lunes 20/9/21

Junta favorece la protección frente a la covid-19 en campos de refugiados de Líbano

La viceconsejera de Prestaciones y Servicios Sociales ha indicado que el proyecto que Movimiento por la Paz desarrolla en los campos de refugiados en Líbano mejora la situación de familias enteras que están huyendo de la guerra en sus países de origen y presta especial atención a personas y familias cuyos familiares presentan algún tipo de discapacidad
La viceconsejera de Servicios y Prestaciones Sociales de Castilla-La Mancha, Guadalupe Martín, en su visita a la sede de la Entidad Movimiento por la Paz en Toledo
La viceconsejera de Servicios y Prestaciones Sociales de Castilla-La Mancha, Guadalupe Martín, en su visita a la sede de la Entidad Movimiento por la Paz en Toledo

El Gobierno de Castilla-La Mancha favorece la protección de las personas refugiadas en Líbano frente a la covid-19 a través de la convocatoria de ayuda humanitaria y con un proyecto que desarrolla sobre el terreno la ONG Movimiento por la Paz (MDPL).

Así lo ha explicado la viceconsejera de Prestaciones y Servicios Sociales, Guadalupe Martín, en la visita realizada este sábado a la sede de esta Organización No Gubernamental en Toledo, en la que ha estado acompañada por el delegado de Movimiento por la Paz en Ciudad Real, Manuel Lorenzo Villar; la responsable del Área de Educación, María Fernández; y la responsable de Administración, Monserrat Conde.

El desarrollo de este proyecto ha sido posible gracias a la reformulación de un proyecto anterior que, “vista la necesidad y urgencia por la pandemia mundial por la covid-19, ha hecho necesario que destinen todos los recursos posibles a la protección, la prevención y la salud en los entornos más vulnerables en los que veníamos trabajando”, ha argumentado Guadalupe Martín.

Además, la viceconsejera ha defendido la importancia de mantener la ayuda humanitaria y ha puesto como ejemplo el trabajo que Movimiento por la Paz viene desarrollando en los campos de refugiados de Líbano para mejorar la situación de familias enteras que están huyendo de la guerra en sus países de origen y que, entre sus miembros, cuentan con alguna persona con diversidad funcional. 

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha financiado el trabajo que Movimiento por la Paz viene desarrollando tanto en el campo de refugiados de Saida como en la región de Baalbek en Líbano; concretamente, un total de 280 familias tienen algún miembro con discapacidad en el campo de refugiados de Saida.

La situación de expatriación en la que viven algunas familias se ha agravado por el impacto de la pandemia, que ha hecho que los campos de refugiados sean más herméticos, debido a los confinamientos y los cierres de actividad económica en los lugares de su entorno.

El Gobierno de Castilla-La Mancha forma parte de la Comisión Especial por covid-19 puesta en marcha por la Agencia Española de Cooperación y las comunidades autónomas en el seno de la cual se desarrolla la Estrategia de Respuesta Conjunta de la Cooperación Española frente a la covid-19.

De hecho, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado un total de 1.840.000 euros a financiar proyectos de Ayuda Humanitaria desde 2015, permitiendo el desarrollo de 77 proyectos, la mayoría de ellos de continuidad sobre el trabajo que ya se está realizando.

En 2021, la convocatoria de Ayuda Humanitaria destina un total de 255.400 euros y, con esa partida, se financian 12 proyectos en todo el mundo. 

Visita a la sede de la Entidad Movimiento por la Paz

Comentarios