Más de 3.500 mayores de Castilla-La Mancha entrarán en el segundo turno de termalismo social

- El segundo turno se desarrollará entre los meses de junio y septiembre en nueve balnearios de la región y en total se podrán beneficiar 7.000 personas mayores en 2019 frente a las 190 de 2015.

- El Termalismo mantiene 600 puestos de trabajo directos y 1.700 indirectos, sobre todo, en zonas rurales de la Comunidad Autónoma.

El Gobierno de Castilla-La Mancha convoca 7.000 plazas de Termalismo Social para el 2019
photo_camera Más de 3.500 mayores de Castilla-La Mancha entrarán en el segundo turno de termalismo social

Más de 3.500 mayores de Castilla-La Mancha disfrutarán del segundo turno del programa de termalismo social de Castilla-La Mancha, que se desarrollará durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre en la red de balnearios de la comunidad autónoma.

Desde la puesta en marcha del programa, se han adjudicado más de 5.500 plazas de las 7.000 previstas para el año 2019, lo que pone de manifiesto la alta demanda por parte de las personas mayores de la región, según ha informado este jueves en una nota de prensa la Consejería de Bienestar Social.

Asimismo, ha precisado que de las 3.645 plazas adjudicadas para el segundo turno, el 56 por ciento corresponden a mujeres y el 44 por ciento a hombres.

También ha apuntado que las 7.000 plazas previstas para todo el año suponen un 40 por ciento más que en el año 2018, mientras que el presupuesto asciende a 756.000 euros, un 40 por ciento más que el pasado año, cuando contó con un presupuesto inicial de 540.000 euros, mientras que en el último año de la pasada legislatura, se ofertaron 190 plazas.

El programa de termalismo social se desarrolla en nueve balnearios Castilla-La Mancha que ofrecen tratamientos termales individualizados y, además, contribuye a fomentar las relaciones sociales, ha destacado la Consejería.

En este sentido, ha explicado que este servicio favorece la promoción de la autonomía personal y la prevención de las situaciones de dependencia mediante una terapia natural, no agresiva y muy beneficiosa para las personas mayores.

Las estancias son de cinco días y cinco noches, con pensión completa, y se ofrece alojamiento y manutención, tratamiento termal y actividades socioculturales y de ocio a los usuarios, que puedan ser personas de 65 años o más y pensionistas, siempre que hayan cumplido los 60 años, así como los cónyuges, los hijos e hijas del solicitante si tienen un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento.

El último turno se celebrará durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, y el plazo de presentación de solicitudes finalizará el 30 de agosto.

La Consejería de Bienestar Social ha añadido que esta actividades, además de permitir que la ciudadanía pueda disfrutar de los beneficios de las aguas termales, producen riqueza en los lugares donde se encuentran los balnearios, ya que el programa de termalismo del Gobierno regional ayuda a mantener 600 empleos directos y 1.700 indirectos en las zonas rurales donde se ubican los nueve balnearios que participan en la iniciativa.

Comentarios