Martes 17.07.2018

Junta pone fin a las autorizaciones de captura de aves fringílidas

De esta forma, la Junta no concederá autorizaciones a los aficionados al silvestrismo, una tradicional modalidad de caza que consiste en la captura de aves fringílidas, principalmente jilgueros, verderones, verdecillos y pardillos, que son educados en el canto para después participar en concursos

La consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha hecho pública este jueves la resolución de la Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales por la que pone fin a las autorizaciones de captura y retención de aves fringílidas en aplicación de directrices europeas.

De esta forma, la Junta no concederá autorizaciones a los aficionados al silvestrismo, una tradicional modalidad de caza que consiste en la captura de aves fringílidas, principalmente jilgueros, verderones, verdecillos y pardillos, que son educados en el canto para después participar en concursos.

El Gobierno regional ha recordado que desde julio de 2011se han seguido las directrices técnicas elaboradas por un grupo de trabajo del Comité de Flora y Fauna Silvestres de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente en cuanto a autorizaciones máximas que se podían dar para la práctica de esta actividad.

Estas directrices, que se han cumplido estrictamente, se consideraban que eran conformes con la legislación comunitaria, si embargo la Comisión Europea ha considerado que la aplicación de esas directrices técnicas suponía el incumplimiento por el Estado español y las comunidades autónomas de la Directiva relativa a la conservación de aves silvestres.

Por ese motivo, el 30 de septiembre de 2016 la Comisión Europea dirigió al Gobierno central y a las comunidades autónomas una carta de emplazamiento relativa a una infracción que hacía referencia al régimen de excepciones que permite la captura y tenencia de aves fringílidas.

En un dictamen motivado, de 17 de mayo de 2018, la Comisión Europea declaró que las mencionadas directrices técnicas no cumplían las condiciones para la concesión de excepciones a que se refiere la Directiva Aves y, en aplicación de lo dispuesto en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, ha instado al Reino de España a adoptar las medidas requeridas para ajustarse al mismo en un plazo de dos meses a partir de su recepción.

Teniendo en cuenta todo esto y la necesidad de adoptar las medidas requeridas para ajustarse al dictamen motivado en el plazo establecido, el Gobierno regional ha decidido no conceder nuevas autorizaciones excepcionales destinadas a la captura y retención de este tipo de aves en Castilla-La Mancha y, en consecuencia, a poder seguir practicándose el Silvestrimo.

La Plataforma en Defensa del Silvestrismo viene defendiendo desde el año pasado que se pudiera seguir practicando esta modalidad de caza de aves que, según ha asegurado, "tiene una larga trayectoria y hondo arraigo cultural".

Precisamente, ello le ha llevado recientemente a denunciar ante el Defensor del Pueblo el abandono e indefensión al que el ministerio de Medio Ambiente, ahora denominado de Transición Ecológica, ha sometido al Silvestrismo ante el expediente sancionador de la Comisión Europea que ahora se ven obligados a acatar los Ejecutivos regionales.

Más información en vídeos 
Comentarios