sábado 6/3/21

El JEME aboga por un impulso tecnológico al horizonte de la defensa para 2035

El JEME ha inaugurado el II Foro Ejército-Empresas que se va a celebrar durante tres días en las dependencias del Museo del Ejército en Toledo
El jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Francisco Javier Varela (i), ha presidido la inauguración del II Foro Ejército-Empresas 2019, que se celebra en el Museo del Ejército de Toledo - EFE/Ismael Herrero
El jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Francisco Javier Varela (i), ha presidido la inauguración del II Foro Ejército-Empresas 2019, que se celebra en el Museo del Ejército de Toledo - EFE/Ismael Herrero

El jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Francisco Javier Varela, ha abogado este martes por que las empresas den un impulso tecnológico al planeamiento militar fijado para el año 2035, ante un escenario complejo debido a la incertidumbre y a los flujos de información.

El general Varela ha considerado que, ante el aumento de la complejidad del entorno operativo desde el punto de vista militar, motivado por la incertidumbre y "los desbordantes flujos de información", es necesario tener unas fuerzas "en constante adaptación", para que sean capaces de ser eficaces en este nuevo escenario.

"Tenemos que ser reactivos, en el sentido de tratar de adelantarnos a esos cambios de situación, y tener en cuenta sobre todo las dimensiones del futuro campo de batalla en el horizonte temporal del año 2035", ha comentado el JEME, que ha añadido que "para llegar al objetivo final necesitamos que las empresas den un impulso tecnológico al proyecto".

Es preciso disponer de tecnologías emergentes "que sean capaces de proporcionar la adaptación a los nuevos entornos motivados por la evolución de los riesgos y las amenazas futuras", ha indicado Varela, que ha señalado que para ello "hemos pensado desde el principio que el apoyo empresarial a estos estudios es un requisito imprescindible".

Por este motivo, "hemos decidido acercarnos al sector tecnológico e industrial de la defensa, para crear foros de intercambio de información que nos permitan el análisis y la viabilidad de nuestras necesidades tecnológicas, así como saber y conocer las posibilidades de la industria de defensa", ha explicado.

El JEME ha hecho estos comentarios en la inauguración del II Foro Ejército-Empresas, que se va a celebrar durante tres días en las dependencias del Museo del Ejército, ubicado en el Alcázar de Toledo, en el que participan 80 empresas, a las que en esta segunda edición se han unido 16 universidades para aportar una visión de investigación al encuentro, al que asisten unas 240 personas.

En este sentido, el director gerente de la Fundación Museo del Ejército, el general de División retirado, Francisco Ramos Oliver, ha explicado que debido a la incorporación de las universidades al foro, en su segunda edición se está celebrando bajo el epígrafe general '2E+I' (ejército, empresas e investigación).

Asimismo, Ramos Oliver ha puntualizado que se trata de un foro de encuentro entre el Ejército y las empresas sin ánimo de compraventa, ya que su finalidad es que el Ejército de Tierra presente proyectos e ideas y dé a conocer su visión para el año 2035 y las empresas en qué medida pueden responder a esos retos, a los que se añade este año el componente de investigación de la universidad.

El número de empresas se ha duplicado con respecto a las 40 que participaron en la primera edición del foro, que se celebró en este mismo escenario en mayo de 2018, la mayor parte de ellas ligadas al ramo de defensa y todas españolas (aunque muchas con connotaciones internacionales) a las que se ha sumado una empresa israelí, ha apuntado el general Ramos Oliver.

Por su parte, el director de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE), el general de División Fernando García y García de las Hijas, ha detallado que es un foro abierto, en el que se intenta hacer una confluencia de intereses entre los requisitos del Ejército de Tierra desde el punto de vista de la tecnología y de la vanguardia tecnológica y trasladarlos al mundo empresarial y al mundo universitario.

Hay una coincidencia de intereses y es necesario conseguir la confluencia entre los requerimientos del Ejército de Tierra con las necesidades tecnológicas, ha señalado el general García, que ha subrayado que desde que se celebró el primer foro se han celebrado varios seminarios y se ha constatado que va incrementándose el número de empresas que se están sumando a este flujo de ideas y confluencia de intereses.

Igualmente, ha comentado que "de la mano de la tecnología apostamos por tener unas Fuerzas Armadas en vanguardia tecnológica" y convertirlas en una herramienta que vele por la seguridad de los españoles, como demanda la sociedad.

En este sentido, el encuentro de Toledo define el camino a seguir y marca de qué forma se pueden incorporar tecnologías emergentes, en el ciclo de planeamiento que ha fijado el Ejército para el horizonte de 2035, aunque el primer peldaño se ha situado en 2024 con la denominado "fuerza posible", ha precisado el director de Adquisiciones del MALO.

Y a preguntas de los periodistas, el general García ha destacado que los grandes programas, como los que se han puesto en marcha en este ciclo de planeamiento, tienen unos retornos importantes para la industria desde el punto de vista económico y desde el punto de vista social. 

Comentarios