miércoles 21/4/21

La soledad se instala en los hogares españoles el año de la pandemia de la covid-19

La última Encuesta continua de hogares elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) ofrece una radiografía de cómo las familias españolas han afrontado este 2020 de pandemia y confinamiento y revela que un total de 4.849.900 personas han vivido estos duros meses en soledad
Una mujer toma el sol durante el confinamiento por el coronavirus, importante para la vitamina D - EFE
La soledad se instala en los hogares españoles el año de la pandemia de la covid-19

La soledad se instala cada vez con más fuerza en los hogares españoles y una de cada cuatro viviendas familiares está ocupada por una única persona, mientras que el número de españoles que viven solos va en aumento (supone el 10,4 % de la población) y la mayoría son mujeres mayores de 65 años.

La última Encuesta continua de hogares elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) ofrece una radiografía de cómo las familias españolas han afrontado este 2020 de pandemia y confinamiento y revela que un total de 4.849.900 personas han vivido estos duros meses en soledad.

Así, según estos datos, uno de cada cuatro hogares en España está compuesto por una única persona, una cifra que ha aumentado un 2 % con respecto al año anterior y que implica que el 10,4 % de la población residente en viviendas familiares lo hace sin compañía.

En España había 4.849.900 personas viviendo solas en el año 2020. De ellas un 43,6 % tenían 65 o más años y, a partir de esa franja de edad, el 70,9 % (1.511.000) eran mujeres. El 44,1 % de las mujeres mayores de 85 años vivían solas frente al 24,2 % de los hombres.

Los hogares unipersonales de personas de 65 y más años han aumentado un 6,1 %, mientras que los formados por menores de 65 años disminuyeron un 0,9 % y, en estos casos, estaban formados mayoritariamente por hombres (el 59,1 %).

En general, los hombres que viven solos son solteros (59,7 %), mientras que las mujeres son viudas (45,5 %).

En 2020 el número de hogares volvió a aumentar hasta alcanzar los 18.754.800 como valor medio (un 0,7 % más que el año anterior) y la población residente en viviendas familiares se incrementó un 0,5 %, mientras que el tamaño medio de los hogares se mantuvo en 2,5 personas por hogar.

Los más frecuentes volvieron a ser los formados por dos personas (30,4 % del total), le siguieron los unipersonales (26,1 %), mientras que los hogares de cinco o más miembros constituyeron el 5,8 % del total, su tamaño medio fue de 5,6 personas y concentraron al 13,1 % de la población.

Atendiendo al número de hijos que viven con la pareja, en España había 3,91 millones de hogares formados por parejas sin hijos, 2,89 millones formados por parejas con un hijo y 2,76 millones por parejas con dos hijos.

El número de parejas que vivían con tres o más hijos se situó en 562.200, con un incremento del 2,1 % respecto a 2019.

Las parejas casadas supusieron el 83,8 % del total en 2020 (un 0,9 % menos que el año anterior) y las parejas de hecho el 16,2 % (un 2,5 % más).

Esta encuesta refleja un aumento de un 3 % en el número de hogares monoparentales (formados por uno solo de los progenitores con hijos) de los que el 81,4 % están integrados por una madre y sus hijos. De hecho, los hogares monomarentales crecieron un 3,4 % (hasta los 1.582.100), frente al aumento de un 1,6 % en el caso de los núcleos familiares formados por un padre con hijos (356.900).

En un 37,6 % de los hogares de madres con hijos ésta era viuda, en un 40,2 % separada o divorciada, en un 15,8 % soltera y en un 6,4 % casada.

Además, el 55 % de los jóvenes entre 25 y 29 años vive con sus padres o con alguno de ellos, un porcentaje que ha crecido 6,5 puntos en los siete últimos años. El 62,9 % de los no emancipados era hombre y el 46,9 % mujer.

Por su parte, el porcentaje de personas de 30 a 34 años que vivían con sus padres o con alguno de ellos se situó en el 25,6 %, con un aumento de 5,1 puntos desde 2013.

El 76,9 % de los hogares ocupaba viviendas en propiedad, mientras que el 17,3 % vivía de alquiler y los datos del INE evidencian que el régimen de tenencia de las viviendas varía según la nacionalidad, de manera que el 56 % de los hogares con algún miembro extranjero vivían en régimen de alquiler, frente al 11,7 % de los hogares con todos sus miembros de nacionalidad española.

Por comunidades autónomas, las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla presentaron los hogares con mayor número de miembros, con más de tres personas en ambos casos, seguidas de Murcia (2,72 personas) y Baleares (2,62). En el extremo opuesto figuran Asturias (2,20), Castilla y León (2,29) y Cantabria y País Vasco (2,37 ambas).

Melilla (19,6 %), Ceuta (17,2 %) y Murcia (9,1 %) presentaron los mayores porcentajes de hogares de cinco o más miembros frente a Asturias (2,5 %), Castilla y León (3,4 %) y Extremadura (4 %) que tuvieron los menores.

Las comunidades con mayor porcentaje de hogares unipersonales fueron Asturias (31 % del total de hogares), Castilla y León (30,2 %) y La Rioja (28,9 %), mientras que los menores porcentajes se dieron en Melilla (18,9 %), Ceuta (20,9 %) y Murcia (21,6 %).

Comentarios