Diez comunidades participarán en un ensayo piloto para testar la futura EBAU

Educación mantiene la prueba piloto de la nueva EBAU de antes de verano a pesar del aplazamiento un año del nuevo modelo
La corrección del examen de EvAU de Matemáticas II de la UCLM se adecuará a prueba, selectividad, EBAU, evau, universidad, universitarios, estudiantes, examen, prueba
photo_camera Diez comunidades participarán en un ensayo piloto para testar la futura EBAU

El Ministerio de Educación y Formación Profesional mantendrá la prueba piloto de la nueva Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) que tenía previsto realizar este año antes de verano, aunque la implantación definitiva del nuevo modelo de examen se haya aplazado un año, según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio.

La prueba piloto se realizará en primavera y, en principio, se hará en diez comunidades autónomas y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, para decidir cómo serán los exámenes de la prueba de acceso a la Universidad desde 2024, que será cuando entre en vigor el primer año de transitoriedad a la nueva prueba, que previsiblemente estará definitivamente implantada en verano de 2028.

Los grupos de trabajo, en los que participan profesores de Bachillerato y de Universidad, están todavía definiendo cómo será la prueba piloto de la nueva EBAU, según han asegurado fuentes del Departamento que dirige Pilar Alegría.

El Ministerio está estudiando mantener los exámenes por asignaturas de la prueba de acceso a la Universidad hasta 2028, que será cuando se implantará el modelo definitivo de la nueva prueba. Para que salga adelante esta propuesta, deberá aprobarse por Educación y las comunidades autónomas primero en comisión y posteriormente en una Conferencia Sectorial de Educación.

Tras el aplazamiento un año de la nueva prueba, el primera año de transitoriedad entrará en vigor en 2024 y en esa prueba no habrá el examen de madurez que inicialmente se había pensado, sino que se mantendrá el modelo de la actual fórmula materia-examen. Si el Ministerio y las comunidades autónomas finalmente aprueban la nueva propuesta, los exámenes por asignaturas se mantendrán hasta 2028.

El próximo verano, una vez se haya realizado la prueba piloto, ya se conocerán todos los detalles sobre cómo será la prueba de selectividad del primer año de transitoriedad. Así, a partir de 2024, en cada materia se irán incluyendo progresivamente el carácter competencial que irán teniendo las pruebas del nuevo modelo.

LA PROPUESTA INICIAL DE EDUCACIÓN PARA LA NUEVA EBAU

Las prioridades de la primera propuesta publicada por Educación, que contiene menos exámenes y un ejercicio de madurez, eran "el respeto de la autonomía de las administraciones educativas y universidades y una implantación gradual, pautada, del nuevo modelo, dirigida a generar tranquilidad a la comunidad educativa".

En el documento, el Ministerio aboga por que en los cursos 2023/2024, 2024/2025 y 2025/2026 se establezca un modelo en tránsito, que con el aplazamiento se retrasará un curso. Propone que los estudiantes realicen un total de cuatro ejercicios, contando cada uno de ellos un 25% de la nota.

Serán tres ejercicios de materias --uno específico sobre la materia de modalidad obligatoria de la elegida por el alumno (Matemáticas II o Latín II, por ejemplo), además de los ejercicios de las materias comunes de Historia de la Filosofía e Historia de España-- y un cuarto ejercicio de carácter general, en el que "en estos tres primeros cursos se valorarán principalmente las destrezas asociadas al ámbito lingüístico, y que pretende evaluar principalmente la madurez académica del alumnado".

Ya a partir del curso 2027/2028, tras hacerse oficial el aplazamiento, el citado ejercicio general de madurez supondrá un 75% de la nota, pasando a sustituir completamente a los ejercicios de las materias comunes, "puesto que se construirá sobre las competencias específicas de todas ellas". Se mantendrá el ejercicio específico de modalidad (con un peso del 25% de la nota). Por tanto, a partir de este momento, el alumnado realizará dos ejercicios: uno más globalizado y otro de materia.

En todos los casos, el ejercicio general de madurez constará de un dossier formado por una serie de documentos (textos, imágenes, infografías, gráficos, tablas, audiovisuales, etc.) que girarán en torno a un mismo tema, y en el cual se pedirá al alumnado que realice un análisis desde diferentes aspectos y perspectivas, respondiendo a diversos tipos de preguntas (cerradas, semiconstruidas y abiertas).

Comentarios