lunes 28/9/20

Los embalses bajan del 40% de su capacidad y guardan un 22,94% menos de agua

De este modo, en la fecha actual 2019 comienza a situarse entre los años con menos agua embalsada no solo de este siglo sino desde que en 1990 comenzaron los registros.

La reserva hidráulica se encuentra al 39,82 por ciento de su capacidad total esta semana, en la que ha perdido 310 hectómetros cúbicos (el 0,6% de su capacidad total), según datos del Ministerio para la Transición Ecológica, que indican que en la actualidad los embalses guardan un total de 22.346 hectómetros cúbicos, lo que supone un 22,94 por ciento menos agua que en las mismas fechas del año pasado.

Los datos reflejan que actualmente los embalses guardan 22.346 hectómetros cúbicos, un 33,43 por ciento menos agua embalsada que la media de los últimos diez años y tienen casi 12 puntos porcentuales menos que hace un año, cuando estaban al 51,7 por ciento.

De este modo, en la fecha actual 2019 comienza a situarse entre los años con menos agua embalsada no solo de este siglo sino desde que en 1990 comenzaron los registros.

NIVELES SIMILARES A LOS DE 1990 PARA LA ÉPOCA

En concreto, datos del Ministerio para la Transición Ecológica facilitados a Europa Press, señalan que para encontrar los embalses con un volumen de agua embalsada similar al actual en la semana 42 hay que remontarse hasta 1990, cuando estaban al 39,88 por ciento, ligeramente más altos que el 39,82 por ciento actual.

Los datos descendentes sitúan el volumen de agua embalsada muy lejos de la situación que se vivía hace un año, cuando el 16 de octubre los embalses estaban al 51,7 por ciento pero más cercanos a los niveles de hace dos años, cuando en estas fechas la reserva hidráulica estaba al 37,9 por ciento. Precisamente, 2017 fue uno de los años con mayor sequía del siglo XXI.

Por ámbitos, la reserva en la actualidad se encuentra al 68,5 por ciento en el Cantábrico Oriental; al 60,4 por ciento en Cantábrico Occidental; al 58,4 por ciento en Miño-Sil; al 62,7 por ciento en Galicia Costa; al 66,7 por ciento en las cuencas internas del País Vasco y al 40,8 por ciento en el Duero.

Además, el Tajo está al 34,4 por ciento; Guadiana, al 38,2 por ciento; El Tinto, Odiel y Piedras, al 61,6 por ciento; Gudalaete-Barbate al 46 por ciento; Guadalquivir, al 34,7 por ciento; la Cuenca Mediterránea Andaluza, al 50,7 por ciento; Segura, al 27,6 por ciento; Júcar, al 30 por ciento; Ebro, al 44 por ciento y las cuencas internas de Cataluña, al 55,2 por ciento.

Esta semana las precipitaciones afectaron a la vertiente Atlántica pero fueron prácticamente nulas en la vertiente Mediterránea. De hecho, la máxima se produjo en Lugo, con 53,4 litros por metro cuadrado.

33,43% MENOS QUE LA MEDIA DEL DECENIO

Los embalses tienen actualmente un 33,43 por ciento menos agua embalsada que la media de los últimos diez años y un 22,94 por ciento menos agua que en las mismas fechas de hace un año, cuando los embalses estaban al 51,7 por ciento.

Sin embargo, este 2019 no es el de menos agua embalsada desde que hay registros, puesto que en 2017 en estas mismas fechas se situaban en el 37,85 por ciento, puntos porcentuales por debajo, pero precisamente, el año 2017 fue el año con menos agua embalsada de la década y uno de los peores del siglo.

Para encontrar un dato inferior al actual (39,82%) durante la semana 42 del año de las últimas tres décadas, hay que volver la vista atrás hasta los años 1991 (38,69%), 1992 (38,08%), 1994 (33,83%), 1995 (25,52%); 2005 (39,32%), 2006 (38,62%) y 2017 (37,85%).

De este modo, a falta de la llegada de abundantes lluvias, 2019 se sitúa en este momento como el cuarto año con menos agua embalsada del siglo y el octavo de los últimos 29 años.

Más información en vídeos 
Comentarios