e inaceptable".

La vicepresidenta ha subrayado que la Santa Sede no puede "obstaculizar" la exhumación de los restos de Franco. "Espero que el Vaticano de alguna manera ponga las cosas en su sitio", ha señalado en relación con las declaraciones de Fratini, del que ha indicado que "no debe tener otra posición más allá de las instrucciones de su Estado de no obstaculizar".

Preguntada por las dudas sobre que finalmente los restos de Franco salgan del Valle de los Caídos, la vicepresidenta ha señalado que "hay que mantenerse a la expectativa respetuosa" de lo que ordene el Tribunal Supremo y ha señalado que el Gobierno lo que quiere es ejecutar una ley, que no ha tenido ningún voto en contra.

"No estamos delante de ninguna circunstancia que no sea lo que corresponda a una sociedad democrática. Después de 40 años de democracia, el dictador no puede estar en un lugar público, donde le puedan rendir honores", ha insistido.

Preguntada por el Impuesto de Bienes Inmuebles a la Iglesia, Calvo ha indicado que el Gobierno le ha enviado a la Conferencia Episcopal su propuesta y que ya hay dos personas del Ejecutivo asignadas para sentarse para tratar el tema de la fiscalidad de la Iglesia en España.

"La Iglesia tiene que pagar impuestos como lo hace en Francia o Italia porque es justicia social. Ellos lo saben, por eso me resulta todavía más incomprensible la entrevista que ha dejado el embajador del Vaticano en España", ha concluido.

Más información en vídeos 
Comentarios