martes 19/10/21

Castilla-La Mancha tiene actualmente 3.764 casos activos de violencia de género

- El delegado del Gobierno presenta la programación de actos del 25N, para avanzar en la sensibilización de la lucha contra la violencia machista.

- Tierraseca asegura que los expedientes de solicitud de ayudas por los efectos de la DANA en la región se están tramitando en tiempo y forma.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, y la jefa de la Unidad de Coordinación contra la Violencia contra la Mujer de la Delegación, Consuelo García, en rueda de prensa
El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, y la jefa de la Unidad de Coordinación contra la Violencia contra la Mujer de la Delegación, Consuelo García, en rueda de prensa

Castilla-La Mancha tienen en estos momentos 3.764 casos activos de violencia de género de mujeres que precisan algún tipo de protección y seguimiento policial, mientras que este año se han dictado en la región 133 órdenes judiciales de alejamiento con colocación del dispositivo 'cometa' (pulsera) para evitar agresiones.

Así lo han dado a conocer el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, y la jefa de la Unidad de Coordinación contra la Violencia contra la Mujer de la Delegación, Consuelo García, que han indicado también que hay 91 casos activos de menores en la comunidad autónoma que precisan de algún tipo de protección por este motivo.

Tierraseca ha puntualizado que estos son los casos activos en estos momentos porque necesitan algún tipo de protección, pero no todos los que se registra en Castilla-La Mancha, donde ha habido 30.926 mujeres que han denunciado algún tipo de violencia desde que se iniciaron los registros de datos en 2003.

Un tercio de estas denuncias se han puesto en la provincia de Toledo, donde se han interpuesto 10.326 denuncias desde 2003, en tanto que la provincia de la región en la que se han contabilizado menos ha sido en la de Cuenca, que cuenta con 2.657 denuncias desde este año.

En este sentido, García ha señalado que el número de denuncias se ha mantenido en cifras similares en los dos últimos años, sin que se haya observado que en Castilla-La Mancha haya tenido una especial incidencia en este ámbito la pandemia de coronavirus.

Así, en 2019 se pusieron en la región 6.051 denuncias por violencia de género, que se redujeron a 5.541 en 2020, en tanto que este año hasta julio se habían puesto 1.316 denuncias hasta julio.

Tampoco ha habido un aumento significativo en el número de llamadas al número telefónico 016, en el que se da información sobre violencia de género, aunque desde el pasado mes de marzo también se da información sobre cualquier tipo de violencia contra las mujeres como trata, prostitución o mutilación genital.

Según ha indicado García, en 2019 hubo 2.369 llamadas a ese número en Castilla-La Mancha, que aumentaron a 2.710 en 2020, en tanto que hasta julio de este año se habían hecho 1.676 llamadas en la región, de las cuales 294 fueron realizadas ese mismo mes.

En cambio, se está observando un incremento en la agresividad, que según García se pone de manifiesto en el incremento que está habiendo en el número de órdenes de alejamiento que están dictando los órganos judiciales, que llevan aparejada la colocación del dispositivo "cometa" para los posibles agresores.

En 2019 se dictaron en Castilla-La Mancha 96 órdenes de alejamiento con dispositivo "cometa", que aumentaron a 120 el año pasado y que este año ya suman 133, ha apuntado García.

García ha subrayado que la instalación de este dispositivo es una decisión muy meditada, porque los jueces tienen en cuenta que supone un recorte importante de libertades para el agresor y también para la víctima, por lo que lo hacen cuando hay una elevada posibilidad de agresión, incluso con resultado de muerte.

Tierraseca y García han facilitado estas cifras en una rueda de prensa en la que han presentado el programa de actividades que se ha preparado en la región con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra el 25 de noviembre.

Este año se han programado una treintena de actividades, que se van a desarrollar durante el último trimestre, en octubre, noviembre y diciembre, en las cinco provincias de la región.

Estas actividades se van a dividir en dos grandes bloques, uno destinado a la formación, principalmente del colectivo universitario, para lo que se han diseñado unas jornadas en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), que también incluye al alumnado de Tercero y Cuarto cursos de la ESO y de Primero y Segundo de Bachillerato, con profesionales de atención a mujeres víctimas.

El otro gran bloque de actividades es el de sensibilización, que incluye una narración oral para el sector educativo, un ciclo de conferencias y la instalación en toda la red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha y en los taxis de la región de los denominados 'Puntos Violeta', en los que se da información sobre violencia de género a todas las mujeres que lo requieran.

Tierraseca ha explicado que el objetivo principal "es seguir concienciando a la sociedad para que desaparezca ese sector de la población que aún sigue negando la violencia de género", ya que el último informa conocido determina que el 20 por ciento de los jóvenes no considera que este fenómeno sea un problema.

Por su parte, García ha comentado: "Creemos que la gente joven debe de recibir una especial atención en la sensibilización y formación, porque estamos observando un retroceso y un aumento de la negación de la existencia de este tipo de violencia; hay que atajarlo con formación y con sensibilización". 

AYUDAS A LOS AFECTADOS POR LA DANA

En otro orden, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha afirmado que los expedientes de solicitud de ayudas por los efectos de la DANA se están tramitando "en tiempo y forma" y ha avanzado que se estudiará una posible ampliación de plazos, para que lleguen a todos los afectados.

A preguntas de los periodistas sobre los expedientes de petición de ayudas por la DANA de finales de agosto y primeros de septiembre, Tierraseca ha apuntado que en la región se han producido otras emergencias relacionadas con incidencias meteorológicas, por lo que "está habiendo un trabajo especialmente complicado", aunque ha destacado que "se están tramitando todos los expedientes en tiempo y forma".

En este sentido, ha recordado que hay un plazo inicial de un mes antes de la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil, y ha señalado que hay "cientos de expedientes" abiertos de reclamación de ayudas.

Pero el plazo no ha finalizado todavía, por lo tanto, siguen llegando solicitudes de ayudas, ya que las reclamaciones tienen que justificarse a través de técnicos municipales la cuantía y la magnitud de los daños ocasionados, ha puntualizado en una rueda de prensa el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha.

Así, los particulares y los ayuntamientos (en el caso de bienes de titularidad municipal) están todavía comunicando a la Delegación del Gobierno los daños ocasionados, ha apuntado Tierraseca, que ha añadido que una vez que esos expedientes estén finalizados, se trasladarán al ministerio correspondiente, que resolverá la concesión de la ayuda si cumple con las condiciones que establece la legislación vigente.

Ha explicado que se han enviado varios cientos de expedientes de solicitud de ayudas y que siguen llegando solicitudes por los efectos de la DANA, aunque ha reiterado que no ha sido la única emergencia de protección civil a la que se ha tenido que hacer frente en Castilla-La Mancha y en la provincia de Toledo, sino que ha habido varias que se han ido solapando, lo que está complicando el trabajo.

No obstante, ha recalcado que "estamos procurando que todos los informes y toda la información relacionada con los daños ocasionados lleguen lo antes posible, y eso es nuestro objetivo y nuestra obligación".

Al respecto, ha comentado que hace unos años la media de resolución de este tipo de expedientes era de tres años, que hace un tiempo se redujo a que fuera como máximo de un año y ahora se está acelerando al máximo las declaraciones de zona afectaba gravemente por una emergencia de protección civil.

A su vez, los Consejos de Ministros "han actuado de forma inmediata dando respuesta a esa necesidad, y evidentemente la resolución de los expedientes también", ha dicho Tierraseca, que ha asegurado que la resolución estará dentro de los plazos establecidos.

Aunque ha avanzado que si es necesario hacer una ampliación de los plazos por la imposibilidad que tienen algunas personas de aportar informes técnicos para justificar los daños ocasionados por la emergencia, se estudiará la ampliación "con el fin de que a todo el mundo le puedan llegar las ayudas".

Comentarios