Jueves 21.02.2019
ENTREVISTA

Llega la implantación de la administración electrónica en los principales campos de actuación

Jaime Pintos posa con su tercer libro “La implantación de la administración electrónica y de la e-factura”
Jaime Pintos posa con su tercer libro “La implantación de la administración electrónica y de la e-factura”

Jaime Pintos Santiago, Doctor en Derecho por la UCLM y funcionario del Cuerpo Superior Jurídico de la JCCM, autor de decenas de publicaciones y participaciones como ponente tanto en España como en otros países, publica el que es su tercer libro, “La implantación de la administración electrónica y de la e-factura” con la prestigiosa editorial jurídica Wolters Kluwer-La Ley, en esta ocasión además como Director del mismo. Le entrevistamos para la ocasión

¿Cómo describiría el libro que ha dirigido?

Como Director de esta obra y la persona que la concibió desde un inicio hasta su plasmación en el libro que ahora es, defiendo que se trata de una obra completa, actualizada y de espíritu eminentemente práctico.

¿A qué se refiere cuando dice que es una obra completa, actualizada y práctica?

Buena pregunta. Intentaré describirlo a continuación.

Me refiero a que es  completa porque en un solo volumen se aborda la implantación práctica de la llamada administración electrónica en las Administración Públicas, imprescindible tanto para las Entidades Locales, como para las Administraciones de las Comunidades Autónomas y la Administración General del Estado, así como para cualesquiera organismos públicos y entidades de derecho público vinculados o dependientes de las anteriores, que también se encuentran sujetos a esta obligación legal.

Completa también porque esta obra aúna en un solo volumen la casuística de la implantación electrónica en las principales materias de actividad administrativa que afectan a todas las Administraciones, hablamos de: transparencia; relaciones con los ciudadanos; relaciones internas y con otras administraciones; contratación pública y, por supuesto, facturación electrónica. Bloques de materias que se corresponden respectivamente con cada uno de sus cinco capítulos y que representan la práctica totalidad de la actividad las Administraciones Públicas.

Y completa, finalmente, por el elenco de autores participantes, en el que se ha buscado no sólo una clara vertiente profesional y práctica, huyendo de las teorizaciones, sino además una manifiesta y acreditada trayectoria como parte de los máximos exponentes en cada una de las materias que componen la obra. Integrando, además y esto es importante destacarlo en el conjunto de la obra, distintos perfiles profesionales, jurídicos y tecnológicos, que requiere una obra de esta envergadura.

Además de una obra completa, digo que es un libro actual, ya que se han tenido en cuenta, todas las recientes normas de nuestro ordenamiento administrativo que han supuesto una “revolución electrónica” para el actuar de las Administraciones y administrados. Me refiero a las normas de transparencia; a las Leyes 39 y 40/2015; al conjunto normativo que regula la contratación pública, teniendo muy presente en este punto todo el marco normativo de la Unión Europea que regula con rigor esta materia, el efecto directo que del mismo se trasciende y el nuevo texto que regulará esta materia en el seno del ordenamiento español, y, por supuesto, a la tan importante factura electrónica, en la que acaba deviniendo prácticamente la totalidad del actuar administrativo.

Por último y no menos importante se trata de una obra con un enfoque eminentemente técnico y práctico. Alejado de la teoría, centrando su contenido en la vertiente práctica.

Para ello se ha conformado en el elenco de autores participantes una clara sintonía profesional y práctica. Se ha buscado que todos ellos fueran profesionales con experiencia práctica en el campo objeto de estudio que les correspondía, huyendo de las teorizaciones. Con una manifiesta y acreditada trayectoria, no sólo a través de esa experiencia profesional, sino como autores de muchas otras líneas escritas y publicadas con anterioridad.

Además y con un claro objetivo de unir “universos paralelos”, que en muchas de las ocasiones no lo están, materias de especial trascendencia, como la contratación pública electrónica o la actividad de transparencia de las Administraciones Públicas han sido realizadas en equipo por autores de distintos perfiles, jurídicos y tecnológicos, “mundos”, “universos”, ámbitos, el jurídico y el tecnológico, que en la realidad de la profesionalización de las Administraciones Públicas deben trabajar e ir de la mano para una correcta y necesaria implantación de la e-administración. Algo que sobre la práctica de esta obra he querido mostrar y poner de manifiesto, porque así me parece el mejor de los actuares en beneficio de la utilización de los recursos públicos y el interés general.

Precisamente desde ese prisma, es que en el capítulo de la contratación electrónica consideré imprescindible contar con la visión que al Sector Público le puede aportar el sector privado, que en realidad, muchas de las veces, son los que aportarán la solución técnica final en esta materia a las distintas Administraciones o poderes adjudicadores. Enriqueciendo, todavía más, el elenco de autores participantes en el libro y haciendo confluir de este modo no sólo los ámbitos jurídico y tecnológico, sino también la visión pública y la privada, siempre pensando en la mejor de las soluciones a la cuestión planteada de cara al interés general.

El libro está formado por cinco capítulos. Según nos cuenta cada uno de ellos referido a un importante bloque de actividad de las distintas Administraciones Públicas. ¿Qué nos podría contar por ejemplo al respecto de la transparencia?

El libro comienza, precisamente y no por casualidad, con un primer Capítulo que trata un tema de tanta actualidad como es la transparencia, abordando además del marco normativo, la transparencia activa o el acceso a la información pública, cuestiones tan importantes como los modelos de gestión o la calidad de las iniciativas e indicadores.

Respecto de la transparencia y los portales de transparencia solo me cabe decir que la apertura de los gobiernos implica un profundo cambio cultural dentro de la administración cuyas consecuencias se tienen que poner ya de manifiesto, a corto y medio plazo. El cómo y dónde hacerlo es algo que aborda este primer capítulo.

¿Y las relaciones con los ciudadanos?

Uno de los mayores cambios experimentados por la sociedad viene representado por el desarrollo imparable de la sociedad de la información, cambio al que las Administraciones Públicas no pueden ya permanecer ajenas en sus relaciones con los ciudadanos.

Pero del mismo modo, el funcionamiento del sector público se integra en un entorno en el que la utilización de los medios electrónicos ha de ser lo habitual y en el que ha surgido la obligación de que las Administraciones Públicas se relacionen entre sí por medios electrónicos.

Así, en el Capítulo II, hablamos respecto de las relaciones “ad extra” de cuestiones tan importantes como el tratamiento de los ciudadanos ante el procedimiento administrativo electrónico; las claves fundamentales a considerar en dicho procedimiento electrónico, en el que no se pueden perder de vista para el gestor público la gestión documental, el expediente electrónico, el documento electrónico, la notificación electrónica o el archivo electrónico; sin olvidar las especificidades de trámite que presentan ahora la potestad sancionadora y la responsabilidad patrimonial, ni el régimen recursivo y transitorio, por ejemplo. Siempre aportando soluciones con el fin de mejorar el proceso de implantación electrónica.

En cuanto a las relaciones “ad intra”, Capítulo III, se aborda con mucha riqueza la Ley 40/2015. Así en detalle se aporta un estudio de la implementación de la e-administración, de forma que partiendo de la supresión de los principios generales de la misma en la Ley, se exponen las posibilidades de la sede electrónica y el portal Web de las Administraciones; los pros y contras de los distintos sistemas de identificación y firma de las Administraciones Públicas, teniendo en cuenta políticas de firma electrónica a nivel de entidad, sin dejar por ello de analizar cada una de las posibilidades que la Ley nos ofrece; igualmente se presenta el estudio de las actuaciones administrativas automatizadas y del intercambio de datos en entornos cerrados. Sin obviar, finalmente, las importantes relaciones electrónicas entre Administraciones Públicas, con el epicentro en los principios de interoperabilidad, seguridad de la información y reutilización.

Bueno, veo que ya se ha referido a las relaciones electrónicas entre Administraciones. ¿Qué resto de materias completan el libro?

Sabemos que la contratación pública electrónica que deviene obligatoria en el año 2017 y 2018 nos debería reportar beneficios, pudiendo convertirse en una de las principales herramientas administrativas para luchar contra la crisis económica.

Por ello en el Capítulo IV, se afronta el reto de la contratación pública electrónica. La contratación pública supone un tanto por ciento muy elevado del PIB (hasta aproximadamente el 19% en el conjunto de la UE) y un tercio del presupuesto de las distintas Administraciones Públicas. En definitiva, el núcleo de la actividad administrativa a través de la cual se ejecuta una parte importantísima del presupuesto público. En este capítulo de contratación pública dentro de la Administración electrónica abordamos con mucho detalle, opinión y visión práctica de futuro, dos aspectos fundamentales que deben ir de la mano: por un lado, los fundamentos jurídicos de la contratación electrónica y los principios y valores que son la esencia de todo el entramado jurídico, presentado el calendario de implantación de la contratación electrónica a través de sus distintas obligaciones legales; y, por otro lado, las aproximaciones técnico organizativas para llevar a cabo la transición al formato electrónico, con apreciaciones tanto de las tendencias en sistemas de información como en las tendencias en los retos organizativos que los organismos y las personas pueden utilizar en la transición; para finalmente confluirlos en unas conclusiones y reflexiones a modo de prospectiva práctica sobre la contratación pública electrónica.

Finalmente, en el último de los capítulos, el V, no por azar se encuentra el broche a lo que podemos llamar la Administración Pública Integral, en palabras del propio autor, y es que, como sabemos, la práctica totalidad de la actividad administrativa deriva en esta obligación de pago que se plasma ya hoy en día en la facturación electrónica. Este capítulo de la obra nos deja un verdadero compendio de esta práctica electrónica de las Administraciones Públicas, con importantes soluciones en los diferentes aspectos de la facturación electrónica, distinguiendo en la mayoría de ellos la temática relacionada con la legislación tributaria, de la referida a la legislación administrativa general y a la contratación administrativa, en particular, dando así forma interdisciplinar a este compendio práctico sobre la factura electrónica en las Administraciones Públicas.

¿Puede haber una mejor manera para las administraciones de acabar el ciclo natural de gran parte de su actividad administrativa que gestionando y tramitando digitalmente las facturas de sus acreedores? Creo que no.

Sólo nos queda agradecerle su tiempo y desearle mucha suerte con este libro y los siguientes que decida publicar.

El libro ya ha tenido una gran aceptación, agotándose la primera tirada de ejemplares a la primera semana de su publicación, algo inusual para este tipo de publicaciones. A ello no sólo le ayuda todo lo comentado anteriormente, sino también el momento actual. Ha salido en un momento en el que las Administraciones están necesitadas de este tipo de herramientas.

Gracias a ustedes por la atención prestada y por esta publicación.

Más información en vídeos 
Comentarios