El Hospital de Parapléjicos retoma la campaña #StopCaídas para prevenir la lesión medular por caídas

La quinta parte de los pacientes ingresados en el Hospital Nacional de Parapléjicos tiene su origen en una caída casual, en el domicilio o en el exterior, con resultado de lesión medular
El Hospital de Parapléjicos retoma la campaña #StopCaídas para prevenir la lesión medular por caídas
photo_camera El Hospital de Parapléjicos retoma la campaña #StopCaídas para prevenir la lesión medular por caídas

Las caídas casuales con resultado de lesión medular vuelven a situarse como principal motivo de ingreso traumático en el Hospital Nacional de Parapléjicos, centro perteneciente al Sescam. Ante esta tendencia, que se ha consolidado en los últimos diez años, profesionales del centro renuevan la campaña de prevención #StopCaídas para sensibilizar a la sociedad ante las caídas que se producen en el domicilio y en el exterior.

En sintonía con las diferentes estrategias de prevención de la salud del Plan de Salud de Castilla-La Mancha, la campaña #StopCaídas se lleva a cabo en la antesala de las fiestas navideñas, momento en que se reúnen las familias y va destinada a promover un entorno doméstico más seguro con consejos entre la población para chequear este entorno, pues el domicilio es el lugar donde más caídas se producen. La quinta parte de los pacientes ingresados en el Hospital Nacional de Parapléjicos tiene su origen en una caída casual, en el domicilio o en el exterior, con resultado de lesión medular.

Con la participación de los servicios de Medicina Física y Rehabilitación, Cirugía Ortopédica y Traumatología, la Unidad de Biomecánica y Ayudas Técnicas, Fisioterapia y Terapia Ocupacional y la Unidad de Comunicación del centro, esta iniciativa tendrá especial relevancia en redes sociales donde se usará el hashtag #StopCaídas.

Según explica la directora médica del hospital, la doctora Mónica Alcobendas, "el aumento de la esperanza de vida en la población general nos lleva actualmente a contar con un mayor número de personas mayores, activas físicamente durante más años y, con frecuencia, portadoras de patología crónica, lo que condiciona un mayor riesgo de caídas. Estas son uno de los síndromes geriátricos más importantes y una de las principales causas de discapacidad, especialmente a partir de los 65 años y en relación con pérdida de masa y fuerza de la musculatura y una capacidad de respuesta más enlentecida".

En el servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Nacional de Parapléjicos, el doctor Andrés Barriga considera que "muchas de las caídas en mayores y las posibles fracturas asociadas (cadera, vértebras o muñeca) son más frecuentes en mujeres por la osteoporosis que aparece después de la menopausia. Eso hace que el hueso sea más frágil y pueda fracturarse ante un impacto mínimo. Sin embargo, la lesión medular asociada a una fractura vertebral es más frecuente en hombres por tener una mayor incidencia de columnas rígidas asociadas a espondilitis o hiperostosis ósea difusa".

LOS DATOS DEL HOSPITAL

Los datos del último balance anual completo del Hospital Nacional de Parapléjicos muestran que, de los 266 pacientes que ingresaron en el 2022 por distintas causas, 53 pacientes (el 20 por ciento) lo hicieron por caídas casuales. De ellos, 44 (83 por ciento) fueron hombres y nueve (17 por ciento) mujeres. La media de edad fue de 61 años, mayor que la de toda la muestra de las causas de ingreso, de hecho, casi la mitad de este grupo tenían más de 65 años.

En relación con el contexto de estos accidentes, 25 se produjeron desde la propia altura de la persona y al menos siete caídas fueron a consecuencia de una pérdida de consciencia previa. En cuanto a las precipitaciones en altura, las causas son múltiples: caídas desde una escalera a baja altura mientras se realizaba alguna labor doméstica (seis), caídas de un árbol mientras se realizaba alguna tarea como poda o recogida de frutos (cuatro) o caídas accidentales en las escaleras de su domicilio, incluso desde la cama (dos pacientes). Si sumamos todas las personas que han sufrido caídas desde su propia altura, más las que se han caído en su domicilio en cualquier contexto, suman un total de 31 pacientes.

"Los estudios han permitido definir las características cinemáticas de la marcha de población con historia previa de caídas. Estos, en comparación con la población sin historia previa de caídas, presentan una disminución de la longitud de paso, de la flexión plantar del tobillo durante el despegue del pie del suelo, de la extensión de la cadera y balanceo lateral del cuerpo", ha señalado Isabel Sinovas, la fisioterapeuta de la Unidad de Biomecánica y Ayudas Técnicas, experta en Ciencias del Movimiento Humano e investigadora en el hospital toledano.

CONSEJOS

Como consejo general de cara a la prevención de caídas en base a la pérdida de masa muscular, profesionales de Fisioterapia y Terapia Ocupacional de Parapléjicos proponen la realización de ejercicio terapéutico, incidiendo en los ejercicios de fuerza, para evitar esa pérdida de masa muscular y, consecuentemente, tener más capacidad de reacción a nivel motor ante cualquier imprevisto.

También es recomendable eliminar los objetos que puedan provocar tropiezos en el hogar (alfombras, cortinas, ropa de cama que arrastren o mesas auxiliares), distribuir el mobiliario para crear espacios amplios que permitan una mejor movilidad, utilizar escaleras plegables seguras, asegurar una buena iluminación en lugares potencialmente peligrosos e instalar barandillas en las escaleras.

Los resbalones han provocado numerosas caídas con nefastas consecuencias, por lo que los expertos llaman la atención a la hora de tener especial cuidado con las superficies húmedas o mojadas, usar calzado cerrado con suelas antideslizantes y la instalación de superficies o esteras no resbaladizas en baño y cocina, entre otras medidas. Asimismo, recomiendan sustituir las bañeras por duchas con mampara corredera al ser más accesibles.

También, fuera del domicilio se han registrado caídas con resultado de lesión medular, por lo que desde el centro se recomienda no subirse lugares con altura (árboles, edificios, colinas o acantilados) sin las condiciones de seguridad adecuadas; usar sistemas de seguridad como cascos, correas, cuerdas o arneses para la situación que lo requiera; prestar especial precaución si se entra en un sitio en construcción o si va cerca de muros, pozos desprotegidos, etcétera.

A estas medidas se suman algunas más complementarias, como el uso de gafas de sol necesarias para evitar deslumbramientos, respetar las señales de seguridad, no ir sobrecargado cuando se viaje y, muy especialmente en el caso de las personas mayores, optimizar su fuerza y equilibrio usando, si procede, ayudas como muletas, bastones o andadores. Finalmente, recomiendan no dudar en solicitar ayuda a algún familiar, vecino o amigo, siempre que la tarea conlleve un peligro para su integridad física.

Comentarios