Más de 60 ucranianos se adiestran en Toledo en habilidades básicas del combatiente

La Academia de Infantería de Toledo no ha recibido ningún sobre explosivo, según el teniente general Francisco Braco
Ucranianos recibiendo formación militar en la Academia de Infantería de Toledo - EP
photo_camera Ucranianos recibiendo formación militar en la Academia de Infantería de Toledo - EP

El adiestramiento militar que están recibiendo 64 ucranianos en la Academia de Infantería de Toledo en el marco de la Misión de Asistencia Militar de la Unión Europea en Apoyo a Ucrania ha llegado al ecuador y dentro de dos semanas tendrán que volver a su país de origen a combatir. "No tenemos otra salida que ganar", asegura el comandante ucraniano responsable de los militares en esta formación, del que no se ha desvelado el nombre por motivos de seguridad.

Ha explicado que los ucranianos llegados a España se han adaptado "muy bien" y que están aprovechando "al máximo" las horas de formación que les están impartiendo las Fuerzas Armadas españolas. "Estamos yendo a por todas", destaca este comandante ucraniano, quien ha dicho que las edades de los compatriotas que se están formando en Toledo da igual. "Vienen aquí a instruirse y poder defender a su país". "Allí han dejado a sus hijos y sus familiares", recuerda.

Ahora mismo --ha dicho-- no puede relatar lo que está pasando en el frente en Ucrania ya que la misión que tiene encomendada ahora es la de entrenar a estos 64 ucranianos en Toledo para que luchen por el país. "Este es mi cometido en este momento", ha abundado.

Sobre los paquetes con sustancias explosivas enviados en los últimos días entre otros al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el Ministerio de Defensa o la Embajada de Ucrania en Madrid, este comandante ucraniano ha apuntado que no está preocupado porque la seguridad en la Academia de Infantería de Toledo es "bastante alta".

Este viernes los medios de comunicación han podido conocer en qué consiste esta misión y la Unidad de Formación de Combate creada especialmente para cumplir con este cometido por boca del Comandante de Mando de Operaciones, el teniente general Francisco Braco; el jefe del 'Toledo Training Command', el general Martín Lozano; y el teniente coronel Francisco Iranzo, jefe de la Unidad de Formación de Combate.

Los periodistas han sido desplazados en autobuses hasta el campo de maniobras y han podido conocer in situ la formación que recibe el personal ucraniano que ha llegado a España sin instrucción militar previa. De los cinco módulos formativos acordados, solamente se ha empezado a impartir el módulo de instrucción básica que se centra en la instrucción de combate, el tiro, el combate urbano, los primeros auxilios, el combate cuerpo a cuerpo o el desminado.

La media de edad de los soldados ucranianos que se están formando en Toledo es de 34 años. Cuentan con estudios superiores o estudios básicos y proceden de distintas partes de Ucrania. La motivación de todos ellos es recuperar su país porque "su país ha sido invadido". Vienen de vivir en zonas de combate, "lo han sufrido", pero no eran militares, por lo que hasta ahora no han combatido, recuerdan los mandos militares españoles a preguntas de los periodistas.

UNA FORMACIÓN DE CINCO SEMANAS

Esta formación, que comenzó a impartirse el 14 de noviembre y tendrá una duración de cinco semanas, está siendo ejecutada por el Ejército de Tierra y no se descarta una posible participación de equipos de adiestradores de otros países miembros de la Unión Europea en los centros de adiestramiento nacionales si así se solicitara.

La participación española en la Misión de Asistencia Militar de la Unión Europea en Apoyo a Ucrania estará bajo control operativo del Mando de Operaciones y, como todas las operaciones, bajo el mando del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad).

Esta misión tiene como objetivo contribuir a mejorar la capacidad militar de las Fuerzas Armadas de Ucrania para llevar a cabo eficazmente operaciones militares, de modo que el país pueda defender su integridad territorial dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente, ejercer efectivamente su soberanía y proteger a la población civil, han recordado los responsables militares.

Estas actividades de formación se llevan a cabo bajo la dirección del Toledo Training Command (TTC), en coordinación con el Cuartel General de la Capacidad Militar de Planificación y Ejecución (Military Planning and Conduct Capability-MPCC) de la UE. En previsión, este adiestramiento en España se realizará en rotaciones de cerca de 400 militares ucranianos cada dos meses.

Hay otros dos centros de adiestramiento actualmente establecidos, uno en Polonia y otro en Alemania, han explicado los mandos militares españoles, quienes han informado que el de Toledo depende directamente del cuartel general que está en Bruselas. La misión acaba de "nacer", está empezando "a rodar", reconocen.

Además, han incidido en que se decidió elegir Toledo para este adiestramiento porque "la cuna de la infantería está aquí". "La Academia reúne unas condiciones excepcionales y tiene unas instalaciones adecuadas para acoger gente, además de estar muy cerca de Madrid".

NINGÚN SOBRE EXPLOSIVO EN TOLEDO

Por otra parte, la Academia de Infantería de Toledo no ha recibido ningún sobre explosivo, según ha confirmado el Comandante de Mando de Operaciones, el teniente general Francisco Braco preguntado al respecto en la rueda de prensa ofrecida.

Braco ha afirmado que los paquetes con sustancias explosivas enviados en los últimos días entre otros al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el Ministerio de Defensa o la Embajada de Ucrania en Madrid "no va a modificar nuestro compromiso con Ucrania".

"Vamos a seguir haciendo lo que estamos haciendo y ya está. Nuestro compromiso no se va a ver modificado", ha apostillado el teniente general, quien ha señalado que "estamos haciendo lo correcto" y, prueba de ello, ha añadido, "es que hemos recibido estos sobres y hemos sido objeto de estos hechos". "Eso a mi en lo personal me hace darme cuenta de que estamos haciendo lo correcto".

Dicho esto, ha lamentado que uno de los sobres que llegó detonó y produjo heridas en un funcionario de la Embajada Ucrania. Sin embargo, "todos los otros fueron interceptados y desactivados, es decir, que nuestras medidas son efectivas, y las estábamos haciendo antes por procedimiento porque esas son nuestras normas y así lo estamos haciendo". "Han probado ser efectivas", ha defendido.

Sin embargo, no ha querido entrar en más detalles sobre si las Fuerzas Armadas han cambiado o no su procedimientos "para no dar más pistas a los posibles enemigos".

Comentarios