Una juez rechaza intervenir judicialmente la asociación religiosa Lumen Dei

Una juez de Málaga ha rechazado la administración e intervención judicial de la Asociación Lumen Dei, controlada por el arzobispo de Oviedo y comisario pontificio, Jesús Sanz, que solicitaban varias religiosas de esta asociación.

En un auto, fechado el 1 de marzo y al que ha tenido acceso Efe, el Juzgado de Primera Instancia número 12 de Málaga deniega la adopción de las medidas cautelares de administración e intervención judicial de Lumen Dei, así como la suspensión de los actos jurídicos de aceptación de los cargos de comisarios pontificios.

Deniega también la anotación preventiva de demanda en el registro de entidades religiosas, (advertencia a un tercero de una litigiosidad en caso de implicarse en una compraventa), e impone el pago de las costas a las demandantes, aunque no se pronuncia sobre el fondo del asunto.

La demanda contra Sanz y su antecesor en Lumen Dei, el cardenal Sebastián Aguilar, pide que se anulen los actos en los que aceptaron el cargo de comisario pontificio de Lumen Dei al asegurar que existe "un riesgo inminente de disposición de los bienes inmuebles" de la asociación Lumen Dei, ya que ambos "están realizando actuaciones tendentes a la venta de inmuebles de la asociación".

Para las religiosas, Lumen Dei se divide en tres organizaciones independientes aunque las tres utilicen las palabras "Lumen Dei".

Se trata de la Asociación Lumen Dei, aprobada en Valencia en 1975 y que es la que dispone de todo el patrimonio; la Asociación Unión Sacerdotal Lumen Dei erigida en Cuenca en 1986, y la Unión Lumen Dei constituida en Cuenca en 1986 y que es la que depende del Vaticano.

Y añaden que la Santa Sede nombró Comisario Pontificio de la Unión Lumen Dei a Sanz, aunque éste "maniobró" para proclamarse también el líder de la asociación, según explican a Efe.

Por ello, entienden que el arzobispo de Oviedo no puede vender pisos ni edificios sobre los que no tiene potestad alguna.

La juez desestima la intervención o administración judicial de la Asociación Lumen Dei, que goza de personalidad jurídica, al considerar que esta organización "no ha sido traída al proceso a pesar de ser su patrimonio el directamente afectado".

Y respecto a la otra medida cautelar de suspender la aceptación de los cargos de comisarios pontificios, la magistrada Macarena Molina rechaza esta petición al asegurar que "no se desprende la apariencia de buen derecho" por parte de las demandantes.

Además, destaca que "se infiere aun de forma indiciaria que las tres asociaciones que se describen en la demanda, "unión Lume Dei", "Lumen Dei" y "Unión Sacerdotal Lumen Dei" son sólo una, de modo que el acto de aceptación de los codemandados habría sido realizado en relación a la única asociación existente". 

Comentarios