domingo 12.07.2020

Mónica Gracia, reelegida secretaria general del SUP con el 94,8% de los votos

El SUP pide material de protección para los CIES y más recursos contra yihadismo

Mónica Gracia, reelegida secretaria general del SUP con el 94,8% de los votos. Imagen de familia de la nueva Comisión Ejecutiva del Sindicato
Mónica Gracia, reelegida secretaria general del SUP con el 94,8% de los votos. Imagen de familia de la nueva Comisión Ejecutiva del Sindicato

La secretaria general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Mónica Gracia, ha sido reelegida por otros cuatro años al obtener el respaldo del 94,8 por ciento de los 499 delegados con derecho a voto en el transcurso del XI Congreso Nacional, que se ha celebrado desde el martes en la ciudad de Toledo.

En declaraciones a Efe, una vez concluido el recuento de votos, y antes de clausurar el Congreso, bajo el eslogan 'Liderazgo, compromiso y cambio', Gracia ha mostrado su "satisfacción personal" y ha agradecido "a todos los compañeros que han depositado su confianza en todo mi equipo, y decirles que vamos a trabajar para que la Policía vuelva a estar en el sitio que se merece".

La primera actuación tras su reelección, ha asegurado, será "hacer el relevo en la organización interna y, automáticamente, ponernos a trabajar para sacar adelante nuestros objetivos y retos", que ha cifrado en tres cuestiones básicas, "la primera económica, porque la Policía tiene que ser la mejor pagada del Estado".

"Somos el cuerpo que tiene más competencias y nuestro objetivo es que se aumenten nuestras retribuciones", ha justificado.

Además, en segundo lugar, ha incidido en un refuerzo tanto de los medios humanos como materiales y "la tercera línea de actuación será a nivel jurídico" porque ha entendido que "hay un elevado número de normas que se tienen que modificar" y ha reseñado, entre otras, la Ley de Personal, la jornada laboral o el catálogo.

"Va a ser costoso, pero vamos a trabajar duramente para conseguir las mejoras que merecen nuestros compañeros", ha sentenciado la reelegida secretaria general del SUP, que se ha apoyado en los casi 29,.000 afiliados al sindicato que "es mayoritario, con siete vocales, en el Consejo".

En la clausura, en la que el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha dirigido una breves palabras de salutación, el director general de la Policía, Germán López, ha incidido precisamente en retomar el diálogo acerca de la jornada laboral porque "no siempre se acierta" y ha confiado en que haya una aproximación entre sindicato y Administración.

"Se que es difícil el entendimiento, pero nuestra prioridad es la seguridad", ha remarcado López, convencido de llegar a un acuerdo.

También en su intervención se ha referido a la preocupación que subyace en torno a las amenazas terroristas y ha demandado un máximo esfuerzo para prevenir posibles casos, aunque "a sabiendas que el riesgo 0 no existe en ninguna parte", ha reconocido.

López, además, ha valorado el esfuerzo de los agentes que se encargan de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIES) y, al tiempo, ha dicho ser "consciente de los retrasos importantes" que se están produciendo en la expedición del Documento Nacional de Identida (DNI) y de ahí la promesa de dotar con más medios humanos y materiales, con nuevos verificadores, que aceleren la tramitación.

Por último, y en cuanto a los suicidios de agentes, ha mostrado una especial "sensibilización" hacia este problema, si bien ha aclarado que "la media" es pareja a la del resto de la sociedad española y, por ello, del resto de fuerzas de seguridad".

PROTECCIÓN PARA LOS CIES Y MÁS RECURSOS CONTRA EL YIHADISMO

Por otra parte, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha aprobado en su XI Congreso pedir a la Dirección General de la Policía material de protección y medios para los funcionarios de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIES) y más recursos adaptados al terrorismo yihadista.

Entre las resoluciones aprobadas en el Congreso, a las que ha tenido acceso Efe, hay una propuesta específica sobre la amenaza terrorista, otra sobre los CIES y varias sobre la prevención del suicidio en los agentes o la promoción profesional y la conciliación familiar, entre otras.

Respecto al terrorismo yihadista, el SUP ha subrayado que España es "sin duda, un objetivo de alto riesgo", por lo que ha criticado la "desprotección" de los agentes ante un eventual ataque, la "acuciante" falta de personal y la "escasa" inversión en seguridad pública.

De hecho, ha considerado que el esfuerzo que realizan los policías no va acorde con el "escaso" avance de los medios que tienen: "el coste de nuestra seguridad terrorista es ínfima en comparación con la de cualquier país europeo", ha criticado.

Por ello, el SUP considera necesario dotar a los policías de armas largas modernas que posibiliten afrontar ataques como los sucedidos en París, medios de defensa personal como chalecos y cascos individuales de alta protección, y armas no letales, como las pistolas eléctricas (Taser).

Además, ve preciso implantar dentro de las fuerzas y cuerpos de seguridad una formación específica sobre protocolos de actuación y coordinación en casos de atentados y, en general, realizar una inversión que permita dotar a la Policía Nacional de los "recursos necesarios adaptados a la problemática terrorista actual".

En cuanto a los CIES, el SUP ha acordado pedir material de protección de uso individual (chalecos anti-cuchillo, guantes anti-corte y pistola Taser) para los funcionarios; acondicionar los CIEs con puertas automáticas para evitar avalanchas e instalar interfonos de audio y vídeo que comuniquen con un centro de control de modo que se vigilen los movimientos de los internos y se evite el contacto directo con los agentes ante un incidente.

Asimismo, ha pedido que se convoquen plazas para cubrir la carencia de personal en estos centros y cursos de actualización y especialización para mejorar la formación de los policías además de dotar a todo el personal de un complemento retributivo "acorde a la penosidad y peligrosidad del puesto".

Sobre la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, el sindicato defiende que es un derecho social que la Policía "debería respetar" reestructurando el sistema laboral con el fin de cubrir las necesidades de atención y cuidado que precisan los dependientes y la realización a nivel personal.

En cuanto a la prevención de suicidios, la resolución aprobada en el Congreso Nacional ha citado los 146 policías nacionales que se han quitado la vida desde el año 2000, de ellos 12 en 2015, 10 en 2016 y 5 en lo que va de 2017.

El SUP quiere que la Dirección General de la Policía deje de considerar este asunto como "tabú" y ha planteado la creación de un observatorio del suicidio y bajas psicológicas, que permita la investigación de casos y, sobre todo, la prevención temprana.

Además, cree que debe existir un plan de medidas preventivas que incluya un gabinete psicológico 24 horas, vigilancia de la salud mental, adaptación del trabajo a la vida familiar, respeto al descanso y talleres para gestionar el estrés, entre otros aspectos.

Más información en vídeos 
Comentarios