lunes 25/10/21

Castilla-La Mancha coordinará la participación autonómica en Sanidad en el Consejo de la UE

Las prioridades para el segundo semestre de 2021 se centrarán en los sistemas sanitarios más resilientes, la independencia de la Unión Europea en el suministro de medicamentos y establecer una unidad de respuesta ante emergencias sanitarias
El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha presidido una reunión de seguimiento del nuevo estado de alarma en Castilla-La Mancha
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz (iz), en una imagen de archivo durante una reunión en la Consejería

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha tomado el relevo en la coordinación de la participación de las comunidades autónomas en el Consejo de la Unión Europea en su formación de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO), en la parte de Sanidad, recogiendo el testigo de la comunidad autónoma de Aragón.

Según el ciclo de rotaciones establecido en los acuerdos de la CARUE, el turno de representación correspondía además a Castilla-la Mancha en el primer semestre de 2022, por lo que ejercerá esta función de representación durante un año ininterrumpido, hasta junio de 2022, informa la Consejería de Sanidad.

A la reunión de traspaso de la coordinación han asistido representantes de las Áreas de Sanidad y Asuntos Europeos de las comunidades autónomas de Aragón y Castilla-La Mancha, así como miembros de la Representación Permanente de España ante la Unión Europea (REPER).

El Consejo EPSCO reúne a los ministros encargados de Empleo, Asuntos Sociales, Sanidad y protección de los consumidores de todos los Estados Miembros de la Unión Europea junto con los comisarios europeos competentes que también participan en dichas sesiones.

Desde el año 2004 se permite la participación directa de las comunidades autónomas en las formaciones y en los grupos de trabajo del Consejo EPSCO en los que se debaten materias de competencia autonómica, para lo cual se designa una coordinación que recae cada seis meses en una de las comunidades autónomas participantes.

En este marco, Castilla-La Mancha, como comunidad coordinadora, asumirá la responsabilidad y el compromiso en la transmisión de la información, actuaciones del Consejo y los grupos de trabajo con la finalidad de conseguir una participación efectiva de las comunidades autónomas en los ámbitos de su competencia.

Asimismo, será responsable de dirigir la elaboración de un texto, consensuado con todas las comunidades autónomas y los ministerios afectados, que recoja la posición común de todos ellos sobre los asuntos a debatir en el seno del Consejo y en materia de competencia autonómica sanitaria.

Las prioridades de la presidencia eslovena en el ámbito de la salud se centrarán en tres áreas fundamentales que incluyen la cooperación y respuesta eficaz ante las crisis y las emergencias sanitarias para lograr sistemas sanitarios más resilientes; la independencia de la UE en el suministro de medicamentos tras las dificultades de los peores momentos de la pandemia y poner énfasis en la preparación ante las crisis reforzando el papel de las principales agencias sanitarias de la UE: el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Las tareas y competencias definidas, tanto a nivel nacional como de la UE, serán tratadas, tanto en el Consejo de ministros de octubre como, con la participación de Castilla-La Mancha, en el Consejo EPSCO (ámbito de salud) programado para el 7 de diciembre en Bruselas.

Comentarios