viernes 03.07.2020

Una 'espectacular' bola de fuego sobrevoló la pasada noche Castilla-La Mancha

Una 'espectacular' bola de fuego sobrevoló la pasada noche Castilla-La Mancha
Una 'espectacular' bola de fuego sobrevoló la pasada noche Castilla-La Mancha

Una bola de fuego "espectacular", cuya luminosidad se pudo ver a más de 400 kilómetros de distancia, ha sobrevolado esta pasada noche Castilla-La Mancha y ha sido registrada por varios detectores instalados en el Complejo Astronómico de La Hita, en la provincia de Toledo.

El fenómeno se produjo por la entrada en la atmósfera terrestre de un fragmento del cometa Encke a algo más de 110.000 kilómetros por hora, según ha explicado en un comunicado La Hita, ubicado en La Puebla de Almoradiel (Toledo).

La bola de fuego ha sobrevolado Castilla-La Mancha a las 22:47 de esta pasada noche y ha sido registrada por los detectores que la Universidad de Huelva tiene en La Hita y en los observatorios astronómicos de Calar Alto (Almería), La Sagra (Granada), Huelva y Sevilla.

Estos detectores trabajan en el marco del proyecto Smart, cuya finalidad es monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

El análisis que ha realizado el profesor de la Universidad de Huelva José María Madiedo, investigador responsable del Smart, ha permitido establecer que el impacto del fragmento del cometa se produjo a algo más de 110.000 kilómetros por hora y se localizó a unos 111 kilómetros de altura sobre la provincia de Albacete.

Desde esa posición, la bola de fuego avanzó en dirección noroeste hasta extinguirse a unos 75 kilómetros de altitud sobre el sur de la provincia de Cuenca.

La Hita ha explicado que los fragmentos desprendidos del cometa Encke son, en su mayor parte, más pequeños que un grano de arena y se cruzan con la órbita de la Tierra desde mediados de septiembre hasta finales de diciembre.

Al impactar contra la atmósfera, estas partículas producen varias lluvias de estrellas conocidas como Táuridas aunque algunos fragmentos pueden tener un tamaño mayor y su impacto genera bolas de fuego brillantes como la de anoche.

En este sentido, es "previsible" que fenómenos similares, asociados al cometa Encke, vuelvan a repetirse a lo largo de las próximas semanas.

Más información en vídeos 
Comentarios