jueves 9/12/21

Los bosques de ribera y las laderas de Umbría dan color a Cabañeros en otoño

Por otra parte, las ayudas al área de influencia del Parque Nacional de Cabañeros rozan los 14 millones desde 1999
Los bosques de ribera y las laderas de Umbría dan color al Parque Nacional de Cabañeros en otoño
Los bosques de ribera y las laderas de Umbría dan color al Parque Nacional de Cabañeros en otoño

Los bosques de ribera y las laderas de Umbría de la sierras dan color al Parque Nacional de Cabañeros durante los meses de otoño, convirtiéndose estos lugares en los más cotizados por los visitantes que acuden a este espacio natural.

El Parque Nacional de Cabañeros se transforma en un mosaico de color con la llegada de esta estación que es una de las muchas señas de identidad del bosque mediterráneo, ha explicado a Efe fuentes del parque, y que cada año atrae a cientos de personas.

Las tonalidades ocres, amarillentas, anaranjadas e incluso rojizas, en contraste con la matriz verde, ofrecen un paisaje único que cautiva a los senderistas que pueden recorrer las distintos itinerarios abiertos al uso público.

Las encinas, los árboles más abundante en Cabañeros, y los alcornoques, ambos de hoja perenne, constituyen la base cromática verde en las sierras, junto a madroños, jaras y brezos.

En lugares más húmedos, como fondos de valle o laderas de umbría, los quejigos y melojos, estos también presentes en zonas más elevadas, son los árboles que rompen la monotonía del monte mediterráneo en otoño, con tonos amarillos y ocres de sus hojas marcescentes, que permanecen en el árbol hasta que brotan las nuevas.

Especies caducifolias como el arce de Montpellier, el mostajo o la cornicabra, aunque menos abundantes, destacan entre encinas y alcornoques.

Los madroños, de hojas perennes, constituyen un mosaico en sí mismos en otoño, por sus racimos de flores blancas y frutos que tornan de amarillos a rojos según su estado de maduración.

En las riberas de los ríos y arroyos predominan las especies caducifolias, por lo que la explosión de colores es aún más notoria, principalmente fresnos, sauces y alisos junto con arbustos como el arraclán o la zarza.

En algunos rincones más escondidos aparecen abedules, serbales, arces y helechos, que igualmente tiñen de tonalidades amarillentas y ocres los valles, a diferencia del tejo o el acebo, especies de hoja perenne más propias de zonas norteñas, que aportan tonos verdes en algunos enclaves.

El Parque Nacional de Cabañeros se convierta así en otoño en uno de los destinos de interior preferidos por los amantes de la naturaleza, que encuentran en este paraje un lugar único donde disfrutar del paisaje que ofrece el bosque mediterráneo.

AYUDAS AL ÁREA DE INFLUENCIA

Por otra parte, las ayudas que han recibido los municipios del área de influencia del Parque Nacional de Cabañeros desde el año 1999 suman ya casi los 14 millones de euros.

Así lo han destacado fuentes del Parque Nacional quien ha señalado que con las ayudas publicadas recientemente en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha para el año 2021, se alcanzará la cifra de los 14 millones de euros invertidos en los pueblos del entorno del parque.

Para este año 2021, han comentado la línea de ayuda a ayuntamientos del entorno de Cabañeros es de 91.646 euros, mientras que el importe de las ayudas de las que se podrán beneficiar las empresas, personas físicas, instituciones sin ánimo de lucro y otras entidades, será de 220.840 euros.

El total de ayudas concedidas, sin contar las de 2021, es 13.969.263 euros, por lo que con estas ayudas se superarán los 14 millones de euros.

El Organismo Autónomo Parques Nacionales, a través de los órganos regionales competentes, la Dirección General de Medio Ambiente y Biodiversidad de la Consejería de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha, en este caso, destina parte de su presupuesto a subvencionar a instituciones y particulares de las áreas de influencia socioeconómica.

En Cabañeros los seis municipios del área de influencia socioeconómica son Alcoba de los Montes, Hontanar, Horcajo de los Montes, Los Navalucillos, Navas de Estena y Retuerta del Bullaque.

Entre las iniciativas que son subvencionadas están los proyectos que posibiliten actividades compatibles con la conservación de la naturaleza, la integración del Parque Nacional en la realidad comarcal donde se sitúa, la protección del patrimonio natural, cultural y arquitectónico, la puesta en valor de los aprovechamientos tradicionales y aquellas actuaciones, que contribuyan a la mejora de la calidad de vida de los habitantes de los entornos de los Parques Nacionales. 

Comentarios