Marlaska garantiza la neutralidad política en los relevos de mandos en la Guardia Civil

Grande-Marlaska y Robles han presidido la toma de posesión del nuevo director adjunto operativo de la Guardia Civil, que ostentó el mando de la Comandancia de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha durante dos años
Grande-Marlaska y Robles han presidido la toma de posesión del nuevo director adjunto operativo de la Guardia Civil
photo_camera Grande-Marlaska y Robles han presidido la toma de posesión del nuevo director adjunto operativo de la Guardia Civil

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha garantizado la neutralidad política en los relevos de mandos de la Guardia Civil, como el que se ha producido este mismo lunes en la toma de posesión del nuevo Director Adjunto Operativo (DAO) del cuerpo, el teniente general Manuel Llamas, que sustituye a Pablo Salas.

Marlaska ha presidido junto con la ministra de Defensa, Margarita Robles, el acto de toma de posesión, al que ha asistido, entre otros, el director de la Guardia Civil, Leonardo Marcos, y el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez.

Según el titular de Interior, el relevo en la Dirección Adjunta Operativa de la Guardia Civil se ha producido "con fiel respeto a una cultura de ascensos basada en la competencia profesional y el compromiso con los valores propios de la institución, con absoluta neutralidad política".

Marlaska ha apelado al talento del nuevo número dos del instituto armado, a sus dotes de liderazgo y a su lealtad a la institución para afrontar "en esta nueva etapa un proyecto abierto a la ciudadanía, orientado a garantizar su seguridad, su libertad y su diversidad desde la perspectiva de los valores cívicos y, sobre todo, de los derechos humanos".

Para ello, ha continuado, le ha instado a apoyarse en los valores tradicionales que unen a todos los miembros de la institución, "tradiciones que deben adaptarse y modernizarse para que la Guardia Civil mantenga la virtud que ha asegurado su pervivencia: Ser fiel reflejo de la sociedad a la que sirve en cada etapa histórica".

Mientras, Manuel Llamas se ha detenido en los "logros" del cuerpo en la etapa democrática, entre ellos haber coadyuvado a la neutralización de ETA, cuya amenaza supuso un "doloroso sacrificio" para la Guardia Civil, con más de 200 asesinados por la organización terrorista y cientos de heridos.

Pese a ello, la Guardia Civil "salió más fuerte y cohesionada que nunca", ha recalcado Llamas antes de reiterar como objetivo prioritario el "más exquisito cumplimiento de la ley desde su interpretación más humana", a lo que ha añadido facilitar una mayor presencia de la mujer en el cuerpo.

Mnuel Llamas nació en la localidad malagueña de Viñuela en 1959, ingresó en la Academia General Militar de Zaragoza en 1981 y obtuvo el empleo de teniente de la Guardia Civil en 1983.

Licenciado en Derecho y doctorado en Ciencias Políticas, posee un Grado Universitario en Criminología y un máster en Dirección de la Seguridad Global.

En la Guardia Civil ha prestado servicio en el Grupo de Acción Rápida, la Unidad de Seguridad de la Casa del Rey, el Servicio de Información de Navarra, la Unidad Central Operativa de la Policía Judicial y en las comandancias de Santa Cruz de Tenerife, Melilla y Granada, entre otros destinos.

También ha ostentado el mando de la Zona de Castilla-La Mancha, el de la Jefatura de Policía Judicial y el del Gabinete Técnico de la Dirección General del cuerpo, además de haber participado en misión de paz de la OTAN en Sarajevo y en un proyecto de la Unión Europea en Guatemala. En 2021 ascendió a teniente general y fue nombrado jefe del Mando de Personal. 

Comentarios