jueves 27/1/22

Castilla-La Mancha destina 71 millones a digitalizar sus aulas y a mejorar el sistema educativo

Por otra parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha sacará una convocatoria antes de finalizar el trimestre para que hasta 15 centros educativos diseñen sus propias aulas del futuro
La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha presentado el Plan de Digitalización Educativa de Castilla-La Mancha 2021-2023
La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha presentado el Plan de Digitalización Educativa de Castilla-La Mancha 2021-2023

Convertir las aulas en espacios interactivos digitales y modernizar así el proyecto educativo regional es el objetivo del Plan de Digitalización Educativa de Castilla-La Mancha 2021-2023, que dotado con más de 71 millones de euros, irá dirigido a reducir la brecha digital, renovar y ampliar la dotación tecnológica de los centros públicos y mejorar la competencia digital de alumnos y profesores.

Así lo ha destacado este lunes la titular regional de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, durante la presentación del citado plan en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por el director de Administración Digital, José Angel Morejudo, y el viceconsejero de Educación, Amador Pastor.

La consejera ha explicado, para materializar la reducción de la brecha digital, se van a repartir a lo largo de los próximos tres años más de 15.600 dispositivos informáticos que, sumados a los ya 75.000 entregados antes de la pandemia, hará que el alumnado disponga de más de 100.000 tabletas y ordenadores en 2023.

En cuanto a la ampliación de la dotación tecnológica, para transformar las aulas convencionales en digitales, se va a dotar a los colegios e institutos con más de 16.500 paneles digitales interactivos y otros tantos ordenadores portátiles, "lo que nos va a permitir -ha subrayado la consejera- que todas y cada una de las aulas de la región cuenten con esta tecnología que va a permitir esa transformación, ese cambio sustancial pedagógico que viene a completar y mejorar nuestro sistema educativo".

Para el manejo de estas tecnologías se va a realizar una formación específica sobre su uso y aprovechamiento, ha puntualizado la consejera, quien ha avanzado que tanto la instalación de las aulas digitales interactivas como la adquisición de dispositivos para cubrir la brecha digital estarán listas para mediados de 2023 y tendrá un coste en su conjunto de 55,8 millones de euros.

En cuanto al tercer objetivo, el de mejorar la competencia digital del profesorado, alumnado y de todos los centros sostenidos con fondos públicos, se va a desarrollar un programa dotado con casi 15 millones de euros, que perseguirá, por un lado, acompañar y formar a los centros educativos para que elaboren el plan de digitalización de centro y, por otro, conseguir que el 80 por ciento de los docentes de la región adquieran un nivel intermedio -B1- de competencia digital docente en el año 2023.

La consejera ha detallado también que, tanto para desarrollar la formación como para la implantación de los planes digitales, se ha contratado a 40 dinamizadores que darán cobertura a lo largo de quince zonas tanto a centros públicos como privados, para que todo este proceso de transformación digital "no suponga una carga más para el centro", sino que les ayuden a ver cuál es el estado real del centro y a diseñar con ellos esos itinerarios que van a facilitar su incorporación tecnológica.

Por último, la consejera ha avanzado que, a lo largo de todo este curso, se está trabajando en otro aspecto muy importante dentro de la estrategia de digitalización como es la instalación del primer Aula de Futuro, que busca fundamentalmente mejorar la formación del profesorado y de los procesos de enseñanza y aprendizaje a través de las metodologías activas, haciendo mucho más flexibles los espacios, "como debe ser un aula de futuro", ha aseverado.

Por su parte, el director general de Administración Digital ha explicado que, dentro del marco de este Plan de Digitalización Educativa, se ha puesto en marcha también el nuevo Centro de Atención al Usuario, que perseguirá el objetivo de facilitar el uso de la tecnología y mantenerla en buen estado.

A través de este centro, con sede en Talavera de la Reina, se dará cobertura a más de 90.000 dispositivos informáticos y se ofrecerá servicio técnico, tanto físico como telemático, a todos los centros sostenidos con fondos públicos de la región, así como a la Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha, y también a las familias, a través de un soporte físico que se ofrecerá desde las provincias, con personal distribuido por zonas .

Comentarios