martes 21/9/21

Piqueras: la mayoría de medios se han volcado y actuado como servicio público

El periodista albaceteño y director de Informativos Telecinco recibirá este lunes la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha
El periodista albaceteño Pedro Piqueras, director de Informativos de Telecinco desde hace 15 años, Medalla de Oro de Castilla-La Mancha - EFE/Mediaset
El periodista albaceteño Pedro Piqueras, director de Informativos de Telecinco desde hace 15 años, Medalla de Oro de Castilla-La Mancha - EFE/Mediaset

El periodista albaceteño Pedro Piqueras, director de Informativos de Telecinco desde hace 15 años, que este lunes recibirá la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha, considera que "la mayor parte de los medios se han volcado y han actuado como servicio público" durante la pandemia, y ha agregado que "además, así debe ser".

En una entrevista con la Agencia Efe en vísperas de recibir un premio que agradece "profundamente", este veterano periodista (este mes ha cumplido 66 años) que es el rostro de los informativos de la noche en Telecinco, habla de la pandemia, que ha sido "durísima en todos los sentidos" y de periodismo, de que cada vez le gusta "menos" la entrevista política y de la relación con su ciudad, Albacete, de la que nunca se ha ido "del todo".

Piqueras afirma que este tiempo de pandemia "ha sido durísimo en todos lo sentidos", y "lo sigue siendo", ya que "se ha quebrado la relación humana de mucha gente" y ha sido "doloroso", sobre todo la muerte de amigos, el sufrimiento o los casos cercanos, como su hermano, que estuvo hospitalizado.

En su caso, reconoce que tiene "la suerte" de trabajar en una redacción de 200 personas, donde "son todos magníficos, jóvenes, y me insuflan su optimismo, aunque yo también lo soy" y en la que se encuentra "muy a gusto". Tanto, que ésta es su parte social: "mi parte social es el trabajo, por eso me ha venido muy bien venir todos los días y trabajar".

Echando la vista atrás, recuerda que al principio de la pandemia continuamente se recordaba a la población a necesidad de lavarse las manos, aplicarse gel hidroalcohólico, utilizar guantes, primero, y mascarilla, después… "Hemos tenido que desdecirnos los periodistas muchas veces. Hubo un confinamiento pero también un desconcierto porque no se sabía nada", asegura.

Piqueras mantiene que él siempre procura ser prudente, "contarlo todo, contarlo bien y siempre pensar en las víctimas, en los fallecidos, y en que todos debíamos ser responsables".

Como periodista, le interesa más la gente que una opción política u otra, y en este sentido defiende que el informativo que ha hecho en este año largo ha estado "muy al lado de la gente", por ejemplo con las entrevistas a artistas, escritores o intelectuales "para que todos viéramos a gente muy conocida" que estaba pasando el confinamiento y la pandemia como el resto de la sociedad.

A su juicio, los periodistas, en general, han ejercido su función de servicio público y se han sentido responsables no de lo que estaba ocurriendo sino de facilitar la labor, intentar que no hubiera más víctimas, reconocer el trabajo de los sectores que estaban en primera fila y "denunciar las cosas que se estaban haciendo mal para que todo se hiciera mejor".

"La mayor parte de los medios sí se han volcado y han actuado como servicio público, y además así debe ser", asegura Pedro Piqueras, al tiempo que deja claro que "es el mejor servicio público que se podía hacer".

Aunque gran parte de su trayectoria profesional ha estado ligada a la radio, en 1977 llegó a RNE, dice que en este momento su medio es la televisión, pero si esta pregunta se la hubieran hecho hace 50 años su respuesta habría sido que televisión "ni de broma".

De hecho, le costó "mucho" cambiar a la televisión e incluso rechazó un primer ofrecimiento porque estaba "muy a gusto en la radio", y en concreto si hoy día tuviera que regresar, por cualquier motivo, a la radio no le importaría "en absoluto" y lo encararía "como algo maravilloso, con toda la ilusión del mundo y de la mejor manera" porque la clave está en "hacer la cosas bien en cada momento".

"LA ENTREVISTA POLÍTICA CADA VEZ ME GUSTA MENOS"

En su trabajo, Piqueras explica que no se coloca "al servicio de un partido determinado o de otro. Eso conmigo no va" y aunque dice que esta postura "no está de moda en absoluto" agrega que él "difícilmente" se sitúa en una posición en un tema político.

Por contra, sí critica "cosas que da miedo que pasen, que estamos blanqueando algunas ideologías que me parece un poco absurdo pero se están blanqueando" y antepone "siempre" la convivencia.

Hablando de política y políticos, lamenta que acuden a muchas entrevistas y no cuentan nada, "se limitan a mandar su mensaje", o sea "cuentan lo que dice su jefe de gabinete que cuenten, y es un horror".

No se vé como un periodista que acorrala a su entrevistado, "porque creo que mi misión no es acorralar y que el titular sea que ese periodista acorrala sino un titular de lo que ha dicho el entrevistado", pero reconoce que muchas veces el mensaje que se manda es el mismo y por eso "la entrevista política cada vez me gusta menos".

“NO HE DEJADO DE MANTENER NUNCA” LA RELACIÓN CON ALBACETE

Aunque ha recibido muchos premios durante su trayectoria (Antena de Oro Premio Ondas, Premio Eisenhower), asegura que la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha que recibirá este lunes "no tiene nada que ver con el resto", es algo "distinto" sin desmerecer a ninguno, porque es "la más alta distinción que puede tener un castellanomanchego".

Y Pedro Piqueras sigue manteniendo su vínculo con Albacete, la ciudad en la que vivieron sus padres toda la vida, en la que viven su hermano y sus sobrinos, y donde tiene amigos y mucha gente conocida.

"No es que mantenga relación, es que no he dejado de mantenerla nunca. Es más, diría que soy parte del mobiliario urbano, la gente cuando voy por allí te saluda como si me hubiera ido el día anterior. No soy una persona que se haya ido del todo jamás", afirma al mismo tiempo que resalta lo agradecido que está a Madrid, donde nunca se ha sentido ajeno y que es una ciudad que le "encanta".

Cuando recoja el premio en Guadalajara quiere hacer un homenaje a toda la gente que le ha ayudado, porque "nadie hace solo su camino, sea mejor o peor" y en su caso todavía recuerda consejos que le dieron en su juventud y que le sirven "cuando hay momentos de duda, de inseguridad".

A este veterano periodista le gusta practicar yoga, porque le serena y le ayuda a mantener "este nivel de tensión que llevo", y la música, en concreto tocar el piano, que hace "fatal" pero le permite estar hora y media "sin pensar en otra cosa que en las notas".

Pedro Piqueras se sigue viendo "como el chaval que trabajaba en RNE", aunque sabe que "te puede fallar el cuerpo", que el corazón "ha empezado a dar la lata" y que el cansancio juega su baza, y sostiene que en esta pandemia "nos hemos encontrado, sobre todo, con nosotros mismos. No sé si seremos mejores o peores, pero sí que nos conocemos mejor".

Comentarios