lunes 6/12/21

Accem Castilla-La Mancha pide que se regule de manera "generosa y ordenada" la migración

Una vez más Carlés ha insistido en que "no se pueden poner puertas al campo" y ha pedido que se haga frente al fenómeno migratorio de una forma "generosa" porque "mientras se considere como una amenaza habrá dos bandos", uno para que se les deje pasar y otro que pedirá echarlos
El responsable de la Comisión Católica de Migraciones (ACCEM) en Castilla-La Mancha, Braulio Carlés, en una imagen de archivo
El responsable de Accem en Castilla-La Mancha, Braulio Carlés, en una imagen de archivo

El responsable de Accem en Castilla-La Mancha, Braulio Carlés, ante la llegada de cientos de migrantes a Canarias, ha pedido que, de una vez por todas, se regule la migración de una forma "ordenada" pero también "generosa", y sabiendo que aunque no se puede acoger a todo el mundo, hay que ayudarles dejando al margen las ideologías y "remando todos juntos en la misma dirección".

Una vez más Carlés ha insistido en que "no se pueden poner puertas al campo" y ha pedido que se haga frente al fenómeno migratorio de una forma "generosa" porque "mientras se considere como una amenaza habrá dos bandos", uno para que se les deje pasar y otro que pedirá echarlos.

Según Carlés, aunque a Castilla-La Mancha no están llegando más ahora, tiene claro que este tipo de situaciones requieren de una colaboración de los gobiernos con las entidades sociales porque "no puede ser de otra manera".

En todo caso, el responsable de esta entidad que trabaja con inmigrantes y refugiados ha apuntado que en todos los centros que hay en la región está "razonablemente llenos" pero que "gracias a Dios" el coronavirus no está entrando en ellos, salvo algún caso aislado en el que se ha actuado en consecuencia.

Accem cuenta con centros de protección internacional y programas de ayuda humanitaria en Sigüenza y Guadalajara capital, en Toledo y Albacete.

En cuanto al fenómeno de la llegada de menores, Carlés ha manifestado que también requieren una respuesta desde las entidades y administraciones y que no hay que verlo tampoco como una amenaza porque se trata, en general, de chavales jóvenes que también dejan sus países para buscar una vida más digna.

"Estamos en un momento de la historia donde las ideologías no ayudan sino que dividen", ha subrayado el responsable de Accem y vicario de Pastoral Social en Guadalajara, para quien excluir y rechazar es un gesto "muy mezquino", insistiendo en que "por muy altas que pongamos las murallas, seguirán viniendo aunque mueran más".

Comentarios