jueves 16/9/21

Bienestar Social impulsa seis proyectos con 125,7 millones del plan recuperación

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a destinar esta partida presupuestaria a la mejora y modernización de infraestructuras y la dotación de nuevas tecnologías en la Red de Centros para el cuidado de personas mayores y con discapacidad; a la mejora de los modelos de protección residencial en menores y acogimiento familiar; y a la transformación digital del sistema de Servicios Sociales y Atención a la Dependencia
La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Bárbara García Torijano, ha informado en rueda de prensa sobre asuntos del Consejo de Gobierno relacionados con su departamento
La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Bárbara García Torijano, ha informado en rueda de prensa sobre asuntos del Consejo de Gobierno relacionados con su departamento

La Consejería de Bienestar Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha desarrollará seis proyectos gracias a los 125,7 millones de euros que recibirá procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, tras la firma de un convenio con el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

La consejera de Bienestar Social de la Junta de Comunidades, Bárbara García Torijano, ha informado en la rueda de prensa posterior al primer Consejo de Gobierno tras el descanso estival de este convenio de colaboración rubricado con el Ministerio de Derechos Sociales y que se ha abordado en dicha reunión.

García Torijano ha explicado que, de los 910,3 millones de euros que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ha destinado al eje de economía de los cuidados, a Castilla-La Mancha le han correspondido 125,7 millones de euros, distribuidos en tres anualidades, de forma que para 2021 corresponden 24,9 millones; para 2022, 43 millones, y en el año 2023, 47,7 millones de euros.

Estas cuantías se invertirán en seis proyectos que han sido aceptados por el Ministerio de Derechos Sociales, toda vez que se ajustan a los objetivos nacionales, centrados en impulsar planes de apoyo para los cuidados de larga duración, la modernización de los servicios sociales y la creación de una "España más accesible".

El primero de estos proyectos, dotado con 77 millones de euros, consiste en la mejora de las infraestructuras y equipamientos de la red de centros para los cuidados de larga duración e incluye tres tipos de actuaciones, que pasan por la remodelación de los centros existentes y la construcción de otros nuevos, la creación de centros de día para la atención a personas con deterioro cognitivo en todas las provincias e inversiones en equipamiento tecnológico y técnico que fomente la autonomía y la cohesión social.

Con 12 millones de euros se financiará el desarrollo del sistema de telecuidado proactivo, "un avance esencial", tal y como ha subrayado García Torijano, que ha explicado que se busca pasar de una asistencia reactiva a una asistencia proactiva, para tratar de adelantarse a las necesidades de las personas en sus hogares y ofrecer una solución integrada, así como aproximar y mejorar la asistencia en los entornos más rurales y combatir la soledad y el riesgo de aislamiento.

El tercer proyecto, dotado con 8 millones de euros, consiste en la transformación digital del sistema de servicios sociales de atención a la dependencia, para crear un marco tecnológico que permita una mejor gestión de las subvenciones y la automatización de procesos.

Además, el cuarto proyecto comprende acciones piloto en competencias digitales y apoyo a jóvenes extutelados, de forma que con 12 millones de euros se pretende implementar tres programas de servicios sociales para aumentar la autonomía personal de estos jóvenes.

El quinto proyecto consiste en la modernización de la estructura y del acogimiento familiar, para lo que se han destinado 12 millones de euros con el objetivo de avanzar hacia un modelo que refuerce y fomente el acogimiento familiar como medida prioritaria , así como la reforma de los centros de menores, la dotación tecnológica del sistema y la revisión del modelo de acogimiento familiar.

Y con 1,8 millones de euros, se ha aprobado el proyecto de accesibilidad a las infraestructuras y equipamientos de los ayuntamientos, para abordar una "accesibilidad física y digital" de los espacios municipales.

García Torijano ha resumido que el objetivo de todos estos proyectos es "acometer la transición social" que asemejará a la región a Europa en cuidados de larga duración y en la creación de empleo estable y de calidad en este ámbito.

COVID-19 EN LAS RESIDENCIAS

En otro orden de asuntos, la consejera de Bienestar Social ha valorado que la situación de las residencias de mayores relacionada con la pandemia ha mejorado "notablemente" en los últimos días, desde que han entrado en vigor nuevas restricciones para frenar la expansión de la covid-19.

Durante su comparecencia García Torijano ha sido preguntada por el impacto que han tenido las nuevas restricciones aplicadas en las residencias desde el 23 de agosto.

La consejera ha subrayado que en las residencias de mayores de Castilla-La Mancha, la quinta ola "no ha sido tan agresiva como las anteriores" y ha valorado que las medidas que se han tomado están teniendo efecto y la situación de las residencias ha mejorado, pues ha indicado que el 18 de agosto había 260 casos positivos de covid-19 y este martes hay 108 residentes con coronavirus.

"Los datos son buenos en relación con estos días de atrás", ha destacado García Torijano, que ha admitido que al Gobierno regional le preocupaba el "pequeño aumento" de casos y ha señalado que esa preocupación es lógica, pues las personas que están en residencias de mayores son "muy vulnerables" y ha afirmado que el objetivo era que "no se disparara la incidencia".

En este sentido, ha valorado que se ha contenido el avance de la covid-19 y ha agradecido el trabajo que realizan todos los profesionales que trabajan en las residencias de mayores.

Comentarios