sábado 31/10/20

Instituto de la Mujer valora a la universidad en la búsqueda de una sociedad igualitaria

La directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado, ha reivindicado que “la Universidad debe integrar la igualdad como una prioridad estratégica en su trabajo diario” para conseguir una sociedad donde mujeres y hombres tengan los mismos derechos y libertades
La directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado, ha inaugurado el acto ‘Mujeres protagonistas en la ficción… mujeres más libres en la vida real’, organizado por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) con motivo del Día Internacional de las Mujeres
La directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado, ha inaugurado el acto ‘Mujeres protagonistas en la ficción… mujeres más libres en la vida real’, organizado por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) con motivo del Día Internacional de las Mujeres

La directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado, ha destacado este martes el papel que juega la universidad en la búsqueda de una sociedad que avance hacia la igualdad entre hombres y mujeres y libre de violencia de género, porque forma a los jóvenes y las jóvenes que serán agentes del cambio.

La universidad debe de ser una aliada en este trabajo, tanto del Gobierno de Castilla-La Mancha como del resto de la sociedad, "porque en sus aulas se están formando las jóvenes y los jóvenes que luego van a ser también agentes de cambio", ha considerado Callado antes de participar en una jornada conmemorativa del Día Internacional de las Mujeres, que se ha celebrado en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo.

Según Callado, es muy importante que los universitarios y las universitarias "sean conscientes de que hay que luchar activamente para que haya un cambio en la sociedad y para que consigamos finalmente una sociedad libre de violencia de género y, por supuesto, igualitaria, que haya las mismas condiciones entre mujeres y hombres".

Callado ha felicitado a la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) por organizar esta jornada, que ha impulsado la comisión 'Mujer y Ciencia' de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, y le ha agradecido el trabajo que está haciendo a diario "para que los jóvenes y las jóvenes puedan ser agentes de cambio social".

Y ha subrayado que este cambio es aún más importante porque se está viviendo una época "en la que parece ser que se nos quiere hacer retroceder un poco en la idea del avance hacia la igualdad entre mujeres y hombres".

En la jornada se han proyectado los cortometrajes 'Miente', de Isabel de Ocampo, 'El paraguas de colores' de Edu Cardoso, y 'La eminencia' de Carlota Coronado, que han asistido a la proyección.

Estos tres cortos muestran tres retos importantes para el Gobierno de Castilla-La Mancha, los que tiene como aliada a la Universidad, la trata de personas con fines de explotación sexual y la prostitución, la violencia de género y la "invisibilidad" de las mujeres en determinados ámbitos, ha apuntado Callado.

Sobre la prostitución, Callado ha señalado que cuatro de cada diez hombres han sido o son demandantes de prostitución, aunque el dato positivo es que seis de cada diez no son demandantes, por que se requiere un cambio para que disminuya la demanda y desaparezca, porque la prostitución lleva a la trata con fines de explotación sexual.

A su vez, la violencia sexual "está a la orden del día y va en aumento", ha señalado la directora del Instituto de la Mujer, que ha abogado por educar y concienciar a la juventud, sobre todo a los varones más jóvenes, "de que es un tipo de violencia de género que se ejerce contra las mujeres por el simple hecho de serlo".

En este sentido, ha indicado que en España hay prácticamente ocho agresiones sexuales al día y en Castilla-La Mancha una cada tres días, según datos del Ministerio del Interior de 2018, lo que para Callado supone "una cifra muy preocupante".

Y también ha lamentado la invisibilización de las mujeres en general, en este caso de las mujeres científicas, porque a su juicio "está claro que hay una brecha importante que es preciso eliminar", puesto que "hay unos techos de cristal y unos suelos pegajosos que nos impiden subir en categorías profesionales".

En la universidad también hay "techos de cristal y segregación vertical y horizontal", ha dicho Callado, que se ha referido a un estudio de 2017 que indicaba que solo el 39 por ciento de las personas que se dedican a la investigación son mujeres y solo un 21 por ciento de mujeres son catedráticas universitarias.

Ese tanto por ciento disminuye en UCLM, donde en 2018 había 175 catedráticos y 42 catedráticas, ha subrayado Callado, que ha insistido en tener a la universidad como "aliada" para cambiar esta realidad. 

Más información en vídeos 
Comentarios