lunes 13.07.2020

UCLM plantea priorizar la docencia online combinándola con la formación presencial

Tras las intenciones de la UCLM, el sindicato UGT asegura que enseñanza presencial es insustituible y alerta de brecha digital
El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado, en una imagen de archivo en rueda de prensa
El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado, en una imagen de archivo en rueda de prensa

El vicerrectorado de Docencia de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha hecho público los criterios generales para la planificación del curso 2020-2021 al objeto de que la comunidad universitaria pueda participar con sus propuestas en la apuesta por un nuevo curso con modelo bimodal.

Así lo ha adelantado el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, quien ha señalado que se compaginará la presencia de estudiantes en prácticas, evaluaciones y clases alternas, con seguridad y certificación de calidad, con clases virtuales en hiperaulas y escenarios mixtos con tecnología.

En el documento que la vicerrectora de Docencia, Mabel López, ha hecho llegar a la comunidad universitaria, y al que ha tenido acceso Efe, ha recordado que la crisis sanitaria sufrida desde marzo ha implicado un gran esfuerzo por parte de todos para "poder adaptarnos satisfactoriamente a las diferentes metodologías docentes y sistemas de evaluación".

Ha reconocido que se debe afrontar la programación y planificación del nuevo curso con las medidas de distanciamiento físico necesarias para garantizar la seguridad de todos y que, mientras se mantenga la alerta sanitaria, es necesario adoptar, de forma excepcional, un modelo de enseñanza-aprendizaje que implique una combinación de la enseñanza presencial y a distancia, con preferencia de esta, "aprovechando lo mejor de cada una".

Serán los centros, en colaboración con los departamentos, los responsables de proponer la planificación docente de todas las actividades académicas para el primer cuatrimestre del curso 2020-2021, que se podrá alargar al segundo, y que se deberá realizar de acuerdo con el calendario académico oficial ya establecido y cumpliendo con las medidas de distanciamiento publicadas por las autoridades sanitarias, recogidas en las recomendaciones del Servicio de Prevención y Medio Ambiente (SPMA) de la UCLM.

Atendiendo a esas consideraciones, la docencia se impartirá preferentemente en línea, mediante una combinación de clases por videoconferencia y de actividades de enseñanza-aprendizaje mediante entornos virtuales, si bien se podrán planificar ciertas actividades presenciales, particularmente la impartición de prácticas o aquellas actividades cuya realización en formato presencial aporte un mayor valor docente.

Además, se podrá integrar la clase en el aula de forma presencial con una parte de los estudiantes y la conexión por Internet del resto en una misma sesión, de forma que los estudiantes se alternen en estas fórmulas, para lo que se dispondrá del sistema institucional de 'Campus Virtual', complementado con las plataformas corporativas de clase virtual y videoconferencia (Teams y Skype Empresarial).

El documento del Vicerrectorado también recomienda potenciar la aplicación de metodologías de aprendizaje centradas en el estudiante, basado en proyectos/problemas, de trabajo en grupo o de clase invertida, y reconoce, asimismo, que la evaluación pueda realizarse presencialmente, siempre manteniendo las medidas de distanciamiento.

No obstante, recoge que se deberá potenciar la evaluación continua en modalidad no presencial, de acuerdo con las directrices académicas de adaptación de la evaluación presencial y a la no presencial publicadas por la UCLM para este tipo de evaluación.

Propone, además, mantener el calendario académico para el curso y que las asignaturas se podrán cambiar de cuatrimestre, previa autorización del Vicerrectorado, si con ello se facilita la planificación de las actividades presenciales para el cumplimiento de las medidas de higiene y distanciamiento.

Las adaptaciones del modelo docente y de la evaluación deberán reflejarse en las guías docentes y, de acuerdo a las indicaciones que formulen en cada momento las autoridades sanitarias, las actividades presenciales se realizarán en los espacios disponibles con las adaptaciones pertinentes, además de proponer el habilitar salas o aulas con equipamiento audiovisual interactivo para docencia en escenarios mixtos, en función de las necesidades.

LA ENSEÑANZA PRESENCIAL, "INSUSTITUIBLE"

Por su parte, el sindicato UGT de Castilla-La Mancha ha señalado que parte de la enseñanza presencial es "insustituible" y ha advertido del riesgo de aumentar la brecha digital con la educación a distancia propuesta en el nivel universitario.

En un comunicado de prensa, la organización sindical ha valorado las decisiones de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes en relación a las clases del próximo curso escolar.

En este sentido, ha considerado "un poco precipitada" la decisión de la UCLM de transformar las clases del primer cuatrimestre del curso que viene en clases a distancia.

A este respecto, el responsable regional de Enseñanza de UGT, Manuel Amigo, ha recomendado "esperar a conocer la situación sanitaria en los meses siguientes y, llegado ese punto, decidir qué medidas son las más adecuadas para evitar contagios y rebrotes de coronavirus".

Con respecto a los niveles de Infantil, Primaria y Secundaria para los que la Consejería ha anunciado el inicio de las clases el 9 de septiembre, UGT ha señalado que las clases presenciales son "insustituibles y fundamentales, a no ser que la situación sanitaria lo imponga".

A este respecto, Amigo ha indicado que en Infantil, Primaria y Secundaria los alumnos están en edades que "necesitan interactuar entre ellos y aprender juntos", además de que es "totalmente necesaria" la presencia de un profesor que tutele el proceso de enseñanza-aprendizaje de los contenidos de cada nivel.

Es más, ha resaltado que en la mayoría de actividades es "imprescindible" la presencia de un adulto, de un profesor o de los padres o madres, si dichas actividades se terminan realizando fuera del centro educativo, con la dificultad que eso supondría para la conciliación de la vida familiar y laboral.

Por otro lado, el sindicato ha alertado de que no se puede perder de vista el riesgo de aumentar la brecha digital antes de tomar cualquier decisión sobre la realización de las clases tanto en enseñanzas medias como en las universitarias.

De esta manera, ha señalado que si hubiera que volver a medidas de distanciamiento social o si el alumnado tuviera que trabajar ciertos contenidos a distancia, la Consejería de Educación y la UCLM "deberían garantizar la igualdad de condiciones distribuyendo el material electrónico necesario y mejorando la conectividad de aquellos que lo necesiten, porque de no hacerlo la brecha educativa será cada vez mayor", ha sentenciado.

Más información en vídeos 
Comentarios