El fiscal superior de Castilla-La Mancha recibe la Cruz de San Raimundo de Peñafort

De otro lado, el ministro de Justicia ha dicho que con el tiempo se podrán ver las "virtudes" de las reformas judiciales y procesales emprendidas en la última legislatura, al igual que ha ocurrido con las reformas hechas en la Administración

El fiscal superior de Castilla-La Mancha ha recibido la Cruz de San Raimundo de Peñafort de manos del ministro, Rafael Catalá - EFE/Manu
photo_camera El fiscal superior de Castilla-La Mancha ha recibido la Cruz de San Raimundo de Peñafort de manos del ministro, Rafael Catalá - EFE/Manu

El fiscal superior de Castilla-La Mancha, José Martínez, ha recibido hoy la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort por su trayectoria y los servicios prestados a la Administración de Justicia.

La distinción le ha sido impuesta por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que ha presidido el acto celebrado en el salón de plenos de la sede del Tribunal Superior de Justicia en Albacete.

Martínez ha manifestado su agradecimiento a sus compañeros fiscales que le propusieron y ha elogiado "el universo de la justicia" al que pertenece y que "es más que una profesión, con su lenguaje, sus escenarios y sus personajes, héroes y villanos".

Martínez ha escuchado primero la 'laudatio' de parte del teniente fiscal Ramón Sánchez Melgarejo, donde se le ha destacado como "gran fiscal, magnífico profesor y mejor persona", y ha intervenido después de recibir la Cruz de manos del ministro, reconociendo su "emoción" por el acto y mostrándose "orgulloso" por la distinción recibida.

El fiscal superior ha agradecido a sus compañeros la propuesta de esta condecoración "que premia la trayectoria profesional y los servicios prestados" y ha hecho un elogio de la justicia que es, "más que una profesión, un universo con su lenguaje, sus escenarios y sus personajes, héroes algunos y villanos otros".

Tras Martínez ha intervenido el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Vicente Rouco, quien ha destacado del fiscal superior que es "un hombre sencillo y trabajador, que ha logrado destacar en su tierra" y lo ha hecho "sin cambiar los valores" que descubrió en él hace 28 años.

Por su parte, la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, ha definido a José Martínez como "un jurista práctico" que ha destacado en su trayectoria como fiscal, como docente y también como preparador de opositores en la carrera de juez y fiscal, con una "excelente gestión diaria".

El ministro, Rafael Catalá, ha cerrado el acto y ha reconocido primero "el privilegio de ser ministro de Justicia para representar al Ministerio en actos como éste".

Ha asegurado que la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort para José Martínez está "sobradísimamente justificada" por sus méritos y virtudes.

VALORAR LAS "VIRTUDES" DE LAS REFORMAS

De otro lado, el ministro de Justicia en funciones ha dicho que con el tiempo se podrán ver las "virtudes" de las reformas judiciales y procesales emprendidas en la última legislatura, al igual que ha ocurrido con las reformas hechas en la Administración de Justicia en las últimas décadas.

En su intervención Catalá ha asegurado que las reformas darán su fruto aunque hay "muchos asuntos pendientes y reformas a abordar en el futuro".

El ministro ha defendido las iniciativas tomadas por su departamento y ha destacado "muchas cosas que funcionan bien frente a otros que solo ven los problemas y la negatividad".

También ha resaltado que "con mejor o peor acierto", las reformas emprendidas han buscado "modernizar la justicia", y ha pedido tiempo para que las medidas consigan su objetivo.

"En los últimos 20 años todas las reformas generaron resistencia y críticas", ha dicho, añadiendo que "al pasar los años vamos viendo las virtudes y bondades de esas reformas".

Catalá se ha mostrado "confiado" en que en el futuro "podamos ver las virtudes" de las reformas hechas ahora, y también "aspectos mejorables", y ha subrayado que "tenemos una justicia independiente, altamente cualificada, con magníficos profesionales".

Asimismo, ha hecho mención a los "desafíos" a los que hacen frente, como "nuevas formas de delincuencia o nuevas tecnologías que en fases iniciales quizá añaden complejidad", y ha dicho que con profesionales como el fiscal superior hoy reconocido con la Cruz de San Raimundo de Peñafort es como se conseguirá el objetivo de poner la Administración de Justicia al día.

Comentarios