lunes 6/12/21

El nuevo fiscal superior de CLM reforzará cibercrimen, seguridad vial y medio ambiente

Dolores Delgado se compromete a reforzar y potenciar las fiscalías territoriales: "Son la esencia del Ministerio Fiscal"
La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha presidido en Albacete la toma de posesión de Emilio Manuel Fernández García (d) como nuevo fiscal superior de Castilla-La Mancha - EFE/ Manu
La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha presidido en Albacete la toma de posesión de Emilio Manuel Fernández García (d) como nuevo fiscal superior de Castilla-La Mancha - EFE/ Manu

El nuevo fiscal superior de Castilla-La Mancha, Emilio Manuel Fernández García, nombrará nuevos delegados autonómicos en los ámbitos del cibercrimen, la seguridad vial y el medio ambiente, urbanismo y patrimonio histórico, con el fin de potenciar la especialización de los fiscales en esta comunidad autónoma.

En su toma de posesión, que ha estado presidida por la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, Emilio Fernández ha dado a conocer algunas de las actuaciones que emprenderá a corto y medio plazo como el nombramiento de un delegado autonómico sobre delincuencia informática, “que tendrá que saber tanto o más que los ciberdelincuentes”, ha dicho, así como un fiscal delegado en Seguridad Vial, que tendrá que mantener una “buena coordinación” con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Fernández, que lleva 38 años ejerciendo como fiscal en Albacete, ha avanzado también su intención de nombrar a un delegado autonómico de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico y se ha comprometido a reforzar el plan de visitas a residencias de mayores, discapacitados y centros de menores para asegurar su tutela y derechos en materia civil.

Arropado por autoridades civiles y judiciales, el nuevo fiscal superior de Castilla-La Mancha ha hecho hincapié en su compromiso contra las actuaciones delictivas sobre víctimas menores de edad y trata de personas y ha valorado en este sentido el nuevo criterio del Ministerio Fiscal de considerar que una agresión sexual “se puede cometer sin contacto físico”.

En este sentido, Emilio Fernández ha asegurado que prestará especial atención a la violencia sobre la mujer y ha defendido la necesidad de “innovar y buscar nuevas vías de tutela, vigilancia y protección” sobre las víctimas de violencia de género, pues “no podemos seguir permitiendo este goteo de muertes”, ha aseverado.

Además de reivindicar un esfuerzo para avanzar en la justicia digital que consiga el “cero papel”, el nuevo fiscal superior de Castilla-La Mancha ha avanzado que continuará potenciando la reforma de 2007 de Cándido Conde-Pumpido sobre el Estatuto del Ministerio Fiscal, que apuesta por la especialización de la carrera fiscal.

“La especialización de los fiscales es imprescindible, no podemos tener fiscales multifunción porque se ha puesto de manifiesto que la especialización nos da mucha más capacidad para defender a los ciudadanos, a los débiles, a las mujeres víctimas de la violencia, de trata, a los mayores, a los consumidores, usuarios y a los extranjeros”, ha afirmado el fiscal regional.

Consolidar la Red de Protección de Datos, trabajar contra la desigualdad en la carrera fiscal, promover un lenguaje inclusivo y no sexista en la Fiscalía Superior de Castilla-La Mancha y vigilar el cumplimiento del protocolo contra el acoso han sido otros de los objetivos mencionados por Fernández, que también ha abogado por el cumplimiento estricto del manual de estilo y código ético del Ministerio Fiscal.

Por su parte, la fiscal general del Estado ha considerado necesario “potenciar y reforzar” las fiscalías territoriales y ha mostrado su “apoyo incondicional” a éstas porque “en ellas se encuentra el ADN de los fiscales y su vocación de servicio público”.

Delgado ha asegurado que robustecer las fiscalías territoriales pasa por abordar “nuevos proyectos” que supongan un “cambio de paradigma” y se adapten a las nuevas realidades y nuevos retos para poder construir “la Fiscalía del siglo XXI”, dado que “vamos camino de la Justicia del siglo XXI”, ha agregado.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco, que se ha encargado de abrir la toma de posesión de Emilio Fernández, ha demandado ante Dolores Delgado un mayor número de jueces y fiscales para el territorio castellano-manchego, así como la ampliación de juzgados especializados en violencia de género en Toledo, Guadalajara y Ciudad Real.

En su intervención, Rouco ha calificado de “grandes retos” el avance en la digitalización de la justicia, la recepción y recogida de las demandas de los profesionales y, fundamentalmente, la puesta en marcha de las nuevas instalaciones de la Ciudad de la Justicia en Albacete y la apertura de una nueva sección judicial en Illescas (Toledo). 

Comentarios